Fútbol > ENTREVISTA

Saralegui, los consejos de Barrera por el Twitter, la eliminación y la Anual: "Yo soy como soy"

El técnico de Peñarol charló con Referí tras la eliminación de la Copa Sudamericana a manos de Vélez, hizo un balance de la participación internacional y por qué la priorizó y reveló por qué usa tanto Twitter 

Tiempo de lectura: -'

06 de noviembre de 2020 a las 05:03

“Yo soy como soy”. Una frase que invita comprender los motivos por los cuales atiende el teléfono sin filtros y hasta pretendió darlo al aire en una radio para que los hinchas lo llamaran.

“Yo soy como soy”. Para expresarse a través de las redes sociales a pesar de las sugerencias de los dirigentes de ser más cuidadoso. Para pedir disculpas cuando consideró que se había equivocado.

“Yo soy como soy”. Como se expresó a través de su cuenta de Twitter tras la eliminación de la Copa Sudamericana. “Agradecer el cariño y el afecto, de los integrantes de nuestro actual cuerpo de trabajo, a los dirigentes y en especial a los jugadores que a cada país que fuimos, jugaron con el corazón, a lo Peñarol, dando todo, limpiamente y con mucho huevo el responsable soy YO. Mil gracias”.

Mario Saralegui, entrenador de Peñarol, se presenta tal cual es. Habla transmitiendo lo que siente. Como lo hizo en un mano a mano con Referí donde paseó por todos los temas.

¿Por qué atiende directamente y sin filtros los requerimientos de los medios de prensa?

Porque yo no vengo acá a tener problemas, vengo a mantener una imagen y un nombre que me llevó toda la vida y gracias a Dios no tengo problemas con nadie.

Pero no es habitual. De un tiempo a esta parte los técnicos de los equipos grandes se expresan a través de conferencias de prensa.

No, la verdad que no. Hay muchas cosas que cambiaron muy rápido y capaz que nosotros somos incapaces en el sentido de no tener capacidad para adaptarnos a la velocidad de los cambios.

¿Pero no le sugirieron que no atienda individualmente a los medios y lo haga a través de conferencias de prensa?

Siempre hay una persona que se encarga de alguna manera de ir manejando, hay ciertas normas que se tienen que cumplir y que hemos tratado de cumplir.

Usted incluso pretendió dar el teléfono al aire en una radio.

Vos sabés que se utiliza mucho eso en Europa, que Guardiola, Mourinho, los cracks, los fenómenos, no nosotros que somos media cuchara, que hay momentos en que los jugadores, los entrenadores, tienen espacios donde dialogan con la gente. Quizás en eso nosotros, como en tantas cosas, estamos muchos años atrasados.

¿Y a usted le gustaría ese intercambio con los hinchas?

Todo depende del estado de ánimo que uno tenga, según la circunstancia. Estás bien o mal, le pasa a todo el mundo, y el otro tema que pasa es que el grado de exposición es mayor.

¿Qué le dejó la participación internacional de Peñarol en la Copa Libertadores y en la Sudamericana?

Me dejó la impresión primaria de que no estamos tan lejos. Que nos faltó tiempo para algunas cosas, evidentemente. Cuando llegamos fue difícil, nos llevó un tiempo bastante largo poder entender cómo eran las cosas acá hoy. Hicimos presentaciones dignas donde los jugadores rindieron el máximo y momentos que debíamos haber hecho diferencias y no las pudimos hacer. De todos los partidos que jugamos, por ejemplo el de ayer (el miércoles ante Vélez Sarsfield en el Campeón del Siglo por la Copa Sudamericana) fue uno de los más difíciles. El fútbol cambió tanto que hoy es más fácil ganar afuera que de local.

Sin embargo la estadística señala que a Peñarol le costó mucho ganar en el exterior.

Las estadísticas son números y los números son fríos. Ese dato es real, pero a pesar de ser real sigue siendo subjetivo. Una cosa es el número y otra es el partido.

Me acaba de decir “me llevó un tiempo bastante largo poder entender las cosas cómo eran acá hoy”, ¿a qué se refiere?

Mirá, lo que pasa que uno cree que desde la percepción que uno tiene, esa percepción te da una visión completa de la realidad, pero la realidad entera nunca aparece. Uno ve lo que puede ver y lo que quiere ver a veces, entonces eso complica bastante. Por ahí se toman decisiones pensando en esto que te digo y luego no coinciden o no ofrecen lo que uno pretendía.

¿Cómo se explica, cómo lo traduce a la cancha?

El entrenador en el pizarrón no pierde un partido, porque una cosa es el mapa y otra cosa el territorio. Si yo miro el mapa, el señalador me marca que estoy a 625 kilómetros de Artigas, pero tomo el auto para ir a Artigas y hay un puente roto, un desvío, un accidente y pongo 620 kilómetros, pero hay que recorrerlos.

Lleva más tiempo.

Y a veces lleva menos tiempo.

Usted cuándo llegó a Peñarol dijo tenía la obligación de pensar como piensa el hincha y que el hincha quiere ganar la Libertadores, la sexta y que era la prioridad. ¿Quedó prisionero de sus palabras?

