Nacional > Tarea postergada por años

Tras décadas de abandono empezaron a limpiarse los basurales de Los Palomares

Una escalera en la calle impedía el ingreso de los camiones recolectores

Tiempo de lectura: -'

11 de julio de 2018 a las 08:55

Los enormes basurales que se generaron en el complejo de viviendas de Los Palomares (Casavalle) luego de décadas de abandono de la Intendencia de Montevideo (IMM) comenzaron a desagotarse este miércoles, mediante un convenio entre la comuna y la ONG Tacurú. Y próximamente, la principal calle del complejo, Gustavo Volpe, contará con hormigón.

El plan de limpieza y recolección de residuos se desarrolla mientras atraviesa por las últimas etapas el programa de intervención que definió la Presidencia de la República e implementó el Ministerio del Interior, la IMM, la Fiscalía y otros ministerios, en ese barrio.

Días atrás, luego de un censo previo que determinó que en esa zona había 540 viviendas habitadas, el gobierno demolió casas en peligro de derrumbe –realojó a las familias que vivían en ellas– y restableció parte del alumbrado público destruido por la delincuencia.

Lea también: Nueva denuncia por extorsión en Casavalle en pleno derrumbe de viviendas

Pero uno de los puntos principales fue la destrucción de una escalera que imposibilitaba el pasaje de vehículos por Gustavo Volpe y, por ende, el ingreso de los camiones recolectores de la IMM.

Fue por eso que durante años –la escalera data de 1973, cuando se construyó el complejo– se acumularon varias montañas de residuos en Los Palomares, como el basural principal que puede verse a la entrada del complejo desde la calle San Martín, dijo a El Observador Gustavo Leal, director de Convivencia y Seguridad Ciudadana de la cartera de seguridad.

"Adentro de Los Palomares se han hecho jornadas de limpieza, pero eran esporádicas y no se hacía mantenimiento, porque no se podía ingresar", señaló Leal. Ahora esa realidad cambiará.

"Se va avanzando contra la cultura de la ilegalidad y la basura juega un papel central en esto", agregó el jerarca, y explicó: "La degradación del ambiente urbano y el entorno favorece que haya ciertas prácticas que se vayan legitimando, como el vandalismo y el poco uso de los servicios públicos".

Todo eso, resumió, produce con el tiempo un ámbito social que "se va encerrando" sobre sí mismo y que mantiene al margen la presencia del Estado. "Un lugar en donde hay un basurero no genera seguridad para nadie", finalizó.

Según un comunicado difundido por el Ministerio del Interior, "en los próximos días continuarán las demoliciones y el aumento de la presencia de servicios públicos", como conclusión de este programa.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...