Nacional > Recorrida por Florida

Talvi, con el optimismo de las últimas encuestas y la “coherencia” de cerrar en el interior porque “el petróleo es el campo”

El líder de Ciudadanos salió en defensa de Sanguinetti tras las críticas de Manini y dijo que está dispuesto a mantener técnicos del equipo económico del FA

Tiempo de lectura: -'

23 de junio de 2019 a las 05:03

El puño semicerrado de la mano derecha, las venas hinchadas en el cuello y la voz ronca que repite, por cuarta vez en menos de seis horas, que volverá a poner a la economía de pie, que hará volar los techos de la producción de alimentos y que le dará un respiro a los sectores productivos que hoy no tienen competitividad. Sentada en primera fila, Mercedes Menafra aplaude. Pese a la noche amenazante, la viuda de Jorge Batlle viajó especialmente hasta el Centro Comercial de Florida para escuchar a Ernesto Talvi, el heredero del jorgismo que busca dar el batacazo en el Partido Colorado con la nueva versión de “la vaca les gana”.  

El campo es uno de los temas que el líder de Ciudadanos privilegió en la campaña y por eso en las últimas dos semanas decidió irse al interior y no hacer actos políticos -solo presentaciones técnicas del programa de gobierno- en Montevideo, para mostrar la “coherencia” con su discurso en el que ha insistido en que es el “petróleo del Uruguay”. 

Repite que lo hizo por convencimiento, pese a que le decían que ahí “no había votos”, porque el suyo es un “liderazgo jorgista y no por encuestas”, y llama a “redoblar los esfuerzos” para ganar “en la hora con un gol de cabeza en el área chica”. Pero, más allá de sus palabras, el optimismo de la última encuesta de Cifra, que lo ubicó diez puntos por encima de Julio María Sanguinetti en intención de voto (50% a 40%), no solo se puede percibir sino que también se oye, en la voz de los dirigentes locales como Pablo Lanz, que asegura que ganarán también en la tierra de San Cono. “Necesitamos más, que se vayan de acá y echen a andar el boca a boca, todavía hay un 22% de la población y un 11% de los que votarán en la interna colorada que no nos conoce”, dice Talvi. 

Un rato antes, entre asados y chorizos en Sarandí Grande, la primera parada de una intensa recorrida, había salido en defensa de su competidor en la interna. “Que no venga el señor Manini Ríos a decir que es un ‘dios que baja del olimpo’, porque no lo toleramos. Es una falta de respeto total y absoluta. El doctor Sanguinetti, tiene otro estilo político que el nuestro, tenemos otra cultura política, tenemos proyecto propio y somos un proyecto de renovación con cuadros políticos, técnicos y profesionales completamente nuevo, pero tenemos respeto por la figura de un expresidente que manejó la transición de la dictadura a la democracia y fue el último que hizo una gran reforma educativa con Germán Rama, así que a respetar un poquito la historia”, dijo ante una treintena de militantes y en respuesta a las críticas del general retirado y precandidato de Cabildo Abierto al líder de Batllistas por decir que no le gustaba que hubiera partidos nuevos porque fragmentaban la oposición.


 
Consultado por El Observador, Talvi dijo que las declaraciones de Manini Ríos lo molestaron “muchísimo” pese a las diferencias acerca de cómo conciben la política que mantiene con Sanguinetti. A diferencia de lo que ocurre con el Partido Nacional, los colorados han mantenido una interna de “guante blanco” tras un inicio con varios encontronazos.

Durante la recorrida por Fray Marcos, el economista enumeró los motivos por los que debía construirse una coalición que superara al Frente Amplio con el Partido Nacional -siempre que Juan Sartori no sea el candidato-, y con el Partido Independiente, pero se permitió ironizar a partir de la situación económica. “Nos van a dejar una bomba de tiempo y a veces hasta pienso ‘mejor que ganen ellos’, así les explota en la cara, sino van a decir que cada vez que ganan los partidos tradicionales vienen las miserias”, dijo y enseguida retrucó “pero si les dejamos administrar la escasez capaz que terminamos en un desastre, porque en 2002 cuando Batlle tuvo que manejar la peor crisis de la historia, el Frente Amplio le pedía que hiciera lo que hicieron los Kirchner, y Jorge les dijo ‘no señor, este es un país chico y lo único que tiene es su capital, vamos a pagar hasta el último peso y cumplir’, así que vamos a tener que cambiar la pisada”, provocando los aplausos. 

Pese a esto, Talvi dijo a El Observador que está dispuesto a mantener a varios importantes técnicos del equipo económico oficialista como Jorge Polgar (presidente del Banco República), Laura Tabárez (directora de la Contaduría General de la Nación), Christian Daude (director de Asesoría Macroeconómica del MEF) y Herman Kamil (director de la Unidad de Gestión de Deuda del MEF), porque en su equipo quiere a los “mejores” más allá de la filiación política que tengan. Ya trabajan en Ciudadanos como referentes técnicos los ingenieros agrónomos Eduardo Blasina, que ha dicho que votó al Frente Amplio, y el blanco Carlos María Uriarte. 

Miriam, la sorpresa 

Ubicado entre las rutas 7 y 40, al este de Florida, el municipio de Casupá tiene el mismo problema que otras miles de localidades uruguayas: hace veinte años que su demografía no crece. Los jóvenes que estudian se van y ya no vuelven, mientras que los que se quedan, menos escolarizados, se dedican a la cría de caballos. El club del pueblo, llamado “Liga de Fútbol” lo refleja en sus paredes inundadas de fotos de los raid que se realizan año a año. 

Sentado en el mostrador, Daniel Peinado, toma un sorbo de whisky puro, da una pitada a su cigarro demostrando que ahí está permitido. Lleva una boina con un estampado del Che Guevara y una bandera cubana, y dice que pese a su atuendo lo va a votar, que ya tiene su lista. A unos pocos metros, Talvi toma su té con jengibre y miel, para tratar de cuidar la voz y llegar lo mejor posible al acto final, mientras escucha a Lanz anunciar que tiene una sorpresa.

Escondida entre los parroquianos que juegan al pool, ping-pong y a las máquinas tragamonedas, hay una mujer con tres fotos que agarra bien fuerte. Es Miriam Barrera, vino desde Cerro Colorado, una localidad de poco más de 1.000 personas, para volver a verlo luego de 21 años. Emocionada, le dice su nombre, le recuerda que trabajó como empleada doméstica en su casa, le muestra las fotos con sus dos hijos y le dice que cuando supo que ingresaría en política decidió salir a militar: “Tengo que trabajar y comprometerme porque sé la persona que es”, cuenta que pensó cuando lo vio en la televisión.

Actualmente forma parte de una de las tres listas departamentales de Ciudadanos en Florida. Un rato después, Talvi dirá que eso es Ciudadanos, familias que lo apoyan, lejos de los clásicos “aparatos políticos” tradicionales, y que con eso piensa ganar el 30 de junio, día en que se juega “el futuro del país”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...