Economía y Empresas > Financial Times

Pies grandes: la tendencia femenina ignorada por la industria

Los pies de las mujeres han crecido lo suficiente para sostener una nueva industria

Tiempo de lectura: -'

07 de noviembre de 2018 a las 05:02

Por Pilita Clark

El otro día estaba en mi zapatería favorita de Londres cuando una mujer en el mostrador comenzó a llorar. “Dios mío”, dijo, mientras observaba la pequeña torre de zapatos que se acababa de probar mientras el asistente sumaba el precio. “Es un montón de dinero”.

Sí lo era. Yo he pagado menos por un coche de segunda mano. Hubo un horrible silencio y aparté la mirada. Sabía lo que iba a decir a continuación. “Me los llevo todos”, dijo rotundamente. “Nunca encontraré nada como ellos en ningún otro lugar”.

He visto escenas como ésta antes en Crispins Shoes, una tienda de aspecto nada especial escondida en una calle tranquila en el centro de la ciudad. Nunca se menciona en Vogue. Las celebridades no lo avalan. Nadie publica nada al respecto en Instagram. Sin embargo, inspira un nivel inaudito de devoción de sus clientes, porque satisface a las mujeres que sufren de la indignidad más indignante: los pies grandes.

Según el propietario de Crispins, Peiman Merikhy, hace poco vino una cliente regular de Bélgica, que llegó a las 10 a.m. y salió a las 12.30 p.m. con 39 pares de zapatos. “Uno de sus pies es más grande que el otro, así que compró dos pares de cada estilo y dejó los más pequeños en la tienda”. Otra mujer entró pidiendo botas y comenzó a llorar cuando el Sr. Merikhy sacó un par que se ajustaba a su talla europea 45. “Ella dijo que nunca había tenido un par de botas”, dijo. “Estaba increíblemente feliz”.

Me encanta escuchar historias como ésta, ya que mis pies miden 42.5 talla europea. También me alegro de que Crispins haya durado 40 años, tenga clientes desde Tel Aviv a Toronto y emplee a media docena de personas. 

Es bueno saber que hay varias otras tiendas especializadas en el Reino Unido que buscan zapatos en todo el mundo para mantener calzadas a las mujeres de pies grandes, incluyendo dos almacenes que están cerca de Crispins. Sin embargo, desearía que no hubiera necesidad para estas tiendas.

Los pies británicos han crecido en dos tamaños desde la década de 1970, afirma el Colegio de Podología, pero nunca lo sabrías al caminar por el sector comercial principal. Al igual que mis muchas amigas de pies grandes, y sus hijas, si alguna vez tengo la suerte de encontrar un zapato atractivo que me queda en una tienda convencional, le caigo encima como un león sobre una gacela. Después les envío rápidamente un correo electrónico a mis compañeras de pies grandes para compartir las tremendas noticias.

Venimos de una larga línea de mujeres avergonzadas. Una amiga de talla europea 42 dice que su padre nunca vio los pies largos de su madre hasta su noche de bodas. La madre de su madre le había advertido que él la dejaría si los veía antes.

Las figuras famosas no son inmunes. Cuando Leonardo DiCaprio descubrió que sus pies eran del mismo tamaño que los de Kate Winslet cuando estaban filmando Titanic, él los bautizó alegremente como “canoas”.

Es posible que el movimiento del ‘cuerpo positivo’ nos haya pasado, pero si somos suficientes para sostener una nueva industria de tiendas similares a Crispins, y si los pies, como los cuerpos, cada vez son más grandes, ¿por qué no hay más zapatos grandes?

¿Es este realmente un caso peculiar de falla de mercado?

¿Están mintiendo los asistentes en las zapaterías cuando me dicen que escuchan interminables súplicas para zapatos más grandes de gente como yo? Si se ofrecieran tamaños más grandes, ¿se quedarían realmente las tiendas con pilas de zapatos enormes sin vender? ¿O es éste realmente un caso peculiar de falla de mercado?

Le he preguntado a muchas personas en la industria del calzado sobre este fenómeno y esto es lo que he descubierto. La Sociedad de Ajustadores de Zapatos escucha muchas quejas sobre la escasez de zapatos grandes, al igual que la Asociación Británica de Calzado, las cuales son transmitidas a los fabricantes de zapatos, que en general no hacen nada.

Las afirmaciones de que fabricar zapatos más grandes que una talla europea 42 puede añadir £5  (US$ 6,50) más por par son dudosas: depende de los volúmenes vendidos. Algunos vendedores de zapatos (LK Bennett) ahora venden zapatos de hasta al menos una talla europea 42 y algunos (Stuart Weitzman) ofrecen tallas aún más grandes. Pero otros (Emma Hope) dicen que no ven demanda y algunos (Christian Louboutin, Paul Smith) prefieren no decir nada. 

Finalmente, aunque muchos de los diseñadores de zapatos son hombres y los zapatos de estilo muy femenino aún se consideran más atractivos, no está claro que la industria dominada por los hombres sea la culpable. La aversión al riesgo y la tradición probablemente tienen la culpa.

La aversión al riesgo y la tradición probablemente tienen la culpa 

No tengo suficiente espacio para compartir todo lo que averigüé, pero se reduce a esto. Las cosas están cambiando lentamente y los zapatos probablemente se vuelvan más grandes con el tiempo. 

Pero, mientras tanto, los pies grandes tendrán que seguir lidiando con lo de siempre: calzado deportivo, botas Doc Martens y callos. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...