Espectáculos y Cultura > REACTIVACIÓN ARTÍSTICA

Reapertura de teatros: entre el sí de Salinas, la espera de la OPP y la firma del presidente

La reactivación del sector artístico entre la incertidumbre y el peloteo de protocolos que pasan de una cancha a otra

Tiempo de lectura: -'

07 de julio de 2020 a las 05:04

Abrieron los shoppings, volvieron las misas, la educación se reactiva gradualmente, el fútbol está a semanas de volver. Pero así, mientras distintas ramas de la actividad económica ven la luz al final de ese túnel que instaló la situación sanitaria del covid-19, todavía hay un sector que grita a lo alto y sigue exigiendo respuestas: la cultura.

Desde hace varias semanas los distintos colectivos y asociaciones reclaman la reapertura de las salas. Pero hasta hace pocos días no habían recibido ninguna noticia más que la desestimulante frase de que “se están estudiando los protocolos”. No obstante, el sábado pasado el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, dijo en Subrayado que ya están prontos los protocolos para la reapertura de teatros, pero que falta el visto bueno del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) y la aprobación final del presidente Luis Lacalle Pou. Aunque además de la firma del presidente, asesorado por el GACH, también falta la aprobación de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP).

De hecho, en el caso de los espectáculos musicales, ya con el visto bueno de la OPP y el decreto que el presidente Lacalle Pou modificó más de una semana atrás para habilitarlos, solo falta el protocolo. Incluso hay varios shows ya agendados pero sigue faltando el bendito papel que se ponga en manos de la Intendencia de Montevideo para que pueda habilitar las salas.

En todos los casos, hay varios pasos dados pero siempre falta el que dé la puntada final para la habilitación.

Según explicó Miguel Asqueta en la comisión de Salud del Parlamento el 23 de junio, de acuerdo a la versión taquigráfica de la reunión, el mecanismo de aprobación de los protocolos de reapertura de cualquier sector consiste en que primero pase por el ministerio de su área, luego se eleve a la OPP, que de allí vaya al MSP y luego de un “estudio exhaustivo”, se devuelva y sea el Poder Ejecutivo quién disponga o no del reinicio de la actividad.

Entonces, según lo que explicó el director general de Salud, si el MSP ya aprobó los protocolos para la reapertura de teatros como dijo Salinas, esto significaría que ya pasó por el Ministerio de Educación y Cultura y por la OPP. Pero no.

Consultada Mariana Wainstein sobre el estado en el que se encuentran los protocolos dijo que fueron “comentados positivamente por el MSP” y que ahora “está todo en la OPP”. Lo que sucede en ese caso, según explicó la directora de Cultura, es que se enviaron los protocolos al MSP y a la OPP a la vez, porque si desde el ministerio se hacía alguna observación, se podía ir arreglando con antelación.

Lo que se espera en primera instancia es la aprobación de los protocolos para la reapertura de museos y salas de espectáculos con más de 800 butacas.

En ese sentido, uno de los protocolos que aprobó el MSP es el que remite a la Sala César Campodónico del teatro El Galpón. Ese espacio cuenta con un aforo de 800 localidades distribuidas en una superficie de 860 metros cuadrados y con un hall de acceso de 300 metros cuadrados. Y considerando que esta es la única sala de teatro independiente que cuenta con las condiciones para reabrir sus puertas en una primera fase, resultó valiosa la decisión que tomó la institución de ceder su espacio, sin costo, a espectáculos independientes.

En efecto, la selección de las obras y espectáculos musicales que se realizarán en la Campodónico estará a cargo de delegados de la FUTI, SUA y El Galpón, que tendrán en cuenta el número de artistas acorde a la dimensión del escenario y la duración de las piezas. Washington Sassi, presidente de la federación, contó a El Observador que la grilla de espectáculos todavía no está resuelta, pero que probablemente esta semana se definan las obras seleccionadas.

“Entendemos que contar con la ventaja de la Sala Campodónico, no puede ser otra cosa que ponerla al servicio de todos. En esa línea de trabajo estaremos invitando a los más diversos espectáculos que, con las limitaciones técnicas que impone la realidad, podrían integrar nuestra cartelera los 7 días de la semana y hasta pensar en un doble horario”, se manifiesta en el documento que emitió El Galpón, apoyado por el Instituto Pasteur la Federación Uruguaya de Teatros Independientes (FUTI), la Sociedad Uruguaya de Actores (SUA) y el PIT- CNT.

En este protocolo aprobado por el MSP se detalla cómo se procedería una vez abierta la sala. En una primera fase, el aforo permitido sería de hasta el 30% de las butacas, que son unas 266 localidades.

A su vez, desde El Galpón se detalla que tomando en cuenta el escenario epidemiológico nacional –con el reintegro de diferentes actividades laborales y el reinicio de la actividad educativa-, “se planificarán obras teatrales teniendo en cuenta los distintos grupos etarios”.

Entonces, tras el asesoramiento científico del Pasteur, El Galpón estableció algunos lineamientos sanitarios. En cuanto a medidas generales, el teatro dispondrá de cartelería que indique visiblemente advertencias sobre el uso de tapabocas y la higiene de manos, además de incluirse dispensadores de alcohol en gel en diferentes puntos. A su vez, la institución se compromete a higienizar y desinfectar diariamente todas las áreas del teatro, a ventilar las instalaciones y a incrementar la frecuencia de limpieza del sistema de filtros del aire acondicionado.

Por otro lado, a los espectadores, entre otros puntos, se los exhortará a ingresar con tapabocas, se les tomará la temperatura, se les hará mantener en las filas una distancia de un metro y medio a dos metros, y se les ofrecerá la posibilidad de ingresar a la sala con una pantalla facial.

Cada espectador será conducido por un asistente a su lugar en la platea. La distancia entre cada persona del público no será menor a un metro y medio, a menos que se trate de grupos familiares.

Y una vez que finalice el espectáculo, el espectador deberá permanecer en su butaca hasta que un funcionario le indique su retiro.

El protocolo incluye, además, advertencias para el uso de los baños –que serán constantemente desinfectados– y el protocolo interno que deberá seguir el personal del teatro.

Aunque de a poco las instituciones culturales reciben algunas respuestas, las certezas sobre su reapertura son todavía una utopía. En ese sentido, Sassi dijo que ante las incógnitas solicitaron desde FUTI una entrevista con el ministro Pablo da Silveira. Pero todavía no obtuvieron una respuesta.

Mientras tanto, desde Primer Ensayo –el colectivo de artistas independientes y trabajadores de la cultura que nació hace algunas semanas ante la urgencia del sector– continúan las movilizaciones frente a Presidencia para exigir la apertura de los teatros. "Solicitamos al Poder Ejecutivo que asegure los derechos de les trabajadores de la Cultura y genere las garantías necesarias para poder desarrollar nuestras tareas de forma digna. Urge la aprobación de protocolos, enviados desde 11 de mayo del 2020, para la pronta reapertura de los espacios que nos permitan retomar nuestras actividades laborales", es lo que se reclama desde el comunicado emitido por el colectivo.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...