Espectáculos y Cultura > ESTE DOMINGO

Se vienen los Oscar más inseguros y raros de los últimos años

La organización revirtió todas sus decisiones, no hay una película que sea clara favorita y, por primera vez en 30 años, no hay presentador; los Oscar 2019 están llenos de dudas

Tiempo de lectura: -'

22 de febrero de 2019 a las 05:03

No hay demasiadas certezas con respecto a los Oscar este año. Hay películas o figuras candidatas pero no es tan claro quién ganará como otros años. Y ni siquiera hay muchas cosas claras sobre la ceremonia: hay una sensación general de que todo será un gran fracaso, y la expectativa para los que siguen con pasión este acontecimiento está por el piso.

Todo empezó con un problema de rating. En los últimos veinte años, la transmisión televisiva del Oscar perdió 20 millones de espectadores. La cifra de televidentes en Estados Unidos bajó de 46 millones en 1999 a 26,5 millones en 2018. Y por eso, este año, se anunció que los premios más importantes de Hollywood vendrían en un nuevo envoltorio.

Porque son tarde, porque son largos, porque nadie vio las películas nominadas. Las razones esgrimidas por la baja de espectadores fueron varias, pero lo real fue el dolor de cabeza que trajo a la organización encargada de entregarlos, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, así como al canal que los emite en Estados Unidos, ABC, que quizás no tuvo en cuenta que el público, y sobre todo el más joven, ya no mira tanta televisión como los mayores, sino que prefiere seguir una transmisión online o hacerlo por las redes sociales.

Más allá de cuál sea la o las plataformas de emisión, ABC se puso firme y junto a la Academia anunciaron una serie de medidas destinadas a confeccionar una ceremonia más ágil. De todas esas medidas no sobrevivió ninguna salvo la que a partir de 2020 hará que los premios se entreguen a principios de febrero.

La primera y una de las más polémicas fue la instauración de un nuevo premio, anunciado en agosto, a Mejor película popular, del cual nunca quedó claro por qué parámetros se entregaría, si por recaudación en taquilla o por impacto en la cultura pop. Al mes del anuncio, y ante las críticas de la prensa especializada y de la industria, dieron marcha atrás.

Terminaron nominadas películas que han sido taquilleras como Bohemian Rhapsody y Pantera Negra así como, también, Nace una estrella, que fue un éxito en Estados Unidos, aunque pasó más desapercibida en el resto del mundo. Aunque la Academia ha intentado internacionalizar su cuerpo de votantes y de nominados para convertirse en un evento más internacional, no dejan de ser premios principalmente concebidos y pensados por y para estadounidenses.

Otro anuncio preveía que, para cumplir con la nueva exigencia de que la entrega de premios no dure más de tres horas, entre seis y ocho premios se entregarían en las pausas comerciales y versiones resumidas de los discursos se emitirían luego. Al final se anunciaron cuatro: mejor dirección de fotografía, mejor edición, maquillaje y peluquería  y mejor corto de ficción.

La reacción fue inmediata. Las columnas despotricando contra la decisión fluyeron desde los medios especializados. Reuniones de integrantes de la industria con la Academia y una carta firmada por Spike Lee, Guillermo del Toro, Martin Scorsese, Brad Pitt, Robert de Niro y Quentin Tarantino, entre otros grandes nombres del cine, hicieron que, de nuevo, se diera marcha atrás.

Primero se anunció que no habría interpretaciones musicales. Luego que serían solo las de las canciones más populares: Shallow, de Nace una estrella (es decir, tener a Lady Gaga cantando en la ceremonia) y All the stars, de Pantera Negra (es decir, Kendrick Lamar rapeando en la ceremonia). Después, que se agregaba una tercera. Unos días más tarde, que se cantaban las cinco nominadas, en versiones de 90 segundos. Otra marcha atrás.

Los productores de la transmisión ya se resignaron. Saben que otro año más será una ceremonia larga y apegada a la tradición, aunque igual buscan alterar la monotonía con cambios ligeros, como invitar a figuras a presentar las nominadas a Mejor película, como Serena Williams, Diego Luna o el chef José Andrés.

La realidad también los forzó a aplicar otros cambios. Nadie quería aceptar el puesto de conductor, ni siquiera la opción más buscada por los organizadores, el carismático Dwayne “La Roca” Johnson. El elegido terminó siendo el humorista y actor Kevin Hart, pero se tuvo que bajar cuando resurgieron una serie de viejos tuits homofóbicos por los que además se negó a disculparse. Sin conductor por primera vez en 30 años, se agrega un componente más de incertidumbre.

Y eso mismo pasa con las películas candidatas. No hay una que llegue a la ceremonia con todos los focos encima, ya sea por su calidad o por su popularidad absoluta. Las dudas sobre lo que se verá este año están por todas partes. Queda ver si todo acaba en debacle. La Academia está cambiando, los Oscar quieren cambiar, y eso siempre es complicado.

Datos clave
¿Cuándo son los Oscar? 
El domingo 24 de febrero. La transmisión de la alfombra roja comienza a las 19 horas de Uruguay, y la ceremonia a las 22 horas.
¿Dónde se podrá ver? 
El canal E! Entertainment transmite toda la alfombra roja. La ceremonia podrá verse por Canal 12, en televisión abierta, y para los que tengan cable, tienen la opción de TNT, que comienza su emisión 20.30. También se podrá ver online a través de las aplicaciones de los distintos servicios de televisión para abonados. 
 
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...