Agro > PROYECCIONES OFICIALES

Un 2021 con recuperación de exportaciones cárnicas y forestales y récords en leche y soja

Desde Opypa anuncian que las exportaciones de carne vacuna uruguaya “se recuperarían y registrarían un incremento interanual de 7% en valor”

Tiempo de lectura: -'

28 de diciembre de 2020 a las 05:00

La pandemia de covid-19 y el déficit hídrico que afecta a varias zonas productivas del país hacen que las perspectivas para algunas cadenas productivas del campo uruguayo sean inciertas.

En ese marco, según se detalla en el anuario de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), se espera una recuperación en las exportaciones de la cadena forestal y de carne vacuna, así como cifras récord para la producción lechera y en la soja.

Opypa además había informado sobre una evolución positiva en el impacto del PIB agropecuario de 2020 a 2021.

Cadena forestal: US$ 100 millones más

En 2020 la cadena forestal registró nuevamente un descenso en el valor de las ventas externas, que se dio por la retracción en los mercados chino y europeo. En contraposición, Estados Unidos aumentó las compras. El año termina con exportaciones que se acercan a los US$ 1.400 millones, un 25% menos que en 2019. 

Debido a la pandemia, para 2021 las perspectivas son inciertas en la cadena forestal, aunque, en comparación, esta industria se vio menos afectada que otras.

Desde Opypa pronostican que si el precio de exportación de la celulosa se recupera y la venta de madera rolliza de coníferas y chips de eucalipto recuperan dinamismo, las exportaciones de esta industria podrían alcanzar los US$ 1.500 millones en 2021.

Exportaciones de carne vacuna: 7% más en valor

La producción de carne vacuna fue este año un 2,3% menor que en el anterior. Esto se debe a que la faena fue la más baja de los últimos seis años (20% menos que en el pico registrado en 2016/2017).

Las exportaciones de ganado en pie también cayeron este año, principalmente porque el gobierno de Turquía decidió no otorgar más licencia de importación.

Por otra parte, por primera vez en cuatro años, por una menor tasa de extracción y una producción récord de terneros, la diferencia de inventarios resultó positiva.

Este año termina con un descenso  del 16% en las ventas externas de carne vacuna en comparación con 2019, y una de las razones es que la pandemia provocó una caída de las ventas a la Unión Europea.

Para el próximo año se espera un enlentecimiento de las importaciones a nivel mundial, aunque desde Opypa anuncian que las exportaciones de carne vacuna uruguaya “se recuperarían y registrarían un incremento interanual de 7% en valor”.

Productos del rubro ovino: incertidumbre

Una de las producciones más afectadas por la pandemia este año fue la de la cadena ovina. La demanda y las ventas de lana se detuvieron en abril en todo el mundo, lo que provocó acumulación de stocks en los países productores y una fuerte caída de precios.

El consumo de carne ovina también se redujo significativamente, principalmente en el sector hotelero y de restaurantes, es por eso que a nivel internacional se espera que los precios se mantengan “relativamente bajos”.

En Uruguay la producción lanera se mantuvo estable, en volumen, este año en comparación con el anterior, y la faena de ovinos aumentó 8,4%.

Desde Opypa predicen que 2020 terminará con una caída interanual de la exportación lanera de casi 50%, mientras que en las exportaciones de carne habrá una disminución del 11%.

El desempeño de la cadena ovina uruguaya en 2021 estará determinado por cómo se desarrolle la pandemia. En particular, en el caso de la lana, los resultados dependerán de si es posible colocar los stocks acumulados.

Récord para la lechería y expansión de 3% en 2021

Una producción que muestra récords este año es la lechería. La remisión de leche a plantas industriales aumentaría cerca del 4,85% con respecto a 2019, una remisión récord que supera los 2.000 millones de litros. Esta producción se dio en el marco de un invierno con pocas lluvias que generó condiciones favorables para la actividad. Si bien en el verano 2019-2020 la sequía afectó las pasturas, eso se compensó con la compra de alimentos por parte de los productores.

Se espera que las exportaciones de productos lácteos uruguayos aumenten 3% en valor con respecto al año anterior, consecuencia de mayores ventas, aunque los precios promedio fueron menores. Para 2021 se pronostica una expansión de 3% en el valor de estas ventas.

Esperan récord de soja en el Mercosur

Las ventas de soja en 2020 totalizan unos US$ 766 millones, 23% menos que el valor de 2019.

