Economía y Empresas > INVERSORES

Ponerle precio a una start up: ¿es mejor pasarse o llegar?

Si se tasa barato, se cede más capital del necesario. Pero si se valora caro, se arriesga a no obtener los fondos 

Tiempo de lectura: -'

22 de enero de 2020 a las 08:45

Si el emprendedor se queda corto en su valoración, tendrá que ceder más porcentaje del capital del que debiera. Pero si por el contrario su valoración es excesiva, puede encontrarse con que ningún inversor quiera acudir a su ronda.

Habitualmente, los emprendedores se plantean realizar la valoración cuando quieren recabar financiación para su proyecto. El trabajo corre a cargo de consultoras, boutiques de M&A (fusiones y adquisiciones), bancos de inversión o empresas especializadas en servicios de corporate finance, que suelen cobrar un importe que oscila entre los 5.000 y los 10.000 euros. No obstante, algunas start up optan por realizar la valoración por su cuenta.

Cuestión de método

Existen diferentes métodos de valoración: el descuento de flujos de caja, los múltiplos de transacciones comparables y los múltiplos de compañías cotizadas, entre otros. La elección de uno u otro puede condicionar el resultado. "En el caso de las start up solamente tiene sentido el primero de ellos (descuento de flujos de caja), ya que es el único que recoge el potencial futuro de la compañía", opina Enrique Quemada, CEO de OnetoOne Corporate Finance.

No obstante, poner precio a una start up no es una ciencia exacta. Se trata de poner en valor el potencial de crecimiento de una idea y del equipo que va a llevarla a cabo y esto implica un cierto margen de discrecionalidad. ¿Conviene entonces tasarla al alza o a la baja? "Es mejor no pasarse porque te arriesgas a no poder cerrar la ronda y eso puede causar mala impresión sobre el proyecto o el equipo gestor. Especialmente en España, donde el circuito de inversores es relativamente reducido", advierte Nacho Ormeño, CEO de Startupxplore.

Valorar la start up demasiado barato tampoco es lo ideal, pero al menos el emprendedor tendrá más ofertas entre las que elegir, lo que le ayudará a negociar los demás términos del acuerdo. "Si recibes más ofertas tendrás más margen de maniobra para seleccionar el inversor que tú quieres y las condiciones en que ese dinero entra", dice Ormeño.

Por su parte, Quemada apuesta por una valoración consensuada con los inversores. "Lo mejor es salir al mercado sin una valoración, dando el plan de negocio de tu start up a los inversores y que sean ellos los que fijen el precio. A partir de ahí, tú, como dueño, tienes la posibilidad de negociar sobre ella. Una cosa es la valoración que tú le das a tu empresa y otra cosa es el precio final que pagan por ella", afirma.

 

Expansión - RIPE

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...