Nacional > HOMICIDIO

Un empleado de 22 años de un mini mercado de Pocitos fue asesinado al intentar detener una rapiña

Intentó detener a los delincuentes y recibió tres disparos en el pecho, en el abdomen y en una pierna

Tiempo de lectura: -'

30 de abril de 2018 a las 08:46

Un empleado de 22 años del supermercado Kinko ubicado en Sarmiento y Obligado fue asesinado en la noche del domingo, luego de intentar detener un asalto al almacén, informó Radio Carve y confirmó El Observador con fuentes policiales.

El joven se enfrentó al delincuente –que llevaba un casco puesto y usaba campera roja– que ingresó al local sobre las 23 horas, exigiendo toda la recaudación. Una vez que accedió al dinero y se dispuso a huir con un compañero que lo esperaba afuera en una moto, el empleado intentó detenerlo.

Según quedó registrado en las cámaras de seguridad, el trabajador corrió hacia donde estaba el hombre y comenzó a luchar con él: se empujaron violentamente, derribando varias botellas de vino que había en una góndola cercana.

Lea también: Un único fiscal está al frente de la investigación de 100 homicidios

Finalmente, el asaltante le disparó tres veces: en el pecho, en el abdomen y en una pierna: murió esta madrugada en el hospital. Los delincuentes escaparon; el dinero que intentaban hurtar quedó tirado en la vereda.

Los investigadores de la Zona Operacional II aún no tienen individualizados a los delincuentes, pero ya identificaron la moto en la que se trasladaban, debido a que las cámaras captaron su matrícula.

Asimismo, siguen la pista de otros asaltos similares que, presuntamente, fueron cometidos por estas mismas personas, cuya edad estiman que no supera los 25 años.

Comentarios