Cargando...
Sin novedad en el frente puede verse en Netflix

Espectáculos y Cultura > PELÍCULA

Sin novedad en el frente: Netflix nos lleva a la guerra para recordarnos que es horrible

Un clásico del cine tiene una nueva versión con aspiración de Oscar y es una épica antibélica conmovedora 

Tiempo de lectura: -'

27 de noviembre de 2022 a las 05:05

En algún momento de la infancia o la adolescencia, los hombres nos imaginamos a la guerra como un juego divertido. Como los soldaditos de plástico verde. Schwarzenegger caminando con dos metralletas como si llevara paquetes de yerba abajo del brazo. Tom Hanks cruzando Francia para salvar al soldado Ryan, avanzar por los campos de Normandía en el videojuego Call of Duty bajando nazis de camino al próximo objetivo de la misión. Como esos grupos de camaradas que van a las risas por el campo de batalla, de los que sabemos que no todos van a sobrevivir —las chances bajan si el soldado-personaje pertenece a una minoría étnica o religiosa para los parámetros estadounidenses—.

Pero eso pasa hasta que uno se da cuenta de que la realidad está bastante lejos de esa épica y lógica del Hollywood más pueril. Que al final, Steven Spielberg tenía razón con aquella frase de que “toda película de guerra, buena o mala, es antibélica”. Y si tiene dudas, puede sentarse a ver la nueva versión de Sin novedad en el frente, que está en Netflix, y corroborarlo.

En base a sus experiencias como soldado en la primera guerra mundial, el alemán Erich Maria Remarque publicó en 1929 el libro homónimo, que funcionaba como un relato sobre los peligros del nacionalismo exacerbado, y narraba tanto el impacto psicológico de la guerra como la dificultad que las tropas enfrentaban al momento de volver a casa y reinsertarse en la sociedad civil después del trauma. Al año siguiente se hizo película en Estados Unidos, ganó el Oscar a Mejor película y se convirtió en un clásico.

Ahora llegó esta nueva adaptación, hecha en la propia Alemania. El tono es el mismo, el “mensaje” (por llamarlo de una forma simplona) es el mismo, pero la técnica cinematográfica moderna permite darle más monumentalidad y crudeza al relato, aunque manteniendo el tono íntimo y conmovedor con el que también se combinaba la película original, y que aquí también deja una película que cae como un mortero para reiterar el mensaje conocido pero siempre vigente de la futilidad de la guerra.

Todo eso ya queda marcado desde una secuencia de apertura brutal, una larga toma (la primera de muchas) que transcurre en las trincheras y en la “tierra de nadie” durante uno de los enfrentamientos entre alemanes y franceses, y que se encadena con un montaje que aplica una lógica fordista a la guerra, apenas el primer mazazo durante dos horas y media llenas de golpes. Por si no quedó claro, esto no es Rambo.

Después de ese prólogo contundente, aparecen finalmente los protagonistas: un grupo de muchachos, algunos todavía ni siquiera mayores de edad, que convencidos por un encendido discurso patriotero de un docente de su liceo, salen a pelear por una Alemania que cada vez está más cerca de la derrota. El grupo se refuerza con un par de veteranos que conocen en el frente, y es a esta compañía a quien vemos en una serie de viñetas y confrontaciones en el camino al armisticio final, en su mayor parte desde la perspectiva de uno de los jóvenes, Paul Bäumer.

La realidad de la guerra le irá pegando al bueno de Paul un piñazo tras otro, en una historia que a pesar de una duración que pueda parecer intimidante, nunca baja su intensidad. Y eso lo logra incluso aunque periódicamente nos saca del campo de batalla, de las trincheras o de los pueblos franceses donde los alemanes se cruzan casi de forma cotidiana con los locales, para llevarnos a los salones y hasta a los vagones de tren donde el político germano Matthias Erzberger —encarnado por Daniel Brühl, la cara más conocida del elenco, gracias a sus papel en Goodbye, Lenin!, además de por haber interpretado al piloto de Fórmula 1 Niki Lauda en Rush: pasión y gloria— lidera las negociaciones por la paz.

Esa, una subtrama ausente en la novela y en la película de 1930, pone en contexto lo que atraviesa el grupo de soldados protagonistas, a la vez que junto a otros personajes y situaciones se hace eco de aquella frase del expresidente estadounidense Herbert Hoover: “Son los viejos los que declaran la guerra. Pero son los jóvenes los que tienen que pelear y morir. Y son los jóvenes los que tienen que heredar las tribulaciones, la pena y los triunfos que son lo que viene después de la guerra”.

Sin novedad en el frente puede verse en Netflix

Una historia sólida es la roca sobre la que se edifica cualquier película y Sin novedad en el frente la tiene, por supuesto, pero después a ese factor narrativo hay que rodearlo bien, y aquí también es el caso. La fotografía es evocativa y melancólica, pero alcanza momentos de belleza visual y monumentalidad, y la música, con unas bocinas mecánicas que atronan en los oídos, machaca y al mismo tiempo no roba la atención de la acción.

Con la familiaridad de la historia, la escala y el nivel de la producción como grandes bazas, Alemania optó por presentar a esta película como su candidata oficial para la categoría de Mejor película internacional en los premios Oscar que se entregarán en marzo de 2023. Aunque este es un año competitivo para esa categoría, este filme podrá meterse en la puja, sumando además el empuje que Netflix le pueda dar como una de sus casas productoras.

Si lo hace, y aunque los Oscar no sean un parámetro definitivo de lo bueno y lo malo en el cine ni mucho menos, será un justo reconocimiento para una película que más allá del impacto cinematográfico, nos lleva al medio de la guerra para que nunca en la vida se nos ocurra volver a imaginarla como algo bueno.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...