Agro > VITIVINICULTURA

Productores de uva y bodegueros sacarán los tractores a la ruta, pero en Canelones

Lo harán en apoyo a la reunión de los autoconvocados en Durazno, mientras planean medidas propias si el MGAP no los recibe ni soluciona su situación

Tiempo de lectura: -'

20 de enero de 2018 a las 13:20

Productores de uva y bodegueros decidieron movilizarse el martes 23, en apoyo a la actividad que desarrollarán en Durazno los productores del agro denominados autoconvocados, pero optaron por hacerlo en Canelones, para expresarse en el ámbito productivo donde habitualmente accionan.

Concretamente, "vamos a sacar los tractores y herramientas de trabajo a la ruta 5, a la rotonda de Cuatro Piedras, a la altura del km 32 desde la hora 10 y allí estaremos hasta que nos avisen que la actividad de Durazno haya terminado", informó a El Observador Aramir Silva, secretario ejecutivo del Centro de Viticultores del Uruguay (CVU).

Añadió que esto lo decidieron en la noche de este viernes representantes de la intergremial, conformada por dicha entidad que nuclea exclusivamente a viticultores, y de otras tres instituciones que también integran el directorio del Instituto Nacional de Vitivinicultura (Inavi) pero representan a elaboradores de vino: el Centro de Bodegueros del Uruguay, la Asociación Nacional de Vinicultores y la Organización Nacional de Vinicultores.

"No vamos a cortar la ruta, no vamos a cortar el tránsito, vamos a hacer un acto de presencia, en forma pacífica como corresponde y en todo caso a la gente que se quiera detener y preguntarnos con mucho gusto le vamos a explicar cuál es la situación de nuestro sector, que no es para nada buena", complementó.

Por otro lado, Silva indicó que "seguimos esperando que el nuevo ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech, nos reciba. Nuestra institución públicamente ya le hizo el pedido de reunión y estamos a la espera. Las otras gremiales también se lo han pedido, pero nosotros en forma individual o si lo prefiere con esas otras instituciones queremos ser atendidos".

Aramir Silva
Aramir Silva, secretario ejecutivo del Centro de Viticultores del Uruguay.
Aramir Silva, secretario ejecutivo del Centro de Viticultores del Uruguay.

Elección de directiva y decisión sobre medidas

El CVU tiene previsto realizar una asamblea de socios el domingo 28 de enero, en cuyo marco habrá elecciones de nuevas autoridades, estando previsto que se presenta una lista encabezada por el actual presidente, Fernando Imperial.

Se aprovechará dicha instancia para poner a consideración de los asociados medidas de lucha, a ejecutarse en febrero, cuando esté totalmente activa la nueva vendimia, en caso que desde el ministerio no se haya contemplado el pedido de reunión y/o no se haya solucionado la problemática que afecta a los productores de uva.

Silva había informado días pasados a El Observador que muchos productores no tienen segura la comercialización de su producción, por lo cual el estado de ánimo en esos viticultores es malo.

El directivo explicó que la situación es crítica al menos para 50 familias vinculadas al CVU y para el personal asalariado de esas pequeñas empresas vitícolas, a lo que se añade un problema grave en Colonia, en la gremial Sovicar, cuyos productores debido al cierre de una bodega quedaron sin una industria a la que comercializar la producción de esta nueva vendimia.

Explicó que los productores aspiran a que el gobierno, a través del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) y por algún mecanismo que afirma está contemplado en el sector, adquiera la uva a los productores y que el CVU, como institución garante, coordine con el Inavi para que cuando se comercialice el vino producido con esa uva se reintegre el dinero correspondiente al MGAP.

De esa manera, según lo establece la ley que regula el comercio respectivo, los productores podrían recibir el 60% del dinero en mayo y el resto en octubre de este mismo año.

Silva detalló que los productores están en conocimiento de posibilidades de exportaciones de vino a diversos mercados, entre ellos Rusia, México, Brasil y hasta Francia, "incluso hay acá ahora un bróker francés interesado en el vino de esos productores".

Aclaró que la comercialización de la uva de esos productores a industrias locales no es viable. La industria "no tiene plata para este negocio", dijo.

Los precios solicitados

A los efectos de cubrir los costos productivos y que los productores obtengan un margen de rentabilidad razonable, los productores solicitaron a nivel del Inavi un precio de $ 12,66 por kilo de uvas tintas, $ 9,60 por kilo de uva moscatel y $ 8,55 por kilo de las uvas uniblanc.

Comentarios