Cargando...
Raphael se presentará el 22 de marzo en el Antel Arena

Espectáculos y Cultura > ENTREVISTA

Raphael: "No soy nostálgico, soy tiránicamente actual"

El cantante español habló sobre sus novedades (entre las que se incluyen nuevos discos y una serie biográfica) y sobre los secretos para permanecer vigente luego de 60 años de carrera en la previa a su presentación en el Antel Arena

Tiempo de lectura: -'

20 de febrero de 2022 a las 05:00

Raphael repite una y otra vez que está en excelente forma. Que está en condiciones. Que siempre quiere reinventarse, seguir activo, vigente, haciendo cosas nuevas. Lo dice y lo vuelve a decir, como para que no queden dudas, de que a pesar de lo que pueda indicar un documento de identidad que dice que en menos de tres meses festejará sus 79 años, las ganas de seguir subiendo a un escenario, entrando a un estudio de grabación o de plantarse frente a una cámara siguen estando e impulsándolo a seguir sumando discos, giras y demás trabajos a una carrera que ya lleva más de 60 años. 

Las pruebas están a la vista. El cantante español nacido como Rafael Martos sigue publicando a razón de un disco por año, entre trabajos con canciones nuevas, álbumes en vivo o de versiones suyas de canciones ajenas, como 6.0, el disco publicado en 2020 en el que interpretó algunas de sus obras predilectas, acompañado por voces de generaciones más jóvenes, como Luis Fonsi, Luciano Pereyra y Natalia Lafourcade. En 2021 lanzó un disco que reúne sus versiones en vivo de esas canciones.

Antes que esa dupla de álbumes, se publicó en 2018 Resinphonico, el segundo capítulo de Sinphonico (2015), en el que los grandes clásicos de su repertorio fueron regrabados, con nuevos arreglos y la presencia de una orquesta, en una de las apuestas de mayor ambición y escala de la carrera del hombre nacido en Linares. Ese será el formato de la presentación con la que regresará a los escenarios uruguayos, el próximo 22 de marzo, en el Antel Arena.

En el repertorio no faltarán las versiones de Mi gran noche, Qué sabe nadie y Yo soy aquel, aunque también habrá algunas sorpresas, como una “colaboración” con Carlos Gardel, uno de los ídolos del español, cuya voz sonará para imaginar un dueto de Volver, uno de los clásicos fundamentales de “El Mago”.

A esa actividad musical ininterrumpida se sumó el pasado enero el estreno en la plataforma de streaming española Movistar+ de la miniserie documental Raphaelismo. Dirigida por Charlie Arnáiz y Alberto Ortega, la serie está compuesta por cuatro episodios que funcionan a modo de autobiografía oficial para el artista, en el que apoyado por otras voces y material de archivo repasa su trayectoria y los logros de una carrera que lo llevó por todo el mundo, generando idolatrías inéditas para un artista hispano en países como Japón o la Unión Soviética. Una carrera en la que también hay hitos como ser uno de los contados artistas con un disco de uranio otorgado por la venta de 50 millones de copias de discos, una filmografía que incluye diez películas, actuación en musicales y roles como conductor en radio y televisión.

Aunque no todo son flores en la serie. También hay lugar para repasar momentos oscuros de su vida, como su alcoholismo, que se inició motivado por el estrés de las giras constantes, y la búsqueda de algo que lo ayudara a dormir mientras recorría el planeta cantando. “En ese momento mi vida se iba por una memez absurda que fui aumentando sin darme cuenta y todo por dormir, por descansar. Se formó una pelota que pudo costarme la vida”, dijo luego del estreno de la serie al programa televisivo español El Objetivo.

En 2003, diagnosticado con una cirrosis terminal, el cantante fue sometido a un trasplante de hígado que le salvó la vida, y que toma como un mojón en su recorrido vital. Al punto que llegó a decir “El momento cumbre de toda mi vida fue despertar y ver los ojos de mi hijo tras el trasplante”.

