Cargando...
El agrónomo Juan Díaz y el veterinario Mauricio Rodríguez en uno de los sitios del establecimiento que podrá visitarse el próximo martes.

Agro > EMPRESARIALES

PGG y una tecnología que funciona no solo con el viento a favor

El martes 24, en el establecimiento Manchega, en Maldonado, –en Sierra de los Caracoles–, se desarrollará Pasturas 2019

Tiempo de lectura: -'

20 de septiembre de 2019 a las 05:04

Hablar de tecnología desde un contexto que respeta la lógica empresarial es el fundamento de Pasturas, jornada de campo organizada por PGG Wrightson Seeds y dedicada a discutir sistemas de producción agropecuaria. En esta 12a edición el objetivo, se indicó, es articular tecnologías forrajeras para mejorar el resultado ganadero.

Pasturas 2019 se desarrollará el martes 24 de setiembre, en el establecimiento Manchega, de Mauricio Rodríguez y Daniel y Luis Queirolo, ubicado en Sierra de los Caracoles, en Maldonado.

En diálogo con El Observador, Juan Díaz, gerente de Investigación y Desarrollo de PGG, explicó que todos los años el Pasturas rota entre tres grandes sistemas: ganadero, lechero y agrícola ganadero.

“El objetivo es discutir un rubro en un determinado momento, en una determinada región y con un perfil particular de productor. Entonces las soluciones, las recomendaciones y las discusiones se ajustan a la realidad del productor”, dijo.

 

 

Este año, en la denominada jornada de campo forrajera más grande que tiene el país, se visitará una empresa que trabaja bajo modalidad de arrendamiento, intentando hacer “la mejor ganadería de carne”, combinando el área de campo natural con afloramientos, con pasturas y verdeos.

Manchega, un establecimiento con un gran vínculo con CREA –pertenece al grupo CREA Treinta y Tres–, busca combinar estos recursos para lograr una eficiente y rentable producción intensiva de carne.

Díaz hizo referencia a que este evento tiene la particularidad de que se realizará en una zona con suelos “bastante marginales” que se combinan con “pasturas increíbles”.

 

La empresa acciona en un área 100% arrendada y eso es todo un desafío

 

“El establecimiento tiene unas 1.100 hectáreas y la mitad es campo natural. Las empresas que tienen la mitad campo natural y la mitad pasturas mejoradas son empresas bastante equilibradas”, reflexionó.

El especialista señaló que cuando se comienza a aumentar el área mejorada, empieza  a aumentar mucho la estacionalidad de la producción, porque las pasturas sembradas producen mucho más pasto, pero proporcionalmente producen mucho más en primavera “y para poder hacer un buen uso del pasto de primavera cada vez se hace más difícil, porque tenes menos campo natural y más área sembrada y no se puede recurrir al ganado que hay en el campo natural porque cada vez es menos en proporción al total”, explicó.

 

 

De esta manera, comentó el profesional, el desafío de usar muy bien el pasto de primavera es “cada vez es mayor”.

Campo arrendado

Otro punto clave de la jornada es que el 100% del área es arrendada. Por lo tanto,  la productividad tiene que ser mayor y eso impone un desafío muy grande a la empresa.

“La única manera de que ese negocio tenga sentido es que sea muy intensivo y muy inteligente, que logre pasar por momentos de precios altos, como los de hoy, y por momentos más difíciles, que van a venir”, indicó.

Según Díaz, los productores querían discutir su sistema con gente complementaria. “Veían que sus pasturas no eran muy productivas y necesitaban dar un paso más: que las pasturas duren, persistan y produzcan más”, dijo. 

 

Expondrán Ignacio Buffa, Germán Fernández y Eduardo Ugal 

 

De esta manera, el equipo de PGG descubrió que era un sistema que usaba mucho sorgo forrajero, que el 100% del área se sembraba sobre rastrojos de sorgo –se sembraba tarde  y recién daba pasto en la primavera– y que tenían problemas de implantación. 

“Lo primero que hicimos fue ajustar la rotación para que lograran sembrar en época y así mejoraran tres puntos: que tuvieran pasturas limpias, que pudiesen aprovechar la producción de forrajes de otoño y de invierno y, como la implantación era muy buena, que esa pastura lograra persistir tres, cuatro o cinco años”, informó.

Para eso se cambió la rotación y, en lugar de sorgo, implantaron un raigrás italiano de ciclo largo. También aportaron en conceptos de composición de las mezclas para pasturas. 

“Es un sistema demasiado fundado en festucas y en raigrases. Tiene resuelto el invierno, la primavera y el otoño, pero no el verano”, expresó.

Según Díaz, ese problema se puede resolver de dos maneras. Por un lado, con una estrategia ganadera, que descargue en invierno y primavera. Por otro lado, potenciando la producción de pasto en verano. Justamente, ese será el foco de discusión de Pasturas 2019: cómo hacer para producir más pasto en verano.

 

 

“Siempre nos reclaman la mirada económica de la tecnología. Por eso la jornada está dedicada a analizar una empresa comercial. Lo que va a primar es la lógica del empresario. Es decir, la tecnología que propongamos va a haber pasado por ese filtro”, aseguró.

En el evento se van a presentar resultados de ocho años de gestión, con un promedio positivo de US$ 150 por hectárea. “Se van a llevar las respuesta de cómo una empresa intensificó en ganadería”, adelantó Díaz.

Hizo referencia a que es un sistema basado en el pasto, el recurso forrajero más barato y el que hace sustentable al sistema.

Mesa de discusión

Lo que tiene de particular este evento es el tiempo y la dedicación que se le brindó a la parte de salón –que será realizada en el local de John Deere de las rutas 9 y 39–, dado que Manchega es una empresa muy pensada con “muy buenos registros productivos y económicos” y con empresarios que son “buenos expositores”.

La mesa redonda contará con la presencia de Ignacio Buffa, técnico sectorial del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA); Germán Fernández, productor agropecuario y presidente actual de la Federación Uruguaya de Grupos CREA (Fucrea); y Eduardo Urgal, director de Frigorífico Pando.

La discusión se basará en cómo diseñar una rotación con la mejor oferta de forraje posible asociada al sistema ganadero elegido. 

“La jornada es tan valiosa en un momento de oportunidad de inversión, como en momentos en los que no los hay, porque queremos aportar también cuando los números son difíciles, porque si nuestra tecnología solo funciona cuando el viento está a favor, tenemos un problema”, concluyó.

 

Sobre establecimiento Manchega
Mauricio Rodríguez, copropietario de Manchega, informó  a El Observador sobre la empresa y su actividad productiva. Se trata de un establecimiento de 1.100 hectáreas arrendadas, de las que casi el 50% tienen mejoramientos y, de ese total, un 40% son praderas.
Trabajan  con una secuencia de rotación: de una pradera vieja se sale con un raigrás de ciclo corto, luego se hace un sorgo de grano húmedo, un raigrás de ciclo largo y la implantación de las praderas de festuca en otoño temprano.
Desarrollan un sistema de recría de terneros machos y hembras para venta a cuota 481 o exportación. También tienen una cabaña de Aberdeen Angus y venden los reproductores, lo que  permite acceder a venta de genética.
Parte de los animales se venden gordos. Según Rodríguez, “lo interesante” es que se trata de un predio que tiene un índice de Coneat de 77 de promedio, pero produce 230 kilos de carne en promedio.
“Eso es lo que hacemos: 230 kilos de carne, en el entorno de US$ 250 producto bruto y US$ 150 de ingreso capital como números promedio”, concluyó.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...