Rusia 2018 > ARGENTINA

Romero se bajó y el DT convocó a un golero cuyo padre lo insultó

Cuando Nahuel Guzmán quedó afuera de los 23 su padre trató al DT de careta y lo caricaturizó de "chileno" como insulto

Tiempo de lectura: -'

22 de mayo de 2018 a las 20:32

El arquero titular de Argentina, Sergio Romero, se perderá el Mundial de Rusia 2018, tras sufrir este martes una lesión en la rodilla derecha en un entrenamiento en Buenos Aires, informó la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) en su página web.

"Romero será dado de baja de la lista de 23 futbolistas que participarán de la Copa Mundial de Rusia 2018", indicó la AFA.

A los 31 años, es el guardameta con mayor cantidad de partidos jugados con la albiceleste, con 83 participaciones.

"El jugador de Manchester United sufrió hoy (martes) un cuadro de bloqueo articular en su rodilla derecha evaluándose resolver quirúrgicamente. En los próximos días, el Cuerpo Técnico, dará a conocer el reemplazante", indicó la entidad.

Romero jugó las copas mundiales de Sudáfrica 2010 y Brasil 2014, además de tres copas América. Ganó la medalla de oro los Juegos Olímpicos Pekín 2008.

En la lista quedaron Franco Armani, de River Plate, y Wilfredo Caballero de Chelsea.

En la lista de 35, Sampaoli tenía a otro golero: Nahuel Guzmán, de Tigres. El problema que surgió es que el padre de jugador estalló de bronca y publicó en su cuenta de Facebook una caricatura y un texto muy duro para con el entrenador Sampaoli al que retrató con una careta, el escudo de la selección de Chile en su remera y tatuajes con los medios de prensa argentinos.

Además de tratarlo de careta y de ser más chileno que argentino, con esos tatuajes, el padre de Guzmán acusó a los medios argentinos de orquestar una campaña para que quedara entre los 23 convocados Franco Armani, quien hasta ahora no había sido parte de las convocatorias como sí lo fue Guzmán en varios partidos.

Este fue el enigmático texto que publicó en su cuenta de Facebook:

"De espalda al sueño
Es muy natural en un sueño ver gente de espaldas al sueño. Al principio creí que era gente despierta o gente que no quería estar allí, pero entendí que solo se trataba de gente buscando erróneamente una forma de entrar a ese mundo extraño y cierto. El primer error de esta gente era entrar disfrazados. En un sueño nadie engaña a nadie a menos que todos acuerden jugar a eso, entonces se puede escribir con el codo lo que luego se borrará con la mano (típico y raro ardid en los sueños), se puede sin temor al ridículo, levantar humeantes monumentos que serán la delicia de soñantes poco exigentes y en este orden de cosas se puede incluso afirmar que se cambiará la suerte de un barco sin rumbo. -Soñar no cuesta nada. Dice un despierto con berretín de soñador desconociendo el precio.
El requisito para habitar en ese mundo extraño y cierto de los sueños es estar convencido de que la vigilia es una cárcel, la peor que se pueda imaginar y entonces hay que elegir y elegir es el precio.
El sueño es el potrero de la vigilia, es donde se juegan los partidos de verdad, donde se deja el pellejo por los compañeros que tienen la misma camiseta, esa que esconde los huesos, pero donde también nos abrazamos con el rival, con el otro que somos nosotros en el espejo, el sueño es algo que no se pierde pero que se puede extraviar dejándonos al borde de una cama ajena muertos de sed, muertos en vida mi amigo".

Embed

Finalmente, sobre la hora 20.30, Sampaoli decidió convocar a Guzmán al Mundial de Rusia 2018.



Comentarios