14 de julio 2024
Dólar El Observador | Auspicio BROU Cotizaciones
Compra 39,00 Venta 41,20
1 de julio 2021 - 5:02hs

Daniel Sapelli lleva 15 años vinculado a la Cámara de Comercios y Servicios del Uruguay (Ccsuy) desde distintos roles. Sin embargo, su vinculación con la gremial data de mucho tiempo atrás. Su padre, Nelson Sapelli, fue presidente de la Ccsuy entre 1979 y 1980. “A mí me entró por la piel, era un adolescente cuando mi padre era presidente y lo veía en la tele”, contó a El Observador.

Sapelli dirige, desde hace más de 30 años, la empresa DYD SA, que se dedica al rubro de los electrodomésticos. Es la tercera generación de su familia dedicada a esta actividad. “Yo soy un comerciante, mi familia es de comerciantes, hace 96 años mi familia está en el rubro de electrodomésticos. Mi abuelo fundo en el año 1925 Casa Sapelli SA, la siguieron mi padre y mi tío y varios de mis hermanos y primos trabajamos ahí”, dijo el flamante presidente de la Ccsuy.

También fue vicepresidente de Alfonso Varela, Marcelo Lombardi, Carlos Pereda y Julio César Lestido en la Ccsuy y supo ocupar el cargo de presidente en varias oportunidades. “En 2011 viajé con el entonces vicepresidente Danilo Astori a la India y en 2013 con el entonces presidente Mujica a México y Estados Unidos. Siempre promoviendo la inversión en el Uruguay y lo que hay en el país: reglas claras, estabilidad jurídica, reglas económicas confiables y todo en un marco de un Estado de derecho”.

La Ccsuy es la gremial empresarial más antigua del Uruguay, representa a un sector que nuclea al 85% de las empresas del país y emplea a casi un millón de trabajadores. Sapelli asume el liderazgo de la gremial con la idea de hacer todo lo posible para que el sector Comercio y Servicios pueda retomar niveles prepandemia e incluso mejorarlo.

Hace 15 años que se encuentra vinculado a la cámara. Hoy le toca ser presidente, ¿en qué momento lo toma esta designación? ¿Cómo asume este rol?

La verdad es que al que le tocó bailar con la más fea fue a Julio César Lestido. El año más complicado fue el año pasado y principios de este. Los números de la pandemia ahora parecen ser positivos, bajamos a cuatro departamentos de color naranja en el índice de Harvard y hay varios que están por cambiar de color positivamente, eso augura, en un futuro medianamente cercano, poder retornar a la normalidad. La verdad que en ese sentido está bueno. Ahora tenemos que tratar de mejorar el volumen de actividad. Obviamente que es distinto cómo impactó la pandemia en cada una de las áreas y rubros que conforman el comercio y los servicios.

Camilo dos Santos Daniel Sapelli

¿De qué números estamos hablando?

Por ejemplo, las agencias de viaje bajaron sus ventas en 65%, los hoteles 40%, la indumentaria femenina 20%, electrodomésticos también 20%, restaurantes y confiterías también un porcentaje similar. Los supermercados bajaron un 13%. Yo vengo siguiendo los supermercados desde hace tiempo y fluctúa muy poco, sube 1% o baja 1%, 13% es mucho pensando en que vende básicamente comida. ¿Un dato positivo? Informática subió 9%. Hay empresas que andan bien. Hay empresas que capaz en algún momento cuando estaba todo cerrado, que estaban solo supermercados y farmacias, ahí se concentraba todo, pero después se pinchó. Con las agencias de viaje tenemos que trabajar mucho más fuerte, es un sector que se está recuperando, en vacaciones de julio hubo movimiento, pero también puede venir una nueva cepa de coronavirus y que la vacuna no actúe tan efectivamente, esperemos que no. Por lo que está pasando en el mundo vacunado, que están en el entorno de los números que tiene Uruguay, todos están abriendo puertas. Eventos es el sector más golpeado, bajó las ventas en un 100%. Hay diferencias en cada rubro pero somos optimistas, estamos teniendo reuniones con las diferentes gremiales para asistirlos y ver los problemas que tienen. Vamos a tratar de ayudarlos y conseguir que el gobierno les habilite todo lo posible. Por ejemplo, en el caso que sea necesario, que se les de algún incentivo de la forma que se pueda, como no cobrarles algo o bajarles algún impuesto.

¿Qué impronta tendrá su gestión?

