Nacional > Navidad y Fin de Año

Piden extremar cuidados con fuegos artificiales: en Navidad una niña de 4 años perdió falange de un dedo

Autoridades de la salud exhortan a que los niños no manipulen pirotecnia; otro niño fue afectado en un ojo y hubo mordeduras de perros, afectados por los estruendos 

Tiempo de lectura: -'

31 de diciembre de 2018 a las 10:20

Las tradicionales fiestas de fin de año vienen acompañadas de fuegos artificiales, y para prevenir accidentes que puedan arruinar la cena de Fin de Año las autoridades de la salud lanzaron una serie de recomendaciones.

En primer lugar, el Ministerio de Salud Pública (MSP) exhortó a que la pirotecnia no sea manipulada por niños. También pide que aquellos adultos que hayan consumido alcohol o drogas no los utilicen.

Además, la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) lanzó una campaña de concientización para que los niños no usen pirotecnia.

La Sociedad Uruguaya de Pediatría también publicó una campaña en la que indica que “algunos de los casos más frecuentes que se presentan en estas fechas tienen que ver con quemaduras superficiales en manos y ojos”.

“Muchas veces, estas son causadas por la explosión de dispositivos caseros creados por niños y adolescentes con restos de fuegos artificiales. Incluso, se registran graves lesiones generadas por los denominados ‘mega petardos’ o ‘súper bombas’, un tipo de explosivo que en años recientes ha provocado amputaciones de dedos a varios niños”, agrega en un comunicado.

Si un fuego artificial no funciona, el MSP recomienda no volver a encenderlo, esperar cinco minutos y luego sumergirlo en agua antes de desecharlo. También indica que es recomendable tener cerca un balde de agua, una manguera o un extinguidor de incendios por si hay una situación de emergencia.

A su vez, recuerda que los únicos fuegos artificiales que se pueden utilizar son aquellos habilitados por el Servicio de Material y Armamento (SMA). En caso de que haya algún lesionado, se debe consultar de forma inmediata a un médico y/o una emergencia móvil.

Las quemaduras en Navidad

La emergencia del Hospital Pereira Rossell atendió durante la Nochebuena a varios niños por quemaduras, dos de ellos con lesiones de mayor gravedad que el resto. 

Según informó a El Observador la profesora agregada de emergencia pediátrica del hospital, Patricia Dall'Orso, hubo dos casos de niños que sufrieron afectaciones de mayor entidad. Una niña de cuatro años tuvo que se internada debido a que perdió una falange, y otro niño de tres años sufrió lesiones en un ojo.

Además, Dall'Orso señaló que también hubo varios casos de niños mordidos por perros, que cambian su actitud habitual y se ponen nerviosos al escuchar el ruido de los fuegos artificiales.

Mónica Holcberg, pediatra e integrante del Comité de Prevención de Lesiones no intencionales de la SUP, aseguró en VTV que entre 2014 y 2015 tuvieron varios pacientes con amputaciones de dedo por culpa de las bombas de estruendo. Ahora la venta de estos fuegos artificiales están prohibidos, pero igual llegan por contrabando.

La SUP pide que los niños no tengan ningún tipo de contacto con los fuegos artificiales.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...