Selección > INFORME

Tabárez y su proceso de jerarquización de la selección

El técnico transformó al combinado en un lugar privilegiado, exclusivo y de confort para los futbolistas: saben que es difícil llegar y que cuando ingresan en ese mundo, aprenden a cuidarlo

Tabárez, Forlán, Lugano y Suárez, en una producción para una foto histórica, en 2013

Tiempo de lectura: -'

17 de marzo de 2018 a las 05:00

Adrián Romero

El próximo viernes, en la gira que Uruguay realizará por China, Lucas Torreira se transformará en el jugador número 102 que debutará en la selección (ver cuadro) desde que en marzo 2006 el técnico Óscar Washington Tabárez asumió al frente del combinado y en el que dirigió 144 partidos.
En los 18 meses que Jorge Fossati estuvo al frente de los celestes –previo al desembarco de Tabárez–, entre el 1° de junio de 2004 y 16 de noviembre de 2005, el director técnico utilizó 60 jugadores (cinco de ellos goleros), en 23 partidos.

En estos números –y los resultados–, que son los únicos que permiten establecer el éxito de un proceso, se reflejan el quiebre histórico que vivió la selección uruguaya de fútbol en los últimos 12 años, tras la llegada del entrenador que arribó a la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) con una carpeta en mano, con un proyecto que definió "Institucionalización de los procesos de las Selecciones Nacionales y de la formación de sus futbolistas".

Lo que le sucedió a Fossati, que fue convocar para cada partido a los jugadores que estaban en la mejor forma física y futbolística sin poder proyectar un plan a futuro, porque debía atender las urgencias por encima de cualquier otro objetivo, no fue ni más ni menos que la gimnasia que realizó la mayoría de los entrenadores a lo largo de la historia de la centenaria AUF, a partir de que el fútbol dejó atrás su época dorada tras la primera mitad del siglo XX.

Juan Ramón Carrasco, antes que Fossati y con sus particularidades –porque rotaba el capitanato (a Pablo Munhoz le dio la cinta en su primer partido como titular en el combinado absoluto), cambiaba los equipos de un juego a otro–, Víctor Púa, Daniel Passarella, Juan Ahuntchain, Héctor "Pichón" Núñez, Luis Cubilla, y otros más atrás en el tiempo, sufrieron en carne propia las presiones de salir de apuros y transitar por la superficie sin poder profundizar en proyectos ambiciosos. Si se hubiera mantenido ese estilo de conducción, por estos días el volante de Nacional, Christian Oliva, de grandes actuaciones a nivel local e internacional, hubiera ingresado en consideración del técnico de turno, pero el nuevo escenario de la selección lo impide.

Por algo en el top 10 de la tabla histórica de los futbolistas con más encuentros disputados, todos jugaron en el período en el que Tabárez estuvo al frente del combinado. Desde los 124 partidos que acumula Maximiliano Pereira hasta los 89 de Diego Pérez, y pasando por Diego Godín, Diego Forlán, Cebolla Rodríguez, Edinson Cavani, Diego Lugano, Luis Suárez, Fernando Muslera y Egido Arévalo Ríos, todos, del primero al décimo, hicieron historia en estos 12 años. Entre otros récords de esta selección.

Más atrás, aparece Rodolfo Rodríguez, quien tenía el récord hasta que llegó Tabárez y surgió esta generación, y un poco más relegados, Fabián Carini y Enzo Francescoli.

Este nuevo escenario le permitió al entrenador brindar a los jugadores un lugar privilegiado, exclusivo y rodeado del confort que suelen tener las grandes selecciones del mundo. Los futbolistas entendieron el mensaje y asumieron el compromiso. Por esa razón, aprendieron que es muy difícil llegar, pero cuando definitivamente se ganan un lugar en el Complejo de la Asociación Uruguaya de Fútbol ya no solo sienten la recompensa de haber sido elegidos para integrar el combinado, sino aprenden a cuidar ese lugar, y a quererlo.

Por estos días, a Diego Rossi, el delantero de 21 años que tras salir campeón uruguayo fue transferido a Los Ángeles FC de Estados Unidos y hace goles como para ganarse un lugar en la selección, le realizaron una entrevista en la que resumió la forma en que los futbolistas viven la posibilidad de defender a Uruguay.

-¿Tiene esperanzas, si sigue a este nivel, de entrar en próximas convocatorias de Uruguay?
-Es el sueño desde que empezás a jugar al fútbol pero la selección tiene mucho nivel, es muy difícil, pero obviamente la fe es lo último que se pierde.

Hace 12 años...


