Cargando...

Polideportivo > HANDBALL

Scuola Italiana, orgullo y clase del handball femenino uruguayo

Scuola Italiana volvió a consagrarse campeón del handball femenino de la mano de una entrenadora pasional y un grupo de jugadoras que sienten la camiseta como pocas 

Tiempo de lectura: -'

24 de noviembre de 2018 a las 05:03

"Eternamente te agradezco las poesías que la escuela de tus noches le enseñaron a mis días”, dice el tango Café La Humedad. El boliche como centro de aprendizaje para lo que no se enseña en facultad. “El handball para mí trasciende al deporte y es aprendizaje de vida”, dice por su parte la armadora Fabiana Sención.

Sí lo sabrá el núcleo histórico de Scuola Italiana que el domingo se volvió a consagrar campeón Federal del handball femenino.

Encolumnadas detrás de la entrenadora Daniela Mata, líder artesanal y pasional del grupo, están Sención y Sofía Cherone que son ejemplo y experiencia, Mariana Gómez que es constancia y sacrificio, la golera Noelia Artigas que es pura inyección anímica y la joven Natalia Maggiolo, que encarna a la generación del recambio desde el rol de la humildad y el aprendizaje.

Bajo el liderazgo de estas seis mujeres, Scuola derrotó a Goes por un apretado resultado global de 49-47 (victoria 25-21 la primera final y derrota 23-26 la revancha) reconquistando el Federal que había ganado por última vez en 2012.  

“De aquel título en adelante pasó de todo. Ese fue el último año de Verónica Castro. Jussara (Castro, su hermana, y la mejor jugadora uruguaya de toda una era) siguió dos años más; en 2013 se lesionó la rodilla Ornella Palla; en 2015 se lesionó la rodilla Mapi (Mariana Gómez). También fueron dejando las más consagradas: Camila Torres, Paola Lucas, Betania Corts que eran la base del equipo y no teníamos formativas para hacer el recambio”, cuenta Mata que para sus jugadoras es “La Dueña”.

Tras ganar el Federal 2007 con Huracán Buceo, el grupo liderado por Mata desembarcó en Scuola ganando en 2009, 2010 y 2012 el certamen.

“Al principio, como no nos conocían hasta pagábamos el alquiler de la cancha”, recuerda. Pero con los años se convirtieron en una grifa de la institución que va más allá de los títulos. “Hace seis años montamos un proyecto para captar juveniles y este año terminó de estallar: tenemos 28 jugadoras en categoría menores (sub 14)”, cuenta con orgullo la entrenadora.

Antes de la final con Goes, las jugadoras confeccionaron 200 camisetas para la hinchada del equipo. Se les agotaron en cinco días y en la segunda final el club tuvo récord de venta de entradas: 1.117 lo que revela el crecimiento del entorno con el trabajo desde el semillero.

Durante tres años, en grandes, a Scuola le tocó ver las finales de afuera al perder en semis con Layva, club al que pudo vencer en esta instancia.

“En Scuola aprendimos lo que es la resiliencia. Donde el cuadro te necesite tenés que estar y dar lo que tengas, y eso llevó a cada una a dar algo que ni sabía que tenía para dar, lo que nos fortaleció muchísimo”, explica Sención, la más reflexiva del grupo.

Goes les había ganado las finales de 2013 y 2014. Para Cherone, una deportista nata y de mentalidad ganadora, “el espíritu de equipo fue la clave para ganarlo, más allá del aspecto mental. No nos pesaba no haber estado últimamente en las finales, al menos a las más grandes. Yo me puse más nerviosa en la segunda semifinal que en las finales, porque esa era la prueba de fuego”. 

“Lo que se generó este año fue el reflejo de la preparación, llegamos a la final para que fuera una fiesta. Para mí la final fue la semi, ahí dejamos la mochila, sin desmerecer a Goes. Pero teníamos que darnos el lujo de disfrutarlas”, agrega por su parte Sención.

"Yo quería cerrar el torneo en forma perfecta: ganando el partido y jugando bien. Pero la segunda final estuvimos descocadas, el rival es extremadamente bueno y la serie se pone para cualquiera. Defendimos los goles de ventaja y ganamos el campeonato perdiendo el partido. Al principio lo lamenté, pero después que lo vas decantando te das cuenta que si no fuera por todo el laburo del año y lo bien que jugamos en esa primera final el título no se daba", expresa Sención.

Noe Artigas llegó al equipo hace cinco años, tras jugar en Náutico y Hebraica Macabi: “Elegí este equipo porque quería jugar en un cuadro de nivel y no me importó lo lejos que me queda de casa”. 

Natalia Maggiolo llegó procedente de Unión La Paz y los primeros dos meses , en 2016, se los pasó trotando alrededor de la cancha para recuperarse de una lesión de ligamentos de rodilla: “Me gustó mucho la forma en que se trabaja acá”. 

"Cuando vino nos empezó a dar tremenda mano en la punta como suplente de Cami Torres. En 2017 ya tuvo un lugar fijo de titular, ahora tiene 21 años y en la final asumió la responsabilidad como se lo dije después de la final. El rival no puede marcar a todas con la misma intensidad y a ella la estaban dejando huecos y fue la goleadora", valora Mapi Gómez que este año volvió a la selección junto con Cherone y Sención.

Este año se sumó la pívot Ivana Castro, ex Goes. Y así Dani Mata terminó de redifinir el equipo. Sención, Cherone y Gómez, tres punteras por naturaleza, se convirtieron en armadoras y el equipo se mostró más veloz que nunca para hacer su juego. 

"No concibo el handball de otra manera que no sea defender mucho y correr mucho, lo demás se va armando. El ataque posicional varía según la defensa que tenga en frente. Layva se cierra atrás con un 6-0 y son enormes. Goes te pone una primera línea defensiva bien alta, algo totalmente diferente. Hay un esquema que siempre ha sido así para nosotras: defensa sólida y corrida. Jugar lento para mí no es posible. Layva, Malvín, San Pablo son equipos veloces. En 10 años el handball ha cambiado mucho y cada vez se corre más, internacionalmente es así y todos los técnicos han valorado esa fase del juego", explica la entrenadora.

Y bajo el liderazgo de Dani Mata se trabaja con pasión. Se graban todos los partidos de las rivales y se analizan: “¡No sabés cómo estudiamos en el año!”, dice Artigas. “El nivel está cada vez más competitivo. En 10 años este deporte se hizo mucho más veloz y competitivo”, afirma la entrenadora. En ese contexto Scuola vuelve a ser campeón. Porque a este grupo le sobra orgullo y clase.


Radiografía del plantel

Noelia Artigas, golera, finaliza la licenciatura en Nutrición
Verónica Pereira, golera, laboratorista en Odontología
Sofía Cherone, armadora, profesora de educación física y empresaria
Fabiana Sención, armadora, licenciada en Diseño Industrial
Mariana Gómez, armadora, profesora de Educación física
Rosina Borges, armadora, estudiante
Natalie Recoba, armadora, estudiante
Lucia Cetrángolo, armadora, estudiante
Manuela Liberman, puntera, licenciada en psicomotricidad
Natalia Maggiolo, puntera, licenciatura en química de alimentos y nutrición
Carmen Salinas, puntera, estudiante de ingeniería eléctrica
Romina Didak, puntera, futura estudiante del isef
Georgina Aicardi, pívot, estudiante de psicología
Ivana Castro, pívot, estudiante de ciencias económicas
Agustina Margni, pívot, Estudiante

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...