Economía y Empresas > NO TODO ES CERVEZA

Quilmes se lanza a probar el negocio del vino

La empresa argentina lanzó dos botellas en Buenos Aires pero, en caso de tener éxito, pretenden expandir el producto 

Tiempo de lectura: -'

31 de octubre de 2019 a las 08:50

La cervecera Quilmes ya da pelea también en el mercado del vino: acaba de lanzar dos botellas para consumo individual, un tinto y un blanco, como prueba piloto para ingresar en este negocio.

Bajo la marca Root (raíz, en inglés), lanzó dos exponentes en botellas de 375 ml, que comenzó a comercializar a 100 pesos argentinos días atrás en supermercados y autoservicios de la ciudad de Buenos Aires, pero con los que analiza también llegar, a futuro, a bares y restaurantes con una propuesta de vino tirado, similar a la cerveza tirada que ya ofrece.

Los vinos, un blend Malbec/Syrah y un Chenin, se venden en botellas de 375 ml, que equivalen a dos copas, con tapa a rosca. "Vimos una oportunidad en el consumo personal de vino, en ámbitos más descontracturados, al aire libre, en la pileta o en el hogar, al atardecer o a la anoche. La propuesta de la marca es: disfrutá, no te estreses con las formas, desenroscate", explicaron desde la empresa controlada por el grupo AB InBev.

El vino es elaborado a través de un tercer socio, el grupo suizo Origin Wines, propietario de Mendoza Vineyards y, desde agosto de 2017, de Finca La Anita, en esa provincia. Además, es distribuido por otra compañía, Conyntra Fine Food, que importa y vende productos gourmet, como De Cecco, Lavazza, Nature Valley, Häagen Dazs o Nissin, entre otros.

"Es un proyecto piloto de seis meses para probar el mercado; lanzamos sólo 87.000 botellas en apenas en 400 puntos de venta en Buenos Aires. Quilmes, por ejemplo, llega a 300.000 puntos en todo el país. Si funciona bien, se estudiará cómo continúa y si se amplía el proyecto", explicaron.

A este desarrollo, la empresa destinó US$ 300.000 a ventas y marketing, ya que solo lo publicitará inicialmente en forma digital, en redes sociales. La empresa apunta, así, al consumo individual de vino, para un público joven, con foco en un segmento etario de 25 a 40 años.

Como adelantó hace un mes El Cronista, varias bodegas están por lanzar vinos en lata, que apuntan a un público similar: joven, con productos fáciles de beber y bajo nivel de alcohol, para momentos de consumo descontracturados e informales. De este modo, se busca impulsar la venta de vino, peleando por ocasión de consumo con la cerveza. 

 

Fuente: El Cronista

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...