Espectáculos y Cultura > ENTREVISTA

Tini Stoessel y cómo evitó ser "el típico caso de la chica Disney"

La cantante argentina habló sobre su pasado como Violetta, sus proyectos actuales y su próximo disco antes de su show en Montevideo

Tiempo de lectura: -'

11 de agosto de 2019 a las 05:03

Buena parte de las estrellas pop contemporáneas emergieron de un lugar concreto: las producciones infantiles-juveniles de la casa Disney. Pasa con estrellas procedentes del hemisferio norte, como Miley Cyrus o Selena Gómez, pero también hay un caso del sur: Martina “Tini” Stoessel.

Primero, para el mundo, fue Violetta. La argentina, que hoy tiene 22 años, durante su adolescencia protagonizó la serie que la hizo célebre, giró por todo el mundo y se convirtió en el gran fenómeno popular del público más pequeño. Después, en lugar del camino de debacles y escándalos que han tomado otras exestrellas juveniles, transitó un cambio más gradual. Cerró el ciclo Violetta con una película estrenada en 2016 y, de a poco, pasó a ser Tini. Eso también le mostró que dentro de la casa del Ratón Mickey las cosas están mucho más cuidadas. Tanto que hasta un día pudo empezar a maquillarse como quería.

Ahora trabaja en su tercer disco propio, mientras continúa la gira de presentación del álbum Quiero volver, que la traerá a Montevideo el 7 de setiembre para cantar en el Antel Arena. Además, es parte del jurado del certamen Pequeños gigantes, dentro del programa dominical de Susana Giménez, y tiene pendiente el estreno de una película que protagonizó en China, con la dirección de Jackie Chan.

Entre esos dos puntos, entre la Violetta de ayer y la Tini de hoy, pasaron nueve años, en los que fue conformando su personalidad y su identidad. Sobre ese proceso, así como sobre sus proyectos, habló Stoessel con El Observador.

El cambio de un proyecto infantil y adolescente a adulto en su carrera, ¿lo trabajó como un proceso pensado o es algo que se dio de forma natural con el crecimiento físico y personal?

Tiene un poco de las dos cosas. Porque cualquier persona en este mundo no es igual a los 13 que a los 22. Las mujeres nos desarrollamos, el cuerpo cambia por completo. Y también vamos descubriendo nuestra personalidad, lo que queremos. Tomás decisiones por vos misma en lugar de tener a tus padres, tenés tu independencia. A medida que iba teniendo eso, yo trabajaba, tenía responsabilidades, estaba arriba de un avión, lejos de casa, había dejado el colegio y lo hacía a distancia. De repente, tenía ingresos de dinero. Todo eso en algún punto fue natural y en otro me hizo crecer un poco más rápido de lo normal, en el sentido de conocer cosas a las que tendría que haber llegado después, como el trabajo, o relacionarme con gente más grande.

¿Venir del mundo Disney condiciona en algo al momento de ese cambio?

Vengo de un lugar muy cuidado, más cerrado, con una mente más cerrada. Era un producto tan para chicos que había que cuidarlo de forma más especial y específica, y más con cómo es Disney. Cortar con eso después de tantos años, que para mí fue mi colegio, porque me criaron así, implicó romper con un montón de cosas. Podía decir '¿cómo quiero maquillarme hoy?'. Tomar las decisiones y hacer mi música fue un cambio. El cambio se notó en la gente, pero fue de a poco, entonces no chocó. No fue el típico caso de "la chica Disney". Me tomé mi tiempo para hacer lo que me permitía sentirme cómoda en cada momento. Lo que tiene lo latino es que lleva mucho a lo sensual, a bailar y a moverse, a contar una historia. Entonces también fue empezar a crecer a partir de la imagen pero también de la música. 

El año pasado fue jurado en La Voz y este año en Pequeños gigantes. ¿Le tomó el gusto al rol de maestra o guía para alguien que empieza?

