Nacional > San Carlos

Policía asesinado era cuñado del delincuente que lo mató: los detalles del caso

El asaltante al que se enfrentó el agente tenía dos antecedentes penales y había robado una heladería 15 minutos antes

Tiempo de lectura: -'

26 de enero de 2020 a las 23:01

Sábado a la noche. San Carlos. En la Pizzería Express –en la esquina de 18 de Julio y avenida Rocha– quedaban clientes cuando, a las 23.41, entró José Luis Rodríguez Da Rosa. Llevaba casco y venía de otro asalto cometido minutos antes. Gritó: "Estos es un robo, denme la plata". Tenía una pistola.

El delincuente quiso abrir la caja registradora del local pero no pudo, por lo que la tiró al suelo y siguió intentándolo. Y volvió a gritar: "Esto es un asalto"; luego disparó contra una de las paredes del local. 

El estruendo fue escuchado por Carlos Adrián de los Santos González, un cabo de la policía que estaba cerca del lugar, contaron fuentes del caso a El Observador. Los investigadores todavía desconocen si el agente justo pasaba por ahí o si estaba en la zona contratado como guardia eventual –el denominado 223–.

El funcionario reaccionó rápido: sacó el arma de reglamento que tenía guardada en una mochila y entró en la pizzería. Se enfrentó con Rodríguez y le dio un disparo que lo tiró al piso y que minutos después causaría su muerte. De los Santos cumplió entonces con el protocolo dispuesto para los enfrentamientos. Una vez abatido el delincuente armado, el policía debe acercarse para inmovilizar al individuo y quitarle el arma, chequear el estado de salud de la persona y darle asistencia médica. Así se enseña en la materia Práctica Policial –que deben cursar tanto los agentes de la escala básica como los aspirantes a oficiales– y está pautado también en la ley de Procedimiento Policial.

Pero cuando estaba en el trayecto, el hombre, desde el suelo y a punto de morir, le disparó. Y De Los Santos –con un balazo en el pecho y otro en el brazo– cayó y también murió.

Por la forma en que actuaron ambos, agregaron las fuentes, no hay indicios de que se hayan dado cuenta de que eran cuñados: el delincuente era el hermano de la pareja del policía, padre además de un hijo de 11 años.

Da Rosa, por su parte, era un delincuente de larga data, que a veces actuaba con un compañero y en ocasiones solo, como en esta oportunidad. Las fuentes del caso aseguraron que al momento de morir, con 26 años, tenía al menos dos antecedentes penales. En 2015 fue procesado con prisión por un delito de rapiña especialmente agravada por el uso de arma de fuego. Estuvo tres años en la cárcel y luego salió para seguir delinquiendo. 

El año pasado fue imputado por un delito de tráfico interno de armas y porte de armas de fuego en calidad de autor y fue enviado seis meses a prisión. Quedó en libertad en agosto de 2019.

A las 23.26 de este sábado –cuando faltaban 15 minutos para el asalto y el enfrentamiento con su cuñado–, había realizado otra rapiña. Entró a esa hora a la heladería Grido ubicada en Jacinto Alvariza y Carlos Reyles –a 10 cuadras de la pizzería– y se llevó $ 3.000, un morral de un cliente y un monedero de otra que tenía US$ 60.

Se sabe que participó en las dos rapiñas porque vestía una campera del Liceo N°1 y fue reconocido por los testigos de la heladería.

De Los Santos fue el segundo policía asesinado en lo que va del año. El último había sido César Texeira, asesinado en la ruta 5 y Santa Lucía –en los accesos de Montevideo– el miércoles 15 de enero. Dos hombres esperaron a que pasara con su moto, le dispararon y luego se llevaron el arma de reglamento.

Tres días después, la Justicia imputó con prisión al joven de 17 años que disparó, pero no se reunieron pruebas suficientes como para imputar a otros dos que también habían sido detenidos esa semana –otro menor de la misma edad y un mayor–, aunque la investigación continúa.

El año pasado, murieron cuatro policías en enfrentamientos con delincuentes –en un caso fue producto de un conflicto familiar–.  En 2018, cinco.

Despedida y pésames

El sepelio de Carlos de los Santos se hizo este domingo en el cementerio privado Jardines del Alma. Allí fue el intendente de Maldonado, Enrique Antía, quien declaró a Subrayado que la inseguridad había llegado a un nivel de "desastre" –"esto se desmadró", dijo–, y el jefe de Policía del departamento, Erode Ruiz –futuro jefe de Montevideo–, entre otros.

 

El próximo ministro del interior a partir del 1º de marzo, Jorge Larrañaga, envió sus condolencias a la familia del policía a través de su cuenta de Twitter.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...