Cargando...
Vladimir Putin

Mundo > GUERRA RUSIA UCRANIA

Putin advierte a Francia y Alemania sobre el envío de armas a Ucrania

Mientras continúa la fuerte ofensiva rusa en el Donbass, el presidente ruso advirtió que los envíos de armamento a Ucrania son acciones peligrosas 

Tiempo de lectura: -'

30 de mayo de 2022 a las 05:00

En una conversación telefónica tripartita de ochenta minutos con el presidente francés Emanuelle Macron y el canciller alemán Olaf Scholz, el mandatario ruso Vladimir Putin advirtió que la persistencia en la entrega de armas a Ucrania no hacía más que aumentar los riesgos de una profundización de la inestabilidad en la región y el consiguiente agravamiento de la crisis humanitaria. También mencionó que los problemas originados en la provisión de alimentos se debían exclusivamente a las sanciones económicas impuestas por Occidente contra su país.  

Después de la conferencia, un portavoz de los líderes europeos afirmó que ambos comunicaron a Putin la necesidad de un inmediato cese del fuego y el retiro de las tropas rusas de Ucrania. Por su parte, el Kremlin manifestó su predisposición a mantener abierta la posibilidad de reasumir el diálogo con las autoridades ucranianas. El líder ruso también manifestó su voluntad de restablecer a la brevedad posible la normalidad y la paz en Mariupol y otras poblaciones capturadas por Rusia en el Donbass.  

El vocero francés también reveló que tanto Macron como Scholz le pidieron a Putin que liberara a los dos mil quinientos combatientes capturados durante la toma de la planta de Azovstal.  

Finalmente, los líderes acordaron mantener el contacto y el diálogo.  

La advertencia de Putin sobre la provisión de armamento pesado a Ucrania se da en un momento en que el cambio de la estrategia rusa de volcar sus esfuerzos militares sobre la región sudeste de Ucrania (Mariupol, Donetsk y Lugansk), abandonando el eje de ataque principal contra Kyiv, está dando sus frutos merced, precisamente, a la capacidad de la artillería y la cohetería rusa de largo alcance que le permite batir las posiciones ucranianas para doblegar su resistencia.  

Esta situación explica la urgencia con que el presidente Zelensky reclama a Occidente la provisión de artillería autopropulsada y misiles de alcance intermedio. En ese sentido, voceros de Pentágono afirmaron que es inminente la aprobación del material solicitado. 

Ante esto, el embajador ruso en EEUU calificó como “inaceptable” la entrega de ese material y llamó a la administración de Biden a abandonar la retórica de una victoria militar de Ucrania.  

La realidad es que en el Este de Ucrania, la situación militar pareciera estar dando un giro marcado por un avance gradual pero sostenido de las tropas rusas con la mira puesta en la ciudad de Sieviedoronetsk, luego de haber capturado Lyman, un importante centro de transportes viales y ferroviarios.

Los avances de los últimos días parecieran indicar que Rusia se aproxima a un control prácticamente total de la región del Donbass donde se ubica la mayor parte de la población ruso parlante de Ucrania y cuya inclinación cultural, lingüística e histórica por Rusia le significa constantes ataques de las fuerzas ucranianas desde que el presidente pro ruso Yanukovich fuera derrocado por una asonada promovida por Occidente en noviembre de 2014. Según el gobernador de Lugansk, Serhiy Gaidat, las tropas rusas ya entraron –ayer viernes- en Sievierodonetsk aunque no estaba claro aún si los efectivos ucranianos se habían retirado totalmente.  

Por su parte, y aludiendo a la falta de armamento de largo alcance, el asesor presidencial ucraniano y negociador en conversaciones de paz, Mikhailo Podolyak, dijo que era muy difícil combatir cuando a uno lo atacan desde 70 kilómetros de distancia y no se puede contestar.  

El presidente Zelenski confirmó que la situación en el Donbass es muy complicada con algunos lugares donde se han podido establecer puntos de defensa. En una entrevista televisada, Zelenski que la forma de obligar a Rusia a acordar la paz es recapturar el territorio perdido desde el 24 de febrero, aunque descartó la posibilidad de intentar retomar por medios militares lo perdido desde 2014, básicamente Crimea, por el altísimo costo en miles de vidas.  

Este domingo, en una muestra de apoyo a sus tropas, el presidente ucraniano Volodimir Zelenski visitó por primera vez el este del territorio desde el inicio de la ofensiva rusa, que estrecha su cerco sobre las localidades de Severodonetsk, atacada sin descanso, y Lyssychansk, en el Donbás.  

El líder ucraniano, ataviado con su atuendo color caqui y chaleco antibalas, inspeccionó las destrucciones en Járkov así como vehículos inutilizados al borde de la carretera, según imágenes difundidas en Telegram. "En esta guerra, los invasores tratan de obtener un resultado, el que sea", dijo Zelenski. "Pero deben comprender, desde hace tiempo ya, que defenderemos nuestra tierra hasta el final. No tienen ninguna salida, nosotros combatiremos y venceremos", añadió.  

Durante su viaje a Járkov, Zelenski habló sobre los planes de reconstrucción con las autoridades locales. Según él, hay una posibilidad de que las zonas devastadas por los combates "tengan una nueva cara". 

Las autoridades locales contabilizan más de 2.000 casas destruidas por los ataques rusos en la región. En Járkov sin embargo, los clientes empezaban a regresar al famoso café Crystal, que reabrió sus puertas a finales de abril. 

El presidente ucraniano intervendrá este lunes en la cumbre europea en Bruselas, donde se reunirán los líderes de los 27 Estados miembro para tomar una decisión sobre el embargo al petróleo ruso.  

Paralelamente, medios estadounidenses informaron que Washington prepara el suministro de sistemas de lanzamiento múltiple de cohetes (MLRS), algo que Ucrania ha reclamado para poder hacer frente al poderío militar ruso. 

Con respecto a las acciones bélicas, el Ministerio de Defensa ruso informó que había destruido un arsenal de las fuerzas armadas ucranianas en la ciudad de Krivói Rog, en el sureste del país, con "misiles de largo alcance y alta precisión" y concretado un ataque contra un sistema de defensa antiaérea ucraniano cerca de Mykoláivka, en la región de Donetsk y una estación de radar cerca de Járkov y cinco depósitos de municiones, uno cerca de Severodonetsk. 

Analistas occidentales sobre estrategia y defensa especulaban con que el cambio de eje en la estrategia de Putin, abandonar el ataque directo a Kiyv para concentrarse en el Donbass parecía obedecer a un doble propósito: controlar firmemente todo el territorio para negociar desde posiciones de fuerza en eventuales conversaciones de paz y utilizar ese logro como justificación de su accionar ante la opinión pública de sus país. Los próximos días dirán si esa especulación se torna real.  

(Con material de AFP, Al Jazeera y Reuters) 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...