Me encanta, aunque con Pequeños gigantes es otra dinámica, porque son niños y uno tiene que tener muchísimo cuidado con las palabras que utiliza a la hora de dar una devolución. Cualquier cosa que uno pueda llegar a decir puede jugarle en contra o generarle algún miedo. Y la química con los niños es diferente también, es totalmente genuina e inocente. Con La Voz fue diferente y mi postura fue más de meterme ahí y aprender yo también, al igual que los que estaban concursando. Que me sirviera para entender un montón de cosas. Y poder aportar desde mi experiencia de vida, que quiera o no fueron nueve años de carrera recorriendo el mundo entero, haciendo miles de shows, parándome delante de una cámara. Son cosas diferentes, pero me gusta estar en ese lugar de poder dejarle algo positivo a una persona en un paso así de su vida. 

¿Siente que es parte de una generación de artistas latinoamericanos que se animaron a hacer música pop con un toque más internacional?

Sí, y de creer en nuestros productos. Creo que pasaba mucho que antes las listas de éxitos eran solo de música en inglés. Y muy poco latino. En los últimos 10 años creció el mercado y el creer en que también podíamos hacer cosas buenas. Ha crecido el mercado latino y se hizo fuerte el habla hispana en el mundo, con casos como Despacito. Está buenísimo que pase eso, porque incluso hay canciones en español que logran tener éxito a nivel mundial. Me encanta que se abran esas puertas.

¿En qué punto del proceso está el disco nuevo?

Acabo de terminarlo. Llegué hace dos días de Los Ángeles, de escribirlo. El primer adelanto fue 22, que salió a fines de 2018. Creo que este disco también va a ser un cambio en mi carrera, cada canción es diferente, cuenta una historia diferente. Y lo escribí a lo largo de todo un año, entonces refleja lo que viví en ese tiempo: terminar La Voz, llenar el Luna Park, filmar una película, cortar con mi exnovio, vivir ese duelo, volver a estar con mis amigas, volver a estar en mi país, tomarme vacaciones, volver a enamorarme (actualmente está en pareja con su colega colombiano Sebastián Yatra). Es toda información que quería transmitir.

¿Cómo se lleva con el rol de compositora, en el que cada vez profundiza más?

Me voy enamorando cada día más y aprendiendo. Trabajo con dos cracks: Mauricio Rengifo y Andrés Torres. Ellos trabajan mucho también con Sebastián (Yatra), fueron productores musicales de Despacito, y con muchos artistas más. Pero es muy lindo, porque vas con la idea, llevás tus acordes y la primera estrofa o una canción casi terminada y en cualquiera de esos casos te ayudan a mejorarla y desarrollarla. Y de verdad no hay nada más lindo que hacer buena música y desde el corazón. 

Al momento de componer, o incluso en el movimiento cotidiano de shows y giras, ¿es de buscar momentos de silencio?

Me encanta estar sola, estar en mi cuarto tranquila. Creo que me terminó pasando sin querer, sin buscarlo, pero desde chiquita estaba lejos de casa y no me quedaba otra que encontrarme momentos de soledad, porque no vivía en casa, hubo años que estuve afuera casi todo el tiempo, estaba con mis padres pero no en nuestras camas. Entonces llegaba del show y me dormía solita, me fue pasando y me quedó la costumbre. Me gusta buscarme esos momentos, a veces me nace cuando tengo una melodía en la cabeza, necesito ir, agarrar la guitarra y quedar así. A veces me pasa al revés. Pero me pasa porque de chica tuve muchos momentos de soledad, y no lo digo como algo malo, está bien tenerlos también. 

Fue dirigida por Jackie Chan en la película china The Diary, un drama de época ¿cómo fue esa experiencia?

Fue increíble. Fue rara también, porque China es otro mundo en todo sentido, me costó entender y fueron muchos días allá. Después me fui a rodar a Praga, que también fue increíble. Y conocer a Jackie Chan, que es una leyenda del cine, poder escucharlo, me sirvió para entender un montón de cosas que antes no entendía. Además disfruté de volver a actuar, estaba muy metida en la música, con el disco, la gira, La Voz, y estar esos meses de rodaje me sacó un poco de eso. Actué en inglés, entonces fue todo muy diferente. Es una historia triste, es su primer drama como director, y eso es novedoso también. Tengo muchas ganas de verla.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...