En mayo de 2006, dos meses después de haber firmado contrato y de recibir la sugerencia del entonces presidente de la AUF, Eugenio Figueredo, que no fuera a dirigir los cinco partidos de la gira por Estados Unidos, Belgrado y Túnez, Tabárez se encontró con el desinterés de los futbolistas más destacados de ese momento por la selección, que priorizaron su descanso tras la culminación de la temporada europea a defender.

El esfuerzo que hacían por defender a Uruguay se chocaba con la desorganización de la AUF, los viajes en clase turista y los reclamos de los hinchas que les destrataban porque no lograban éxitos. Uruguay había faltado a los Mundiales de 1994, 1998 y 2006. Solo había concurrido al de 2002.

En esa primera convocatoria de Tabárez, uno de los pocos que respondió con singular adhesión –además de los juveniles– fue Andrés Scotti, el zaguero que en ese momento jugaba en el fútbol de Rusia y que soñaba con defender a Uruguay. Más adelante reconocería el ahora exfutbolista que en aquella gira jugó en cuatro posiciones diferentes en los cinco encuentros y que el DT pensó incluirlo hasta de volante. A partir de ese momento se transformó en el modelo que el técnico quería para los jugadores de selección y fue un infaltable en el combinado hasta previo al Mundial de Brasil 2014.
Aquella primera gira tuvo la particularidad que en el primer entrenamiento que realizó en Estados Unidos Tabárez no tuvo 22 jugadores para realizar el movimiento y debió completar el trabajo en la cancha con hinchas. ¡Sí, con hinchas!

Además, debido a las renuncias de los jugadores, recurrió a juveniles del fútbol local, que comenzaban a destacarse en Primera división, para poder tener durante la gira un plantel que le permitiera completar el banco de suplentes. Allí surgieron Jorge Fucile, Maximiliano Pereira, Ignacio Ithurralde, Juan Surraco y Diego Godín.

Así empezó todo


Cuando Tabárez llegó a la AUF, en la primera conferencia de prensa brindó algunas pinceladas de la selección que quería.

Futbolísticamente imaginaba a un Uruguay con un 4-3-3. Esa idea le duró poco. No consiguió los resultados en la cancha y rápidamente se fue amoldando a la realidad que le imponían los jugadores que tenía.

Sin embargo, hubo algo en lo que negoció y a lo que apostó desde aquella primera exposición ante los medios, en la que dejó marcado el perfil de futbolistas que quería. ¿Cuál era el perfil de jugador que quería? "La persona en primer lugar", dijo, y enseguida deslizó una idea que con los años permitió comprender la visión del DT: "Un joven talento debe entrenar y prepararse para desafíos de la vida. El joven debe estudiar, no debemos entorpecer eso, debemos favorecerlo, debido a que ello acrecienta las posibilidades deportivas del talento". Y puntualizó: "Los dobles horarios van a ser replanteados".
Hasta ese momento, los dobles horarios era una moneda que no se negociaba en el fútbol y los libros ocupaban un papel secundario. El objetivo era generar máquinas que jugaran al fútbol. Una década después, cambió la mirada.

En esa primera presentación también habló de un tema clave, la competencia. "Es importante jugar partidos, una organización de selecciones y fundamentalmente a las selecciones juveniles que deben salir a buscar competencias internacionales".

Finalmente habló del cambio de mentalidad con la selección. "Que sepan qué es la selección, que van como privilegiados y que lo devuelvan con ganas y orgullo".

En ese momento apostó a aumentar y brindar calidad a las competencias de las selecciones.
En 2010, después del Mundial de Sudáfrica, Tabárez reflejaba un dato de la realidad y las necesidades que tenía Uruguay de salir a competir al nivel más alto, para llegar, en algún momento, a mezclarse de igual a igual con las potencias. "Desde que asumimos en 2006 el único amistoso que jugamos con una selección de élite fue con Francia en 2008 (0-0 en Saint Denis, París). Tenemos que competir y perder muchas veces con Alemania, Holanda o Italia para que cuando los enfrentemos en torneo importantes podamos competir de otras posibilidades".

Los números reflejan que en el período comprendido entre los años 2000 y 2009, entre partidos oficiales y amistoso ante selecciones europeas de primer nivel, Uruguay jugó cuatro partidos en total, uno con Italia, uno con España y dos con Francia.

En el período que va desde 2010, incluido el Mundial de Sudáfrica, y 2017, entre amistosos y oficiales, Uruguay triplicó los encuentros ante las potencias y jugó 13 encuentros: dos veces con España, que era campeón del mundo, cuatro con Italia, tres con Francia, dos con Alemania, una con Inglaterra y Holanda.

Una docena de años después de aquella primera vez de Tabárez, en su segunda etapa en la selección,
defender a Uruguay dejó de ser un carga y se transformó en un privilegio para los futbolistas y el orgullo para quienes defienden la celeste. Y vestir la celeste se transformó en un prestigio que no se gana con algunas serie de buenas actuaciones en el torneo local, sino después de recorrer un camino y consolidarse a nivel internacional. Como sucedió con Matías Vecino, que tuvo que rendir dos años en gran nivel en Europa, o Torreira, que Tabárez lo tuvo un año a prueba en Europa antes de su primera oportunidad, que llega esta semana. Eso sí, seguramente así como ingresa, no se irá más.


Los 60 de Jorge Fossati (1°/4/2004 al 16/11/2005)

Alejandro Lago

Alejandro Lembo

Álvaro Recoba

Antonio Pacheco

Carlos Bueno

Carlos Diogo

Carlos García

Cristian González

Cristian Rodríguez

Darío Flores

Darío Rodríguez

Darío Silva

Diego Forlán

Diego Godín

Diego López

Diego Lugano

Diego Pérez

Fabián Carini

Fabián Estoyanoff

Fernando Correa

Gerardo Alcoba

Germán Hornos

Gianni Guigou

Gonzalo Castro

Gonzalo de los Santos

Gonzalo Sorondo

Guillermo Rodríguez

Gustavo Munúa

Gustavo Varela

Javier Chevantón

Javier Delgado

Joe Bizera

Jorge Martínez

Luis Barbat

Marcelo De Souza

Marcelo Romero

Marcelo Sosa

Marcelo Zalayeta

Mario Regueiro

Martín Ligüera

Martín Parodi

Maximiliano Pereira

Fabián Canobbio

Omar Pouso

Óscar Javier Morales

Paolo Montero

Pablo Granoche

Pablo Lima

Pablo Melo

Richard Núñez

Richard Morales

Ruben Olivera

Sebastián Abreu

Sebastián Vázquez

Sebastián Viera

Sergio Blanco

Sergio Navarro

Vicente Sánchez

Walter Pandiani

Los 101 de Tabárez (mayo 2006-marzo 2018)

Abel Hernández

Alejandro Silva

Álvaro Fernández

Álvaro González

Álvaro Pereira

Álvaro Recoba

Andrés Scotti

Bruno Silva

Brian Lozano

Camilo Mayada

Carlos Bueno

Carlos Diogo

Carlos Grossmüller

Carlos Sánchez

Carlos Valdez

Cristian Rodríguez

Cristhian Stuani

Darío Rodríguez

Diego Arismendi

Diego Forlán

Diego Godín

Diego Laxalt

Diego Lugano

Diego Pérez

Diego Rolan

Diego Vera

Edinson Cavani


Egidio Arévalo Ríos

Emiliano Alfaro

Emiliano Velázquez

Esteban Conde

Fabián Canobbio

Fabián Carini

Fabián Estoyanoff

Federico Ricca

Federico Valverde

Fernando Muslera

Gastón Filgueiras

Gastón Ramírez

Gastón Silva

Gastón Pereiro

Gerardo Alcoba

Giorgian De Arrascaeta

Gonzalo Castro

Gonzalo Lemes

Gonzalo Vargas

Guillermo Giacomazzi

Guillermo Varela

Gustavo Varela

Guzmán Pereira

Henry Giménez

Ignacio González

Ignacio Ithurralde

Javier Chevantón

Jonathan Rodríguez

Jonathan Urretaviscaya

Jorge Fucile

Jorge García

Jorge Martínez

Jorge Rodríguez

José María Giménez

Juan Castillo

Juan Surraco

Julio Mozzo

Leandro Ezquerra

Luis Suárez

Mario Regueiro

Martín Cáceres

Martín Silva

Martín Campaña

Mathías Cardacio

Matías Vecino

Mathías Aguirregaray

Mathías Corujo

Mauricio Lemos

Mauricio Victorino

Mauro Vila

Maximiliano Gómez

Maximiliano Pereira

Michael Santos

Miguel Amado

Nahitan Nández

Nicolás Lodeiro

Nicolás Olivera

Nicolás Vigneri

Omar Pouso

Pablo Castro

Pablo Álvarez

Pablo García

Pablo Lima

Robert Flores

Rodrigo Bentancur

Rodrigo López

Sebastián Abreu

Sebastián Coates

Sebastián Eguren

Sebastián Fernández

Sebastián Viera

Sergio Blanco

Vicente Sánchez

Walter Gargano

Walter López

En China se sumará el 102:

Lucas Torreira



REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...