Agro > Planta industrial de Bella Unión

Presidente de Ancap: es hora que ALUR deje la "etapa de asistencia" para ser rentable

“No estamos satisfechos con los rendimientos agrícolas", dijo Stipanicic; pretende que todos los productores superen las 55 toneladas de caña y los 6.000 kg de azúcar por hectárea

Tiempo de lectura: -'

22 de mayo de 2020 a las 19:29

El presidente de Ancap, Alejandro Stipanicic, informó que en su gestión promoverá la eficiencia del complejo agroindustrial de Bella Unión, tanto de la producción agrícola como de la industrial, y que se estudiarán nuevos destinos para la producción de bioetanol. Para esto, el jerarca adelantó que, junto a la Cancillería y las embajadas, se trabajará para fomentar el acceso a nuevos mercados para esa producción.

“No estamos satisfechos con los rendimientos agrícolas, por eso nos propusimos como meta que todos los productores que trabajen para ALUR superen las 55 toneladas de caña y los 6.000 kilogramos de azúcar por hectárea. (…) Vamos a trabajar con el 32 % restante para que también lo logre”, dijo Stipanicic, según consignó el portal de Presidencia. 

Por otra parte, el presidente de Ancap anticipó que durante su gestión al frente de la empresa petrolera estatal trabajará en la reducción de los costos fijos y los gastos del ingenio industrial. Estas líneas de acción apuntan a reducir la carga del costo del etanol en los combustibles, porque los 20.000 metros cúbicos producidos en el complejo industrial de Bella Unión le cuestan al país US$ 2.100 por metro cúbico, una cifra que se consideró excesiva.

Hoy la producción de etanol es casi el 30% del destino de la caña, mientras que el 70% restante de destina a la elaboración de azúcar.

El titular del organismo manifestó que “la etapa de asistencia a ALUR, que lleva 15 años, debe dar lugar a una de rentabilidad. Desde Ancap vamos a trabajar para que esos cambios ocurran”, anunció. Asimismo, hizo referencia a que el rol de Ancap es que la gestión de ALUR “sea eficiente y cumpla con su misión” y que, en ese sentido, tienen “un papel muy importante para contribuir con el desarrollo agrícola de norte del país”.

Se estima que son cerca de 300 las familias involucradas en la producción de caña de azúcar en Uruguay, pero el 30% de ellas no logran sortear los costos de producción para que la ecuación final sea favorable. Este viernes fue el segundo día de cosecha del cultivo, actividad de campo e industrial que suele extenderse desde mayo a octubre. Anualmente se plantan unas 7 mil hectáreas y la productividad media es de 6 mil kilos por ha.

En pleno inicio de cosecha –para la cual han ingresado al país 32 trabajadores brasileños­– los productores de caña de azúcar de Bella Unión, comprendidos en las actividades de la empresa Alcoholes del Uruguay (ALUR), recibieron este viernes 22 la visita del ministro de Ganadería Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte, quien visitó las chacras y recordó, en una videoconferencia, la importancia de este cultivo para la zona.  

“Pensamos en ALUR y pensamos en azúcar, después en etanol. Pero acá se produce mucha energía con la biomasa que queda luego de procesada la caña de azúcar. Es una energía que se le vende a UTE y parte lo que recogemos para el negocio que la caña genera. Son productos que son reutilizados y los devolvemos al campo”, comentó.

Buenas perspectivas

En tanto, el presidente de la Asociación de Plantadores de Caña de Azúcar (Apcanu), Djelil Brysk, comentó  que hay optimismo por tener una buena zafra. También aprovechó la oportunidad para resaltar el hecho de “hace 12 o 14 años” que un ministro no visitaba la cosecha caña de azúcar.

La gran preocupación que enfrenta esta campaña está dada por la situación sanitaria generada por la pandemia del covid-19 teniendo en cuenta la cercanía a la frontera.

Apcanu pidió a los productores que, en la medida de lo posible, no ingresen trabajadores extranjeros para participar en la cosecha de caña de azúcar en Bella Unión, Artigas.

“Hicimos lo imposible para que este año, por el covid-19, no vengan trabajadores brasileños”, dijo a El Observador Brysk.

Para eso se elaboró un protocolo sanitario que deberá ser cumplido a rajatabla, en el entendido que “empezar una zafra es la actividad más importante que tenemos en Bella Unión y en el departamento de Artigas en general”, concluyó.

Testeos masivos

Semanas atrás el presidente Luis Lacalle Pou se refirió a los contagios de brasileños de Treinta y Tres, que llegaron para trabajar en una cementera, y dijo que sirvió al gobierno para diseñar un protocolo que se aplicará desde el 20 de mayo en la zafra de la caña de azúcar en Artigas.

“De los 1.500 trabajadores, hay 300 que viven del otro lado (de la frontera con Bella Unión). No son necesariamente brasileños, pero ingresan y egresan durante los cinco meses que dura la zafra. Se hará un protocolo que se adecúe a esa situación. Testeos masivos al principio y eventualmente, no está definido, aleatorios en todo lo que dure la zafra. La capacidad de anticiparse es fundamental”, subrayó.

También participaron de la conferencia el gerente general de ALUR, Gastón Scayola; el presidente del Instituto Nacional de Colonización, Julio Cardozo; gerente comercial de Ancap, Ignacio Horvath.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...