Fútbol Internacional > LIGA DE CAMPEONES

Suárez buscará romper una mala racha que arrastra desde 2015

Tras volver a anotar en la Champions la semana pasada, el uruguayo intentará marcar de visitante este martes

Tiempo de lectura: -'

09 de abril de 2018 a las 09:22

Barcelona busca terminar de sacarse el billete para semifinales de la 'Champions' este martes en el campo de Roma, en la vuelta de cuartos de la competición continental, tras su contundente victoria (4-1) de la ida en España.

El conjunto catalán, que no alcanza las semifinales de la Liga de Campeones desde la temporada 2014/2015 en que acabó siendo campeón de la competición continental, volverá a confiar en su dúo atacante formado por Luis Suárez y Leo Messi en el estadio Olímpico de Roma.

El uruguayo, que en el partido de ida volvió a anotar en la competición continental en la ida tras casi un año de sequía, ahora buscará romper su maleficio fuera de casa, ya que no marca a domicilio en Champions desde la temporada 2015/2016.

Casualmente su último gol de visitante fue ante Roma, rival de este martes, al que le anotó el pasado 16 de setiembre de 2015, cuando catalanes e italianos empataron 1-1.

Lea también: Historias y anécdotas de la utilería de Nacional

El Barça goleó al conjunto de Eusebio di Francesco, pero, fiel a su estilo, el técnico azulgrana, Ernesto Valverde, no quiere relajación en la vuelta.

"En absoluto me veo en semifinales, han demostrado que tienen un buen equipo, nos queda un partido allí, no lo veo hecho ni mucho menos", aseguraba Valverde, el miércoles pasado tras el encuentro de ida.

El técnico azulgrana acudirá a la capital italiana con su equipo de gala, con la única excepción de Philippe Coutinho, que no puede jugar la Champions por haberlo hecho con Liverpool.

Valverde tiene la duda de su mediocentro Sergio Busquets, que tras jugar infiltrado la ida por su problema en un pie, no jugó el sábado en Liga contra el Leganés y tampoco se entrenó el domingo, aunque en principio parece que podría jugar.

La Roma quiere creer

Firme líder liguero en España, donde acaba de igualar el récord de 38 encuentros imbatidos que tenía la Real Sociedad desde 1980, este Barcelona de Valverde, más eficaz que vistoso, se enfrentará a una Roma que afronta una misión casi imposible, pese a que Di Francesco quiere "seguir soñando".

"Es fundamental creer que podemos hacer un buen partido de vuelta", aseguró el técnico romano tras la derrota en la ida, pero el equipo italiano no parece llegar en su mejor momento.

Su decisión de reservar titulares el sábado frente a Fiorentina le costó una derrota y la pérdida del tercer puesto en el campeonato italiano, quedándose en un comprometido cuarto puesto, último que da acceso directo a la próxima Liga de Campeones.

Roma, además, afronta el encuentro con un ojo puesto en el derbi de Liga el próximo fin de semana contra Lazio, que le pasó por delante en la tabla clasificatoria.

Tras la derrota cosechada en la ida, con dos de los goles en propia puerta, Roma, defensiva en Barcelona, se verá obligada a atacar, pero tendrá que tener cuidado con sus espacios ante la peligrosidad de los atacantes contrarios.

Para este encuentro, Di Francesco recupera al centrocampista belga Radja Nainggolan, que no estuvo en el partido de ida por problemas musculares y que es uno de los pilares del equipo romano.

También podrá contar con el extremo turco Cengiz Ünder, que tampoco estuvo en Barcelona, y sigue en duda el argentino Diego Perotti, que no jugó ante Fiorentina por un golpe que recibió en el muslo en el partido de ida contra el Barcelona.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...