17 de julio 2024
Dólar El Observador | Auspicio BROU Cotizaciones
Compra 39,00 Venta 41,20
10 de junio 2023 - 13:53hs

Iga Swiatek, la discreta adolescente fan del rock duro que miraba a Rafa Nadal con ojos maravillados, sigue el camino de su ídolo en Roland Garros, con tres títulos en cuatro años. Desde el comienzo de la guerra apoya firmemente a Ucrania, cuya bandera siempre luce en su gorra.

La polaca, número 1 mundial, defendió con éxito este sábado su corona en París, la tercera que logra, al batir a la checa Karolina Muchova (43ª) por 6-2, 5-7 y 6-4, en una final de altísimo nivel que deleitó a la Philippe Chatrier.

"Welcome to the jungle, we've got fun and games" (bienvenidos a la jungla, tenemos diversión y juegos): con sus cascos sobre las orejas, la polaca entra en las pistas escuchando música de bandas rockeras como Guns N'Roses.

Apoyo a Ucrania

Como Nadal, Swiatek es consciente de sus responsabilidades fuera de las pistas de tenis. En julio organizó un partido de exhibición para recaudar fondos para Ucrania, la bandera que luce en un lazo colocado en su inseparable gorra desde que comenzó la guerra.

AFP La polaca ganó su tercer Roland Garros

"Es bastante obvio que debemos apoyar a Ucrania, lo haré hasta que la guerra finalice", dijo. El evento en Varsovia recaudó más de 500.000 dólares (464.000 euros).

Sorpresa del Roland Garros otoñal

Cuando ganó por primera vez en París hace menos de tres años (la edición de 2020 se disputó en octubre), casi no había nadie para aplaudir en pleno periodo de pandemia de covid-19. Ni siquiera cuando levantó el trofeo sin haber perdido un solo set en siete partidos partiendo desde la posición 54º del ranking.

Swiatek había disputado su primer torneo de Grand Slam en Australia en 2019, alcanzando la segunda ronda. Unos meses después batía en 45 minutos en octavos a Simona Halep en su primer Roland Garros.

La fuerza mental

Los planetas comenzaron a alinearse en 2020: unos octavos de final en Melbourne, una tercera ronda en el US Open, y el título en Roland Garros, el primero que lograba en el circuito profesional, con victorias contra jugadoras contrastadas como Halep, Naomi Osaka, Caroline Wozniacki o Donna Vekic. Una trayectoria que la propulsó al Top-20 del mundo.

Otro cambio notable: Swiatek, que era aún estudiante en 2019, logró diplomarse en 2020. Un alivio para ella, pero también para su entrenador.

Antes "el tenis no era la parte principal de su vida. Era difícil. Imaginen: yo tenía que hacer entrenamientos a las 7 de la mañana, porque ella debía ir a la escuela después. Y luego llegaba cansada porque había tenido que estudiar por la noche", relataba su antiguo entrenador Piotr Sierzputowski.

AFP Swiatek venció en la final 2023 a Muchova

Una situación que pertenece ya al pasado, aunque, en las pistas, la polaca sigue mostrándose estudiosa, con una psicóloga que le ayuda a preparar los partidos. "Ella me ha hecho más inteligente. Gracias a ella mi nivel de confianza es más alto", contaba en 2020.

"La fuerza mental es especialmente importante. En este nivel, todo el mundo es capaz de jugar bien, pero las mejores son las que son más fuertes a nivel de cabeza", dijo.

Un padre olímpico

Nacida en Varsovia, Swiatek llegó al tenis porque quería ganar a su hermana mayor.

Un espíritu competitivo sin duda heredado de su padre, Tomacz Swiatek, antiguo remero del equipo polaco que participó en los Juegos Olímpicos de Seúl-1988.

Esa ambición le llevó a ganar el primer torneo profesional que disputó, en 2016 en Estocolmo, en el circuito secundario, al que había accedido desde la previa. Dos años después, luego de varios meses sin tenis por una lesión de tobillo, levantaba el trofeo de juniors en Wimbledon en simples, y de Roland Garros en dobles.

Ahora, con 14 títulos en su palmarés, cuatro de ellos de Grand Slam -los tres Roland Garros y el US Open 2022-, Swiatek se confirma como la reina del circuito.

AFP

 

Temas:

Iga Swiatek Roland Garros

Más noticias de Referí

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos