Nacional > minoría

Renovadores del PS advierten una "crisis de identidad, liderazgo y línea política"

La corriente minoritaria emitió una resolución alternativa a la redactada por el Comité Ejecutivo Nacional tras mantener apoyo a Cosse, en la que dieron su versión de los hechos y se despacharon contra la dirección de Civila 

Tiempo de lectura: -'

21 de enero de 2020 a las 09:24

Para el ala renovadora del Partido Socialista, hoy minoritaria, el sector atraviesa una "crisis de identidad, liderazgo y línea política". A esta conclusión llegaron los 10 delegados que este lunes, en una reunión del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), pretendieron que los 13 integrantes del ala mayoritaria, los socialistas "ortodoxos", reconsideraran respaldar al exintendente de Montevideo Daniel Martínez en las elecciones departamentales, además de a Carolina Cosse. 

Los renovadores redactaron una resolución alternativa de la que fue divulgada al término del encuentro, después de ocho horas de discutir las idas y venidas en torno a la postulación del ingeniero socialista. Finalmente triunfó la posición de los ortodoxos –encabezados por Gonzalo Civila, el secretario general del Partido Socialista– quienes ratificaron la "plena vigencia" de la candidatura de Cosse.

El documento con la visión de los renovadores, al que accedió El Observador, está firmado por Mónica Xavier, Santiago Soto, Julio Bango, Yerú Pardiñas, Fernando Isabella, Fabiana Suárez, Nohelia Millán, Santiago Brum, Sergio Pereyra y Viviana Piñeiro. 

Allí, denuncian las "decisiones de corte excluyente" tomadas por Civila, a quien responsabilizan del "pésimo resultado electoral" del Partido Socialista en las elecciones nacionales, y le achacan una "equivocada lectura de la realidad política nacional y en particular de la izquierda representada por el Frente Amplio".

Pero el foco de la resolución publicada en la madrugada de este martes, casi ocho horas después de terminado el encuentro del CEN y destinada a "la militancia", es la revisión de lo que sucedió en la interna partidaria cuando estaba en juego la candidatura de Martínez. 

Los renovadores plantean que fueron "excluidos totalmente de las negociaciones" durante el proceso de evaluación de candidaturas departamentales para Montevideo, a pesar de haber pedido "en los ámbitos correspondientes" que al menos uno de ellos pudiera participar. 

Según su versión, la siguiente marca en la línea de tiempo de la "crisis" interna es la reunión del Secretariado Ejecutivo Departamental de Montevideo del 13 de diciembre, donde Cristina García, la secretaria política departamental, manifestó "que se estaba avanzando en un acuerdo para integrar un sublema con el PCU, y que como el PCU apoyaría a Cosse, el PS también lo haría". Hasta entonces los dirigentes ortodoxos negaban que esta alianza fuera a concretarse, alegan los renovadores. 

En la carta además sostienen que, si bien el 19 de diciembre algunos ortodoxos manifestaron su "oposición férrea" a que el Partido Socialista respaldara a Martínez, "no hubo consenso" en transmitirle la "inconveniencia" de su candidatura y la decisión de hacerlo "no fue validada por ningún ámbito orgánico de decisión partidaria". 

A pesar de ello, el lunes siguiente se reunieron con Martínez, con la presencia de solo dos dirigentes renovadores, y le transmitieron "dudas y cuestionamientos a la eventualidad de su candidatura". Para el ala minoritaria, este encuentro fue determinante en la decisión de no seguir adelante con su intención de postularse para la reelección en el gobierno capitalino. "Estamos convencidos que Daniel Martínez se baja de la candidatura por no sentir el apoyo de su partido", afirman los 10 delegados. 

Por eso, a los ojos de los renovadores, fue "un enorme error político" que Civila diera a conocer la posición prevalente a través de la red social Twitter, el 28 de diciembre. "Con un simple tweet (...) el secretario general dejó resuelto un asunto que debió involucrar a todo el Partido, o cuando menos a los organismos estatutarios correspondientes", expresan.

En la misiva desarrollan lo que ocurrió en la interna del partido en los primeros días de enero y desembocan en el 10 de enero, cuando la dirección departamental de Montevideo oficializó el respaldo a Cosse. Según los renovadores,  esta decisión se tomó "de manera sorpresiva, sin dar una discusión política" y dicen que no había "ninguna necesidad de apurar los tiempos", aun más teniendo en cuenta que ningún sector del Frente Amplio se había decantado todavía por algún precandidato. 

"¿Qué apuro existía en definirlo con tanta anticipación? ¿Qué acercamiento había existido con la compañera (Cosse), con sus propuestas y su visión sobre las necesidades del proyecto frenteamplista en Montevideo?", se preguntan los renovadores. 

Pero con la vuelta al ruedo de Martínez –luego de ser convencido por dirigentes del ala socialdemócrata del Frente Amplio de competir en mayo, una intención que hará oficial este martes de tarde– los renovadores ven que se configuró un "escenario político completamente nuevo".

Por eso entienden que la decisión de Civila y los demás ortodoxos, que en los últimos días resolvieron no dar marcha atrás con respecto al respaldo a Cosse, pone al Partido Socialista en una "dificilísima situación política" que es "consecuencia de la miopía política demostrada por la mayoría de la dirección nacional y departamental". 

Además de adjudicarle la responsabilidad por "la peor votación del partido en los últimos 35 años", los renovadores le endilgan a Civila la desafiliación de históricos dirigentes socialistas en el último tiempo (como Álvaro García, el director de la Oficina de Planeamiento y Prespuesto que fundó el sector Plataforma, y Daisy Tourné), aunque en la resolución no se hace alusión a ninguno en particular. 

Los políticos en minoría explican que estas personas se desvincularon porque "no encuentran hoy en el partido un espacio de construcción real y fraterno y muchos de ellos han tomando la decisión de abandonar la vida orgánica para convertirse en 'socialistas sin carnet'".

La respuesta del secretario general, según ellos, es que "no existe una crisis y que se han dado también nuevas afiliaciones, simplificando lo grave del asunto a una simple cuestión numérica, minimizando la enorme pérdida de capital político acumulado en años de militancia".  

Este lunes, la corriente mayoritaria accedió al pedido de la departamental de Colonia, que había sugerido que la decisión de a qué precandidato respaldar en Montevideo pasara a ser objeto de discusión del Comité Central del Partido Socialista, que al estar integrado por 51 miembros electos, las 19 departamentales y la secretaría de la juventud es más abarcativo. El encuentro será este martes a las 18 horas. 

Para los renovadores es "poco creíble" que la cita se haya dado con menos de 24 horas de antelación, ya que es probable que los integrantes de las departamentales más alejadas no puedan coordinar para venir a la capital y, por lo tanto, su participación quede comprometida. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...