Cargando...
 El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un

Mundo > Asia - Pacífico

Prometen dar una respuesta "sin precedentes" si Corea del Norte realiza un ensayo nuclear

Lo aseguraron los viceministros de Relaciones Exteriores de Estados Unidos, Japón y Corea del Sur al término de una reunión en la que se comprometieron a reforzar sus respectivas capacidades de “disuasión”

Tiempo de lectura: -'

26 de octubre de 2022 a las 09:52

Los gobiernos de Estados Unidos, Japón y Corea del Sur anunciaron que buscarán "reforzar su disuasión" ante Corea del Norte en caso de que Pionyang lleve a cabo un nuevo ensayo atómico, tras los múltiples lanzamientos de misiles a un ritmo sin precedentes que concretó desde que comenzó la guerra en Ucrania.

Un séptimo ensayo nuclear norcoreano desencadenaría "una respuesta de una fuerza sin precedentes" alertaron los viceministros de Relaciones Exteriores en el marco de una serie de reunión que mantuvieron en la capital japonesa durante las cuales se comprometieron a mantener la unidad ante lo que calificaron como “las múltiples pruebas armamentísticas de Pyongyang”.

Además, prometieron reforzar sus respectivas capacidades de disuasión en la región: "Hemos acordado reforzar todavía más la cooperación para que Corea del Norte ponga inmediatamente fin a sus actividades ilegales y retome las conversaciones de desnuclearización", afirmó el surcoreano Cho Hyun-dong en declaraciones recogidas por la agencia de noticias AFP.

"Los tres países estuvieron de acuerdo en la necesidad de una respuesta sin precedentes si Corea del Norte procede a un séptimo ensayo nuclear", agregó Hyun-dong. "Son comportamientos peligrosos y profundamente desestabilizadores", evaluó la secretaria de Estado adjunta estadounidense, Wendy Sherman, quien reclamó a Pyongyang "abstenerse de nuevas provocaciones", mensaje que los analistas interpretan también como una advertencia dirigida a Rusia y China, países que vetaron en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas una iniciativa de Washington para imponerle el país nueva sanciones.

Corea del Sur y Estados Unidos advirtieron en repetidas ocasiones que Pyongyang está a punto de desplegar una nueva prueba nuclear, la primera desde 2017 y la séptima desde 2006, en el marco de un número récord de ensayos armamentísticos y ejercicios nucleares tácticos. "La intensificación de las actividades nucleares y de misiles de Corea del Norte constituye un desafío claro y serio para la comunidad internacional", estimó a su turno el vicecanciller japonés, Takeo Mori.

La advertencia de Washington y sus aliados se da luego que Corea del Norte disparara a principios de este mes un misil balístico que sobrevoló el norte de Japón antes de caer en el Pacífico, el primer incidente de este tipo desde 2017. El lanzamiento provocó la activación del sistema de alerta civil en varias localidades de Japón, donde sonaron las sirenas antimisiles y se recomendó a la población buscar refugio, como sucedió en otros lanzamientos similares hace cinco años.

Según informó en ese momento el Ejecutivo japonés, el vector realizó un recorrido de 4.600 kilómetros a una altura de 1.000 kilómetros, la mayor distancia alcanzada hasta la fecha por los misiles testeados por Pionyang. Lanzamiento que siguió a los ejercicios navales liderados por el portaviones nuclear USS Ronald Reagan que efectuaron en setiembre Estados Unidos y Corea del Sur.

Sobre las crecientes tensiones entre China y Taiwán, Sherman reiteró la tradicional postura de Washington de no apoyar la independencia de Taiwán. La funcionaria, sin embargo, aclaró que eso no le impide a su país trabajar con Japón y Corea del Sur para ayudar a Seúl a protegerse. "Estados Unidos ha repetido públicamente que no apoyamos la independencia, pero queremos asegurarnos de que haya paz, por lo que haremos todo lo posible para apoyar a Taiwán y trabajar con Japón y Corea del Sur para garantizar que Taiwán puede defenderse", agregó.

Según los analistas, la reunión de los vicecancilleres en Tokio puede interpretarse como una respuesta a las declaraciones del presidente chino, Xi Jinping, quien durante el Congreso del Partido Comunista Chino pidió acelerar los planes de Beijing “para construir un ejército de clase mundial”, ocasión en la que aseguró que su país “nunca renunciaría al derecho de usar la fuerza para resolver el problema de Taiwán”.

China reclama a Taiwán como su propio territorio desde que en 1949, y tras ser derrotado por las fuerzas comunistas lideradas por Mao Zedong, las tropas nacionalistas del Kuomintang encabezadas por el general Chiang Kai-shek se refugiaran en la isla y proclamaran una República de China independiente de China continental. Corea del Norte, en tanto, sigue técnicamente en guerra con Corea del Sur y Estados Unidos desde que la Guerra de Corea (1950-1953) finalizó con un armisticio y no con un tratado de paz.

Desde entonces, Estados Unidos mantiene acantonados unos 28.000 soldados en Corea del Sur para protegerla de Corea del Norte y otros 60.000 en Japón desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...