Nacional > ELECCIÓN PAREJA

FA aprovechó la división de blancos y colorados y mantuvo Salto

A diferencia de las últimas elecciones departamentales, esta vez el gran competidor de la izquierda fue el Partido Nacional, que quedó segundo por pocos miles de votos

Tiempo de lectura: -'

27 de septiembre de 2020 a las 22:14

De un lado resonaban los bombos y platillos, flameaban las banderas tricolores y la multitud coreaba a una sola voz “¡Intendente, intendente!”. A seis cuadras de distancia, en la sede del candidato del Partido Nacional, Carlos Albisu, había lágrimas, abrazos y solo se oía la voz firme del nacionalista que aseguraba que los blancos volvieron a posicionarse en el departamento. Las urnas ya habían dado su veredicto: el frenteamplista Andrés Lima fue reelecto en su cargo por un nuevo quinquenio con una ventaja estrecha sobre el líder blanco. 

El frenteamplista, con el 100% de los circuitos escrutados en la mañana de este lunes, sacó una ventaja de unos tres mil votos frente a Albisu. La gran derrota de la noche se la llevó el senador de la República por el Partido Colorado, Germán Coutinho, que quedó tercero con casi 16.000 votos: casi la mitad de lo que había logrado en las elecciones nacionales de 2019.

En la sede de Lima hubo, primero, un muy mesurado festejo, cuando las proyecciones de escrutinio de La Diaria indicaban que la izquierda se mantenía con el poder del departamento por siete puntos de diferencia (42% el FA contra 35% del Partido Nacional).

Pero dos horas después de iniciado el escrutinio, cuando los datos de la Corte Electoral los mostraban cabeza a cabeza, desde el equipo de Albisu aseguraban que la proyección que manejaban ellos, realizada por un equipo liderado por un investigador de la Universidad de la República (Udelar), les daba una ventaja de 45% sobre 38% del Frente Amplio. 

Luego, los datos de la Corte empezaron a torcer la pulseada a favor del candidato del FA. Los militantes se agolpaban en la sede de la fuerza política y presionaban para que, de una vez, Lima se proclamara ganador. 

“¿Salimos?”, le preguntó el candidato al resto de su equipo, en un despacho que tiene balcón hacia la calle. La diferencia con los blancos era de mil votos pero igual estaban confiados. La respuesta de sus cercanos fue positiva y lo comenzaron a abrazar. Segundos después, estaba levantando los brazos frente a la algarabía de los militantes que festejaban una nueva victoria departamental.

"Hay un reconocimiento a la gestión de la intendencia, hay expectativa y esperanza", dijo Lima en conferencia de prensa minutos después. "Los próximos cinco años tienen que ser distintos. Estos cinco años han sido de estabilidad, de hacer viable lo que parecía que no era. Sin descuidar el abc, las calles, el alumbrado,  (ahora) el objetivo es el desarrollo y la inversión", agregó.

Además, el intendente llamó al diálogo y a buscar consensos para que el departamento crezca y represente más del 2,5% del PIB que ocupa ahora. También aseguró que va a recortar cargos de confianza y hacer cambios en el organigrama de la comuna para dar una “señal” en estos tiempos de crisis.

En la sede de los blancos el panorama era muy diferente. Albisu dió un discurso de ánimo a sus militantes y destacó la buena votación que obtuvo el partido en un departamento que siempre fue bastión del batllismo. 

“Esto es parte de la vida, es la política, ustedes son jóvenes, aprendan de esto. Estamos levantando a un partido de la nada, posicionándolo en el departamento. Tienen que seguir el camino de la verdad. Es por ahí. Eso es lo que al final del día, los va a dejar dormir tranquilos”, remató.

El comienzo de la jornada

Eran las 9.00 horas cuando Lima, que finalmente logró la reelección, puso su voto en un circuito a tres cuadras de la sede de la intendencia. Minutos antes, vestido de jean, camisa y chaleco, esperó que la fila hacia la urna se acortara y dijo en rueda de prensa una frase que resumió el sentir de cómo todos vivieron la jornada en el departamento: “Hasta que el ciudadano no ponga el último voto a las 19:30 horas nada está definido”.

El intendente electo ya preveía que, a diferencia de en mayo de 2015, su principal competidor iba a ser el nacionalista Carlos Albisu y no el senador colorado Germán Coutinho. En diálogo con El Observador, mientras esperaba para votar, Lima dijo que los blancos esta vez “están más fuertes”, explicó que la victoria a nivel nacional de Luis Lacalle Pou “ha tenido su incidencia” y aseguró que si blancos y colorados se hubieran aliado en el departamento “era otra la historia” y sus propias chances de victoria hubieran sido inferiores.

Minutos después, luego de haber sufragado y mientras se retiraba del local de votación, el líder de la izquierda en Salto se encontró con el propio Albisu que llegaba a votar en el mismo circuito. Se dieron un abrazo, se sacaron una foto y siguieron su camino.

Más temprano, antes de votar, Lima había llamado tanto al blanco como a Coutinho para desearles suerte y fortalecer el diálogo. El nacionalista recibió con aprecio la llamada del exintendente. El día anterior, el sábado, había tenido una mucho más trascendente: el que estuvo del otro lado del teléfono era el presidente de la República.

“Ayer al mediodía estuvimos conversando, no como presidente-candidato sino como amigos e intercambiando como venía todo en el departamento de Salto y a nivel nacional. Él nos viene siguiendo, desde lo que son los actos nuestros a través de las redes sociales y siempre está aconsejando con toda la experiencia que tiene”, contó Albisu.

Dos horas más tarde, fue Coutinho quien cumplió con su deber cívico. El exintendente fue el que estuvo más acompañado de los tres: en el colegio donde le tocaba votar lo esperaban los diputados Omar “Paco” Estévez (Partido Colorado) y Rodrigo Albernaz (Cabildo Abierto), además de un grupo de militantes.

Y fue el que más demoró en el cuarto secreto. “Acá está, no la encontraba, ya me estaba enojando”, dijo a los periodistas desde atrás de la mampara. “Lo que pasa es que tenemos 29 listas”, alardeó. El exintendente, aunque aparecía abajo en las mediciones de opinión pública, estaba convencido que la disputa electoral de este domingo sería entre el Partido Colorado y el Frente Amplio gracias a la estructura política que tiene su agrupación, "Vamos Salto", en el departamento. Pero, esta vez, las encuestas tuvieron razón. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...