Cargando...
Último esqueleto de Punta del Este sobre la avenida Roosevelt

Nacional > En Roosevelt

Rematan el último “gran esqueleto” de Punta del Este para cobrar deuda y “sacar el problema” de Roosevelt

“Los vecinos están contentos de que se esté terminando una etapa de Punta del Este”, subrayó el alcalde Javier Carballal

Tiempo de lectura: -'

11 de agosto de 2021 a las 10:03

A lo largo del trecho que conecta la Fuente de los Lobos con la playa Brava de Punta del Este, lujosos edificios se alzan al costado de la avenida Roosevelt. Pero a pesar de discurrir por una zona que se robustece año a año en tráfico, propietarios y turistas, a esta arteria fernandina aún le resta una cuenta pendiente, a la espera de saldarse desde 1983: el último esqueleto inacabado del icónico balneario. 

Casi 42 años atrás, el terreno de 5.000 metros cuadrados prometía erigirse en dos torres "Eiffel" de 20 pisos con 158 viviendas, un complejo con cancha de tenis y piscina exterior, garajes para 161 automóviles, un subsuelo compartido que contendría —entre otros— un gimnasio, duchas y saunas, planta baja con locales comerciales a la entrada, sala de microcine y juegos, y tantas otras comodidades.

Así lo habilitó el gobierno departamental en octubre de 1979, en la resolución firmada por el entonces intendente interventor, el coronel Juan César Curutchet, tras la propuesta elevada por Julio Man y Arturo Katz. 

El proyecto desembarcaba en pleno boom inmobiliario en Punta del Este, motivado por el buen pasar de los argentinos más pudientes. El vecino país era gobernado en aquellos años por el dictador Jorge Videla y la economía estaba conducida por José Alfredo Martínez de Hoz, cuya gestión marcó la época con el fenómeno de la "plata dulce", con grandes compras de dólares y viajes de compras al exterior. 

Las obras se detuvieron en 1983

Sin embargo, la quiebra de la tablita de la década de 1980 precipitó el naufragio de la ambiciosa apuesta y las obras quedaron detenidas en 1983. Uno de los edificios quedó montado solo con su estructura de 20 pisos y el otro en plena construcción hacia el cuarto piso. Las promesas de venta incumplidas devinieron en un proceso judicial que acabó por extenderse desde 1988 hasta este 2021, cuando la sede judicial local autorizó el remate a cargo de Alfredo Ramos Mastalli. 

"Lo importante para nosotros es que se vuelva a seguir con la construcción, generando mano de obra y sacando ese problema de la avenida Roosevelt", valoró en diálogo con El Observador la directora de Asuntos Legales de la Intendencia de Maldonado, Adriana Graziuso. "Es el último gran esqueleto", sentenció la jerarca. 

Aparte de la ventaja urbanística de recuperar una estructura librada a las ocupaciones en pleno balneario —con una planta baja cerrada con chapas—, el remate también supone una buena noticia en materia económica para la administración de Enrique Antía. Es que la construcción inconclusa alberga una deuda de más de $ 20 millones por concepto de contribución inmobiliaria, y la comuna fernandina es la acreedora preferente.

Esto quiere decir que el mejor postor del remate —a celebrarse el próximo 26 de agosto— tiene la obligación de saldar la deuda —o firmar un convenio para lograrlo— antes de escriturar la propiedad. Tal como informó Búsqueda, la administración de Antía apuesta al cobro de las contribuciones impagas para mitigar un déficit que alcanzó los $ 91.343.475 al cierre del 2019, según recogió La Diaria.

El semanario dio cuenta a mediados de marzo de que, con ese propósito, la Intendencia de Maldonado extendió por dos años el contrato con el estudio Posadas, Posadas & Vecino para gestionar el cobro de deudas.

Tanto el subastador Ramos Mastalli como la directora de Asuntos Legales de la comuna plantearon a El Observador que en los últimos meses hubo "muchísimas" manifestaciones de interés por parte de privados para hacerse de la estructura y recuperarla. En un principio, el remate iba a celebrarse en abril, pero la feria sanitaria obligó a postergarlo hasta agosto. 

Las obras fueron autorizadas por el intendente interventor Juan César Curutchet

El rematador consideró que en la comuna "van a ser benévolos en cuanto a las condiciones" exigidas. A modo de ejemplo, Ramos Mastalli mencionó que mientras en la década de los 80 se proyectaban hasta cuatro unidades por planta, ahora pueden llegar a autorizarse de seis y hasta ocho unidades por nivel. 

El alcalde de Punta del Este, Javier Carballal, recordó en diálogo con El Observador que el remate será la recta final de un proceso de recuperaciones impulsado a lo largo de la avenida Roosevelt, que derivó en el lanzamiento de las hoy torres Yoo y Ocean Drive Country. 

"Los vecinos son los primeros agradecidos de que esa torre empiece a moverse nuevamente, para que sea un edificio de calidad como los que tiene hoy a los lados", valoró el jerarca municipal. "Los vecinos están contentos de que se esté terminando una etapa de Punta del Este", subrayó. 

Tanto privados como autoridades ponen la mira en el próximo 26 de agosto, fecha en que pueda empezar a revertirse un paisaje sobre Roosevelt y Jefferson que se ha mantenido congelado desde 1983. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...