Esas turbulencias y los éxitos están repartidos a lo largo de los 60 años de trayectoria que Raphael está celebrando, y a los que pretende seguir sumando todas las vueltas de calendario que pueda. Porque afirma, reafirma y vuelve a decir que tiene la energía necesaria y las ganas de seguir trabajando. Que la llamada del escenario y del público sigue siendo lo suficientemente fuerte como para no ser desatendida. Lo dice desde su casa en Madrid, rodeado por premios, trofeos, retratos y fotografías. Ese fue el marco en el que el divo de las baladas habló con El Observador en la previa a su visita a Montevideo, un show para el que aún quedan entradas disponibles, a través de la plataforma Tickantel.

¿Después de seis décadas de carrera, que lo motiva a seguir subiendo a un escenario?

Lo mismo que me motivaba cuando tenía 15 años. Pasión por el escenario, pasión por el público, pasión por mi carrera. La pasión, la ilusión. ¿Te parece poco? En definitiva, mi vida.

¿Y sigue sintiendo nervios cuando sale a escena, o ya está curtido en ese sentido?

Sí y no. Antes salía muy nervioso, hace años. Con los nervios venían las desafinaciones, y ese tipo de cosas. Hasta que me plantee que ese no era el camino, que así no iba a ninguna parte. Y me vine abajo, asenté las cosas, y tal como yo salgo ahora al escenario, salgo a disfrutar. Nos lo pasamos muy bien, el público y yo. 

Imagino que no quedarse quieto también ayuda a no aburrirse.

Siempre estoy innovando. Tengo un disco en la calle que se llama Raphael 6.0, para empezar la nueva gira, grabado en directo. Siempre estoy innovando y haciendo cosas. En ves de un disco he grabado tres. Soy así. Luego los voy sacando. Siempre estoy haciendo cosas. 

¿Y cómo se lleva con sus clásicos? ¿Lo aburren en algún momento?

No, que va. Por eso sigo cantándolos. Creo que el público no me lo perdonaría si los dejo de cantar, porque lo que en principio la gente quiere escuchar es Yo soy aquel, Mi gran noche, Cuando tú no estas, Amor mío, No vuelvas, Que sabe nadie, En carne viva, Escándalo. La gente joven sobre todo aprecia Mi gran noche y Escándalo. Pero en mi está el ofrecerles cosas nuevas también, y las aplauden tanto como a las antiguas. Y así no pueden decir "canta siempre lo mismo" (risas).

¿Alguna vez se planteó retirarse? ¿Quizás luego del trasplante?

Rotundamente no. Ni se me pasó por la cabeza. Muy al contrario. Creo que incluso soy mejor a partir del trasplante. 

¿Su familia nunca le pidió que frenara?

No, mi familia ante todo me quiere mucho, entonces ellos quieren que yo sea feliz. Y ellos saben de qué manera soy feliz. 

¿En algún momento se dio cuenta que se había convertido en un ícono, en un referente para otros?

Es que no sé si soy eso, lo pensará la gente, pero yo no lo pregunto (risas). No lo sé. Supongo que por la cantidad de tiempo que llevo, y por las condiciones tan buenas en las que estoy, que parece mentira que hayan pasado 60 años y mi voz siga sonando como suena, eso sí que es un milagro. Y la fuerza, porque dicen que la fuerza se pierde, pero digo "dicen" porque yo no la he perdido. 

¿Qué lo motivó a aceptar la realización de la serie Raphaelismo?

Llega un momento que las cosas hay que hacerlas. Y si el público está pendiente de mí y de mis cosas, de mis discos, de mis películas, de todo, está siempre pendiente y preguntando, y en internet sigo figurando, entonces el público se merece que le cuenten las cosas. Que no solamente son las noticias, que "Raphael hizo tales cosas", sino cuéntaselo tu. Esas cosas me motivaron para decir que si a Movistar cuando me hizo la oferta. Y no creo que sea la última vez que lo haga. Siempre hay planes y ofertas de esas tengo muchas, afortunadamente. Esto que he hecho es la segunda cosa, porque la primera, aparte de contar mi historia, era contar mi historia en Rusia, un especial que se hizo también con Movistar, y que valga la redundancia fue muy especial, en su forma de contarlo. De ahí pasamos a esto que ha quedado bárbaro. Me dije ¿por qué no? El día que fui a presentarlo al festival de cine de San Sebastián me di cuenta de que un poco más y podía haber sido una película maravillosa. Pues vamos a por esa película, quizás. 

