Nacional > Peligroso

Prófugo de Cárcel Central: asesinatos, 17 rapiñas y otras atrocidades

El delincuente iba a ser formalizado este miércoles por los asesinatos y varios asaltos

Tiempo de lectura: -'

19 de octubre de 2018 a las 11:50

Víctor Santiago Iparraguirre Suárez, quien se escapó  en la madrugada del jueves de Cárcel Central vestido de policía, es investigado por la Fiscalía de Atlántida por 17 rapiñas, por rociar con nafta a algunas de sus víctimas y por matar a dos personas el viernes 5 de octubre.

"Es muy peligroso y, por lo que veo, no respeta nada la vida de los demás”, dijo a El Observador la fiscal Darviña Viera, que planeaba formalizarlo por ese doble homicidio el próximo miércoles.

Iparraguirre, de 21 años, estaba recluido en la que fue la Cárcel Central porque cumplía 120 días de privación de libertad por un juicio en el que se lo acusa de una de las 17 rapiñas en las que está presuntamente involucrado.

Había ingresado hacía menos de una semana y estaba alojado en la celda 7 del cuarto piso, junto a otros cinco internos. Se escapó luego de romper una reja, saltar a un pozo de aire desde una altura de 12 metros, entrar a un depósito en donde encontró el uniforme de policía con el que se vistió para pasar inadvertido y forzar una puerta que daba a la rampa del estacionamiento de la Jefatura de Policía de Montevideo. Las autoridades se dieron cuento de que algo raro había ocurrido porque las cámaras de seguridad registraron cómo dos efectivos policiales apuntaban con una linterna hacia el lugar por donde el preso se había fugado.

Viera aseguró que tenía todas las evidencias para acusarlo de matar a dos jóvenes –hermanos entre sí– en el fondo de la vivienda en El Pinar. Los cuerpos de las víctimas –una de ellas era menor de edad– presentaban varias puñaladas y heridas de bala. Pero la fiscal no había apurado la investigación porque, como el imputado ya estaba encarcelado, prefirió ajustar los detalles del caso con más tiempo.

“Es muy peligroso y, por lo que veo, no respeta nada la vida de los demás”, dijo a El Observador la fiscal Darviña Viera, que planeaba formalizarlo por ese doble homicidio el próximo miércoles.

En la primera audiencia, además del doble homicidio, Viera también planeaba imputarle una quincena de rapiñas; en algunas de ellas Iparraguirre habría rociado de combustible a sus víctimas.

En concreto, para un asalto ocurrido en Lomas de Solymar a principios de setiembre, en el que habría participado junto a otros dos delincuentes, la fiscal cuenta como prueba con las huellas dactilares que quedaron marcadas en la botella que utilizó el hombre.

En otro asalto a una farmacia, el prófugo de la Justicia disparó contra el dueño, quien sufrió heridas de gravedad y debió ser internado durante varios días.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...