Nacional > Rendición de Cuentas

Si no hay avances, funcionarios de Salud Pública comenzará la huelga el 6 de agosto

Ya realizaron ocupaciones y paros pero pretenden aumentar las medidas

Tiempo de lectura: -'

21 de junio de 2018 a las 17:03

Lo vienen anunciando desde hace varias semanas. Realizaron ocupaciones en el Ministerio de Salud Pública y en la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) y dejaron claro que el dinero destinado para su rubro en la Rendición de Cuentas no es suficiente. Ahora definieron que el seis de agosto será el inicio la huelga en caso de que el Poder Ejecutivo no contemple sus reclamos. La Federación de Funcionarios de Salud Pública salió a trancar fuerte.

Los trabajadores reclaman un aumento del presupuesto para ASSE y un aumento de personal. Los trabajadores reclaman la creación de 3000 puestos de trabajo pero la Rendición de Cuentas solo prevé 1.000.

"Esperemos que las negociaciones den sus frutos pero nosotros estamos vamos a estar preparados para ir a la huelga", dijo a El Observador el secretario general de la Federación de Funcionarios de Salud Pública, Martín Pereira.

La decisión del Plenario Nacional del sindicato se da el mismo día que el presidente Tabaré Vázquez recibió a una delegación del PIT-CNT para analizar las propuestas de la central sobre la Rendición de Cuentas. En esa reunión, los representantes de los trabajadores le dejaron claro al mandatario que la salud es una prioridad.

Lea también: Funcionarios de Salud Pública desalojaron el ministerio tras reunión con Basso

"En el caso de salud pública va a ser el quinto año que no tendrían aumento salarial y creación de cargos, solo se crearon aproximadamente 100 cargos para la Salud Pública. Esto es insuficiente para una institución que tiene más de 900 centros asistenciales y es necesario dotarla de más recursos, yo diría que ahí está la situación más delicada", dijo Pereira tras la reunión con Vázquez.

El gobierno destinará $ 70 millones al sector de la salud, que serán volcados al hospital de Colonia (que se prevé inaugurar en pocos meses), el hospital Maciel y el Pasteur. El sindicato reclama que también haya un aumento de los sueldos.

No llenar vacantes

Vázquez se comprometió a estudiar la propuesta del PIT-CNT de no llenar vacantes en el Ministerio de Defensa para tener nuevos recursos para distribuir en la Rendición de Cuentas, según dijo en rueda de prensa el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira.

Para este Presupuesto está previsto un aumento salarial para los soldados que reciben el menor ingreso de toda la administración pública. El PIT-CNT pretende que ese aumento se financie con el dinero que se genere de no llenar vacantes.

Sin embargo, esta propuesta no es nueva. El Frente Amplio manejó esta posibilidad en el período de gobierno anterior pero nunca se llegó a concretar. Desde las Fuerzas Armadas dijeron a El Observador que para esta discusión presupuestal analizaron "en profundidad" esta propuesta con integrantes del Poder Ejecutivo que les aseguraron que no estaba en los planes del gobierno tomar medidas en ese sentido.

Además, las fuentes explicaron que sacar vacantes no resulta tan sencillo porque hay que hacer un análisis sobre qué unidades se verían afectadas de forma similar en las tres fuerzas. De todas maneras, se manifestaron alertas por esta iniciativa del PIT-CNT aunque entienden que la receptividad del presidente para estudiar tema es más una cuestión política que otra cosa.

El PIT-CNT también le propuso a Vázquez aumentar el Impuesto al Patrimonio y el Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE) y no cumplir con la meta fiscal, lo que el presidente descartó. "Los países serios tienen que tomar medidas serias", les dijo Vázquez a los representantes del PIT-CNT sobre la posibilidad de incumplir la meta fiscal.

El presidente volverá a conversar con los trabajadores la semana que viene para darle una respuesta a la propuesta. El gobierno tiene hasta el 30 de junio para presentar el proyecto de Rendición de Cuentas al Parlamento. Sin embargo, el Poder Ejecutivo prevé un aumento de gasto de US$ 150 millones para 2019.

Los trabajadores rechazan esta iniciativa y ya fijaron dos movilizaciones. El 28 de junio realizarán un paro parcial de 9:00 a 13:00 horas (que será de todo el día para los sindicatos de la educación) y el 25 de julio habrá un paro general de 24 horas.

Comentarios