¿Y por qué decidió que era un buen momento para mirar hacia atrás, hacia su propio pasado?

Yo nunca miro para atrás. Jamás. No soy nostálgico, soy tiránicamente actual. Y entiendo la edad que tengo y todas esas cosas, pasa que estoy fenomenal. Pero sé los años que piso y todo eso, no hay nada inventado.

La carrera de la que ahora celebra 60 años empezó siendo muy joven. ¿En algún momento se imaginó lo que hubiera sido dedicarse a otra cosa, o la música siempre fue el camino a seguir?

No, nunca me imaginé otra cosa, porque desde los 4 años la música ha estado ahí. Hubo una época, entre los 11 y los 13, que como yo cantaba todos los días, parece que me cansé. Y me dio por querer ser actor, que en definitiva lo soy, pero yo no lo sabía. Y entonces gasté mis energías durante dos años intentando ser actor. Y cuando me cansé de que todo el mundo me pidiera que cantara, tiré la toalla y me dediqué a cantar. 

El español está celebrando sus 60 años de trayectoria musical

¿Sus padres siempre aprobaron su carrera o en algún momento le dijeron “muy lindo el canto, pero a conseguir un trabajo normal”?

No, para nada. Mi madre cantaba muy bien, pero ni se les ocurrió pedirme que lo dejara. Entré en el canto porque mi hermano mayor me llevó a su colegio, que era católico, y había un coro de niños que necesitaba un solista primero. Yo tenía la voz muy aguda, con cuatro años, y me probaron y no me dejaron salir de ahí. Hasta los diez años estuve ahí, cantando todos los días. Y sábados y domingos dos veces (risas).

¿Cómo lo han influido sus trabajos como actor en cine o teatro al momento de cantar?

Me influyen bastante, porque al ser actor, en definitiva, llevo las canciones por el camino de la actuación. Por el camino de enseñarlas no solo vocalmente, sino interpretativamente. Y eso es una gran ventaja, porque aunque no cante en el idioma del público que me está escuchando, me entienden perfectamente. De ahí vienen mis éxitos en Inglaterra, en Francia, en Rusia, en Japón. Vienen de esa actuación y de haber cantado más o menos bien.

¿Le habría gustado dedicarse más al cine?

Sí, la verdad que sí. Pero más que nada porque ahí queda. Aunque los discos también me gustan por eso mismo, porque ahí quedan. En realidad me gusta estar en todas partes, para quedar por todas partes. El cine te enseña mucho, la televisión también. Pero sobre todo me quedo con mis actuaciones personales, que es donde más disfruto, y eso se nota mucho. 

En enero se estrenó Raphaelismo, una serie documental sobre su vida

Estamos en un momento en el que la música en español parece estar de moda, incluso fuera del mundo hispanoparlante. ¿Cómo ve esa situación usted, que logró llegar con canciones en ese idioma a públicos diferentes hace tantas décadas?

Creo que siempre, en todas las épocas, hubo cambios en la música, a veces para bien y otras veces para mal. Creo que a la música que se hace hoy en día hay que darle un tiempo, más o menos largo, para ver en realidad qué pasa. Porque yo estoy viendo nacer y morir artistas no te voy a decir que todos los días, pero casi que cada semana. Hay que darle tiempo al tiempo y ver a dónde va. De momento yo ni entro, ni salgo. Soy Raphael y sigo cantando por Raphael. 

¿Hay algún secreto para perdurar tanto?

Y yo qué sé (risas). Si supiera ese gran secreto pondría una oficina para venderlo. Los únicos que lo entienden, pero ellos no saben que lo entienden, es el público. No saben qué es lo que saben, solo que les gusta una cosa y que no les gusta otra. Yo quisiera que me recordaran y bien. Perdurar he perdurado muchísimo, ya llevo 60 años de carrera, y es una barbaridad. Pero al público le gusta y estoy ahí. Y como estoy en condiciones, va para largo. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...