La misión de la cámara es defender la libertad del comercio en el sentido más amplio de la palabra bajo un estado de derecho. Yo estoy en el comercio todos los días desde hace más de 30 años y es lo que vivo. Converso todo el día con los clientes, soy gerente de compras y de ventas de mi empresa. Esa sería mi impronta, quiero hablar más como bolichero que como empresario. No me siento empresario, me suena a gerente de una multinacional. Ese es mi sentir, lo que quiero es escuchar a los empresarios de todos los rubros que me digan su situación y ver cómo los puedo ayudar para volver a los niveles pre pandemia o superarlos. Los niveles prepandemia tampoco eran gran cosa. Entre 2013 y 2014 que hubo un pico de ventas histórico para muchas empresas, desde ahí seguimos en bajada, durante cinco años seguidos. En 2019 no estaba muy bien la cosa y ahora está mucho peor. Hay muchos comerciantes que están esperando que se den vuelta los números, de repente poniendo plata para trabajar.

¿Son suficientes las medidas que otorgó el gobierno? ¿No considera que faltó algo más de apoyo para a las mipymes?

Los apoyos siempre van a ser insuficientes. Nunca nos vamos a quedar todos conformes, esa es la realidad, tenemos un tema de la frazada corta, está difícil tapar los pies y la cabeza. Entendemos que el gobierno tiene un presupuesto y ha invertido mucho en la pandemia, vacunas, servicios sociales, jornales solidarios, ha hecho un montón de cosas pero concreto con cada rubro es difícil. De repente a una empresa chica le das un poquito y se queda encantada y a una grande un poquito no le sirve para nada. Tratar de armar todo eso en forma justa es muy difícil.

Usted valoró la relación que llevaba su antecesor con los sindicatos en cuanto a tener un buen diálogo ¿Usted le dará continuidad a ese vínculo?

Sí, por supuesto. Me parece bárbaro la relación que tuvo Julio (Lestido) y es más, esta semana vamos a tener una reunión con el PIT-CNT. También nos vamos a reunir con el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres, y con algunas otras cámaras empresariales para presentarme e intercambiar ideas.

¿Qué posición tiene sobre los Consejos de Salarios?

El PIT-CNT convocó a un paro general por diferentes razones, pero la principal es por más empleo. Le llevaron al presidente de la Republica, Luis Lacalle Pou, una propuesta para mejorar el empleo. El ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) presentó al Parlamento un proyecto de ley de promoción del empleo para sectores socialmente vulnerables que se votó por unanimidad en Diputados. Los comerciantes queremos también generar más puestos de trabajo, para ello necesitamos más actividad. Con la actividad comercial que tenemos, es imposible. Más después de un año y tres meses por debajo de las ventas históricas y con tres meses cerrados muchos de los comercios. Esperaremos a ver cuáles son las pautas que nos propone el Ministerio de Trabajo. En este contexto, me parece imposible pensar en un aumento de sueldo. Esperemos a que mejore la actividad y que llegue a nivel parecido a la prepandemia para ahí evaluar qué porcentaje de aumento se puede llegar a dar.

Camilo dos Santos Daniel Sapelli

¿Contemplan la posibilidad de solicitar otro período puente?

El ministro Mieres dijo que no se iba a aceptar como algo genérico, que se iba a tratar caso a caso, rubro a rubro, y en algún caso capaz empresa a empresa o a niveles del tamaño de las empresas. Eso es lo que él dijo y bueno, esperaremos a que nos proponga las pautas. Nos vamos a reunir mañana con el ministro. Voy junto a Julio César Lestido, charlaremos y tal vez nos de alguna pista de lo que van a hacer, los puntos de la propuesta del Ministerio de Trabajo. 

¿Comparte la idea de hacer acuerdos más cortos?

Sí, puede ser. Viendo que no está definido el futuro cercano, no tiene mucho sentido hacer un proyecto a largo plazo cuando no sabemos qué tan rápido se reactiva la economía y en que números estamos de acá a seis meses. Estamos en un punto de inflexión, veníamos horrible y estamos empezando a mejorar, o sea que es muy temprano para decidir. Pero sí, seis meses, el 1° de enero ver en qué estamos y pensar en un plazo más largo. Las empresas que están más estables y no les ha afectado tanto las ventas pueden hacer algún acuerdo más largo.

¿Hay sectores que pueden pedir el descuelgue?

Capaz que hay sectores que quisieran tener un descuelgue, no sé si lo van a pedir o si se lo van a aceptar.

Temas:

Cámara de Comercio y Servicios del Uruguay Member

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos