Nacional > Apuesta por presencialidad

Plan de inicio de clases: obras en 600 centros, alquiler de locales y cursos los sábados

El Codicen designó casi 500 millones de pesos para infraestructura que permita ampliar espacios y también alquilará locales, con el objetivo de conseguir la presencialidad plena

Tiempo de lectura: -'

25 de enero de 2021 a las 05:00

Por Nahuel Marichal

Los aprendizajes en todos los subsistemas educativos se vieron afectados en 2020 a causa de la pandemia. Y a su vez, la infraestructura fue el principal obstáculo para que los alumnos mantuvieran la presencialidad al volver las clases, según analizó el presidente del Consejo Directivo Central (Codicen), Robert Silva. Para el 2021, las autoridades prevén la presencialidad absoluta, mediante dos alternativas inmediatas: obras en 600 edificios que ya comenzaron, y el alquiler de locales cercanos al centro. Asimismo, habrá actividades virtuales.

Primaria, Secundaria, UTU y la formación en educación comenzaron a desarrollar la semana pasada el Plan inicial de cursos 2021, un documento que establece acciones a alcanzar y que será la hoja de ruta del calendario escolar. Secundaria y UTU extenderán las clases a los sábados.

La presencialidad será absoluta conforme la situación epidemiológica lo permita, según dijo Silva dijo a El Observador, quien agregó que “habrá interacción” con todos los actores, pero antes de generarla es necesario "tener una idea concreta de qué se va a hacer y cómo”.

Silva recibirá informes y mantendrá reuniones con el Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) y el Ministerio de Salud Pública (MSP), respecto a la situación de la pandemia. Los datos serán comparados con los diagnósticos del Codicen, como encuestas de opinión de docentes y alumnos, y a los resultados académicos de 2020.

Sin embargo, el Plan inicial de cursos será “lo más genérico posible” para poder aplicarlo independientemente de los números, adelantó a El Observador, Juan Pereyra, director de la UTU. “No podemos esperar cinco días antes de empezar las clases para hacer un plan, tiene que ser elástico, se tiene que ajustar a las circunstancias”, sostuvo.

“Estamos pendientes de la evolución de la pandemia, se trabaja muy cercanamente. Robert Silva es el nexo entre  el GACH y Presidencia”, coincidió la directora sectorial de Planificación Educativa de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Adriana Aristimuño.

“Esto es momento a momento, pero uno tiene que establecer objetivos y ver si puede o no puede”, acotó Silva. En esa línea, el ministro de Educación y Cultura, Pablo Da Silveira, dijo el viernes en rueda de prensa que en “este mundo covid no hay garantías de nada” y “es difícil” prever qué sucederá con los casos. Para el jerarca, las clases deben ser “lo primero en comenzar y lo último en terminar”.

En esa línea tomó postura el integrante del GACH, Rafael Radi. En diálogo con radio Sarandí, informó que el tema se discutió en la reunión plenaria de la semana pasada y se concluyó que “la escuela es un lugar seguro” porque se conoce “cómo son los mecanismos de infestación y trasmisión”. “Mejorar la situación de los números en febrero, va a ser una apertura más segura. Hay que tener muy claro qué pasa si aparece algún niño o docentes infectados”. Advirtió sobre la necesidad de controlar la burbuja sanitaria y que el resto de la institución siga adelante.

El Codicen está haciendo un paneo georreferencial para identificar los centros con mayores dificultades locativas para respetar las distancias.

Además, destinó $ 386 millones al plan general de obras, cuyo objetivo es atender situaciones sanitarias y de infraestructura de al menos 600 centros educativos en todo el país, unas 15 obras por departamento. Además, se instalará 100 aulas prefabricadas por $100 millones, por lo que el total de inversión se acerca al medio millón de pesos, confirmó Silva. “No queremos que pase lo que pasa todos los años, que tenemos centros educativos con problemas y que no pueden comenzar”.

Otra de las alternativas que estará en ese documento, que quedará listo en las próximas semanas, es alquilar locales cercanos a la institución que permitan ubicar a un grupo de clases entero y no tener que dividirlos, como informó este sábado El País.

Esta semana las autoridades volverán a reunirse para abrir camino en la puesta en práctica de esta iniciativa: cómo será el alquiler, por cuánto tiempo y qué características se tendrá en cuenta, será tema de análisis.

Alejados del sistema

Todos los subsistemas tendrán un módulo de recibimiento de un mes, que será obligatorio desde marzo, para afianzar aprendizajes de los alumnos principalmente en lenguas y matemáticas. Combinará la virtualidad con la presencialidad.

Si bien al cierre de 2020 no se vio un impacto en el número de quienes están por fuera del sistema -según Silva-, no quiere decir que los aprendizajes no hayan sido afectados, motivo de la vinculación que tuvo un giro a partir de la virtualidad.

“Está pronto un modus introductorio, un acercamiento al centro para quienes se alejaron y volverlos a hacer trabajar en la presencialidad que se perdió”, explicó Pereyra, director de UTU. Agregó que establecerán planes pedagógicos “para los más rezagados” y confía en que el 2021 corre con ventaja por lo ocurrido el año anterior y la experiencia adquirida.

Aristimuño, por su parte, señaló que se está “intentando identificar” a aquellos alumnos que hayan quedado por fuera, para ofrecerles apoyo desde marzo. En paralelo, se trabaja con las escuelas de verano y todos los alumnos que no fueron promovidos en diciembre, tienen apoyos adicionales.

El Plan Ceibal acompañará ese proceso, tomando en cuenta que durante 2020 se utilizó más las plataformas: su crecimiento fue exponencial, sumado a que docentes y estudiantes incorporaron habilidades digitales. “Ceibal ha desarrollado un dispositivo en el que docentes puedan hacer autodiagnóstico para conocer cómo están posicionados”, informó la jerarca.

Mejorar la conectividad, dejar disponibles la mayor cantidad de dispositivos, monitorear la asiduidad en las plataformas y el acompañamiento socioemocional son las vías en las que está trabajando ahora el Plan Ceibal, confirmó su presidente, Leandro Folgar. Luego del 2020, “Ceibal está mucho más potente. No importa cuál sea el grado de presencialidad que podamos tener, todos los programas están preparados para cualquier contingencia”.

Hay 780 mil usuarios activos en el sistema y otros 5 mil que fueron identificados por fuera. Ahora se aguarda por las reinscripciones de este año para actualizar esa cifra.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...