Mundo > Catástrofe

Portugal vuelve a la normalidad tras la tormenta tropical Leslie

Comenzó en la madrugada del domingo, dejando a varias decenas de heridos leves y desalojados; luego pasó por España sin provocar grandes daños

Tiempo de lectura: -'

14 de octubre de 2018 a las 18:03

En la madrugada de este domingo la tormenta Leslie provocó varias decenas de heridos leves y desalojados durante su paso por Portugal, donde dejó además miles de viviendas sin electricidad. Según los últimos datos ofrecidos por Protección Civil a medios oficiales, dejó 27 heridos fueron leves y la mayoría de los incidentes registrados durante el paso de la tormenta fueron provocados por caídas de árboles y de estructuras. 

En la primeras horas de la tarde, Portugal ya recuperaba la normalidad luego de pasar por una tormenta con rachas de viento de hasta 176 kilómetros/hora. "Los mayores peligros ya pasaron, estamos en el momento en que la curva de incidentes está en fase descendente", afirmó el comandante de distrito de Protección Civil Luís Belo Costa, quien dijo que aún no cuantificó los daños materiales.

A pesar de que ya no hay más peligro, la Protección Civil mantiene la alerta mientras se apura en verificar los destrozos y despejar la vía pública de las huellas de Leslie, la peor tempestad que ha azotado Portugal desde 1842.


La tormenta, que tocó territorio portugués alrededor de media noche en las proximidades de Figueira da Foz, unos 200 kilómetros al norte de Lisboa, dejó a unos 300.000 usuarios sin electricidad y obligó a desalojar a 61 personas, en su mayoría en los alrededores de la localidad de Alcobaça.

De los 27 heridos leves que se registraron durante la noche, la mayoría fueron atendidos en hospitales y dados de alta; solo tres requirieron asistencia en el terreno.

Los distritos de Coimbra y Leiria fueron los más afectados, con cientos de árboles caídos, inundaciones, destrozos en fachadas, terrazas, ventanas y portales de edificios.

La tempestad afectó a cerca de 200 líneas de alta tensión, que todavía no se recuperaron totalmente, en especial en el distrito de Coimbra, según informó EDP, la empresa distribuidora de electricidad en Portugal.

Asimismo, Protección Civil registró casi 1.900 incidentes durante la noche y la caída de árboles provocó el corte de siete rutas que ya han sido habilitadas al tráfico. "Fue una pesadilla", relató a Efe una turista española que a medianoche tuvo que ser evacuada junto a decenas de personas y conducida al garaje del apartamento turístico donde pasa sus vacaciones. Cuando el viento arreció, "cortaron la luz, cerramos todo, las ventanas se movían, el edificio se movía, hasta que nos dimos cuenta de que una de las ventanas de un cuarto se estaba despegando", agregó.

Si bien las callas de Figueira quedaron ilustradas por un paisaje de cientos de árboles caídos, autos rotos y  estructuras quebradas, se está volviendo a la normalidad progresivamente.También se suspendió cerca de medio centenar de vuelos de la última hora, sobre todo en Lisboa y Oporto. 

También el trafico fluvial se recupera paulatinamente entre Lisboa y la otra margen del Tajo, así como la conexión entre Setúbal y Troia, al sur de la capital lusa.

Pese a que la normalidad se ha recuperado prácticamente en todo el país, Protección Civil mantiene las alertas especiales por precaución y los avisos a la población para que evite las zonas con árboles o cerradas por las autoridades.

Luego, llegó a España, dejando fuertes vientos y lluvias que provocaron, entre otros incidentes, cortes de luz en la provincia de Zamora y caídas de árboles en Cáceres, ambas provincias limítrofes con la frontera lusa.

La caída de un cable de la red eléctrica por el fuerte viento dejó a casi 400 clientes sin luz en la localidad zamorana de Guarrate, debido a la caída de una rama sobre el tendido eléctrico, lo que originó además un pequeño incendio, informaron a Efe los bomberos de la zona.

En la provincia de Zamora, Leslie dejó las mayores rachas de viento a su entrada a España, con los 96 kilómetros por hora. Mientras que, en la provincia extremeña de Cáceres, dejó rachas de viento de casi 70 kilómetros hora, aunque las lluvias no fueron muy copiosas.

En este sentido, el Gobierno regional de Aragón, (noreste) ha activado la alerta de su plan de protección civil por lluvias y tormentas previstas en la zona, que se prolongarán hasta mañana.

Fuente: EFE

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...