De cara a una nueva zafra, “el contexto externo es muy alentador para la cadena oleaginosa para el ciclo 2020-2021”, detalla el anuario de Opypa. Se estima que la creciente demanda del mercado chino genere presiones al alza en el precio internacional.

Para la zafra 2020-2021 se predice que la producción de soja en el cono sur, Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay, aumente un 7%, alcanzando un récord histórico de 200 millones de toneladas. Esta proyección presenta un alto grado de incertidumbre que va de la mano con las previsiones meteorológicas, que muestran una alta probabilidad de lluvias que no alcanzarían el promedio histórico.

Si bien se espera que el área sembrada con soja aumente, impulsada por el repunte de los precios, la producción podría ser similar a la de la zafra pasada, por los efectos del clima que se registrarán en los rendimientos.

En 2021 las exportaciones de esta oleaginosa registrarán un aumento del 6% en valor.

La producción de maíz y de sorgo será menor

El déficit hídrico local también afectó el desarrollo del cultivo de maíz en la zafra 2019-2020, cuando cayó un 6% con respecto al ejercicio anterior, producto de una caída de los rendimientos cerca del 14%, ya que el área sembrada tuvo un aumento interanual de 9%.

Según detalla el anuario, esta contracción de la producción no permitió generar saldos exportables durante este año.

Para la zafra 2020-2021 se espera otra contracción de la producción que alcanzaría el 6%, con un descenso de los rendimientos por hectárea de 8%.

Por otro lado, la producción de sorgo con destino a silo de grano húmedo cayó un 9% en 2019-2020 en comparación a la zafra anterior. A nivel nacional la producción registró un descenso interanual, del volumen, de casi 20%.

Para la temporada 2020-2021 se espera que la caída en la producción llegue al 7%. El volumen producido no sería suficiente para satisfacer la demanda interna tanto de maíz como de sorgo, por lo que desde Opypa anunciaron que probablemente se necesite importar estos granos.

Bajará el valor de exportación del arroz

A causa de la pandemia, los principales países exportadores de arroz establecieron restricciones a las ventas, para asegurar el abastecimiento de la población. Eso provocó un aumento en los precios internacionales durante el primer semestre del año.

El arroz uruguayo se colocó, en su mayoría, en los primeros ocho meses de 2020 a un precio superior al de zafras pasadas.

El área sembrada se mantuvo en la trayectoria decreciente que se viene observando en la última década, y fue de 140.000 hectáreas. Los rendimientos fueron de 8,62 toneladas por hectárea.

Las presiones al alza en los precios alentaron a los productores arroceros a aumentar el área sembrada para la zafra 2020-2021, aunque la falta de agua en las represas para riego hizo que no se pudiera alcanzar el objetivo de aumento en el área. Por eso se estima que la superficie sembrada permanezca en las 140.000 hectáreas.

Este año culmina con un incremento interanual de las exportaciones de arroz de 20% en valor, que están impulsadas por los precios promedio de venta, aunque para 2021 se prevé un descenso interanual del 15% del valor exportado, debido a que la temporada de cultivos de invierno 2019-2020 presentó problemas de inocuidad y calidad del grano cosechado por las condiciones climáticas.

Se cosechará más trigo

La producción de trigo aumentó 7% respecto al ciclo anterior por un aumento en la superficie sembrada. Este año las exportaciones fueron de US$ 76 millones.

Para la campaña 2020-2021 se espera un aumento en la cosecha, que vendrá de la mano con un récord de productividad por hectárea que se prevé en torno a 3,9 toneladas.

El invierno soleado, frío y con poca humedad generó condiciones ideales para esta producción, así como una buena sanidad durante todo el desarrollo del cultivo. Esto permitirá abastecer la industria local y tener exportaciones durante el próximo año.

Desde Opypa adelantan que los resultados económicos de los agricultores serán positivos debido a los “excelentes rendimientos”, con un incremento del 26% del precio al productor y un descenso del 10% en los costos de producción medidos en dólares.

Productividad récord para la cadena maltera

A consecuencia de la pandemia, la cadena maltera presentó algunas dificultades en materia comercial. En abril las exportaciones de malta bajaron prácticamente a cero, debido a la contracción del consumo de cerveza en Brasil, principal cliente.

Este año hubo un buen abastecimiento de la industria maltera, esto permitió bajar las cantidades importadas de materia prima.

Las condiciones climáticas excepcionales que se dieron durante el cultivo de cebada permitirían que la productividad fuera récord en la zafra 2020-2021.

Se espera que en el próximo año el volumen permita abastecer de materia prima a la industria maltera nacional y además, exportar cebada cruda.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...