No, es un poco lo que estoy diciendo, y reafirmo lo que dije, creo que somos más competitivos de lo que mucha gente pensaba, pero en los momentos que tuvimos que definir no nos dio.

¿Volvería a hacer lo mismo, a apostar a la Copa Libertadores?

Bueno, el mismo camino, en algunas cosas sí y en otras no. Lo que sí en el tema de los campeonatos sigo pensando lo mismo, si pensás que no podés ganar, no entres, que juegue otro.

Hay otra faceta de Saralegui entrenador que es su participación en redes sociales. ¿Por qué lo hace?

Porque tengo como tiene mucha gente el hábito de usarlo. Y uno a veces se da cuenta y reconoce que tiene un mal hábito. Puede ser malo o puede ser bueno, depende. Lo mismo el Twitter. Depende el momento, la circunstancia, porque ahí entra en juego el otro.

Y la interpretación del que recibe el mensaje.

El significado que le da el otro.

¿Y qué le generó el tuitear? ¿Muchos dolores de cabeza?

Un poco de todo.

Por lo pronto mucho ida y vuelta con hinchas.

Esa es un poco la idea, tener más allá de todos los medios de comunicación, una comunicación más directa. Pero hay que tener en cuenta que la gran mayoría de los hinchas de Peñarol no tiene Twitter. La (gente) que está en el Twitter es un nicho, hay mucha gente que utiliza seudónimo y no tiene respeto por nada. Otros utilizan el número de socio. Algunos hinchas de Peñarol no tienen ni televisión y los que están en el medio del campo escuchan la radio y si llega la radio. Entonces el Twitter no es Peñarol. Es un grupo de personas que muchas veces tiene interés en lo que pone y con el cual hay un intercambio de palabras o de mensajes.

Usted por lo pronto se muestra espontáneo.

Yo soy como soy y me he equivocado mil veces, reconozco, y siempre he tratado de hacer lo mejor. Y si en algún momento me equivoqué pedí disculpas. Algunos no aceptan las disculpas. En la facultad nos decían 'ojo con la disculpa, porque la disculpa habilita a hacer cualquier cagada' (sic). Y es verdad. Perfecto solo Dios.

¿Por qué la disculpa habilita a hacer cualquier cosa?

Porque es así. Yo hago una cagada y te pido disculpas ¿y cómo es el tema? Poné cualquier ejemplo: te atropello con un auto, lastimo a alguien y pido disculpas. La cagada no la arreglás. Internamente te sentís aliviado por pedir disculpas, pero la cagada está hecha.

¿En algún momento el presidente Barrera le dijo que dejara de utilizar el Twitter?

En un principio hablamos un poco de eso. Hemos hablado más de una vez del tema y me traté de cuidar mucho por lo que me dijo Barrera, es más, me cuido mucho. Estoy tratando todo el tiempo de no poner cosas que puedan llegar a molestar a Peñarol y cuando puedo ni lo prendo.

¿Se muerde por no utilizarlo?

Ni tanto, pero viste cómo es, a veces no es fácil. No me pasa solo a mi, le pasa a mucha gente.

¿Qué pasó con Jonathan Urretaviscaya? ¿Usted tuvo un cruce con el jugador?

Eso son cosas nuestras que no las tengo que hablar.

Después de quedar eliminado de las dos copas internacionales ¿Cómo sigue ahora?

Mirá, en las copas tuvimos momentos que futbolísticamente recuperamos la dignidad, fuimos competitivos, pero en los momentos que tuvimos que resolver nos faltó el toque final. Hubo momentos que jugamos muy bien y otros donde fuimos superados, como es el fútbol. Pagamos muy caro el hecho de no tener un conocimiento profundo del plantel, pagamos muy caro la doble competencia que nos condicionó  el puntaje de la Tabla Anual. Y cuando uno entra un equipo, entra con toda la fuerza, luego van pasando cosas que te van debilitando o te van agrandando y lo bueno y lo malo forma parte del camino.

¿Y a usted qué le generaron las cosas qué pasaron?

Por momentos me han debilitado y por momentos me han agrandado.

¿Y ahora cómo se encuentra?

Me encuentro bien, me encuentro tranquilo, disfrutando esto que ha sido una sorpresa y un orgullo de poder estar acá nuevamente por sexta o séptima vez que regreso. Lo disfruto cada día, la gente puede pensar que estoy sufriendo, pero lo disfruto y no soy adivino y no sé lo que va a pasar mañana y pasado. Acá los técnicos dicen que somos esclavos de los resultados.

¿Pero usted se siente con fuerza para revertir este momento?

Yo si en algún momento siento que no tengo fuerza para revertirlo, que no es ahora y no sé lo que va a pasar mañana o pasado, ahí tendría que pensar qué hago.

Cada vez que el club pasa por un momento de estos muchos se suelen preguntar ¿qué le falta a Peñarol? Se habla de mística, de volver a las raíces, de apelar a los juveniles. ¿Usted qué piensa?

Si yo supiera la respuesta me tiro a candidato a presidente.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...