The Sótano > THE SÓTANO

Un mundo inundado y sin pájaros

Los cambios en la realidad actual invitan a imaginar un futuro cada vez menos propicio para la vida

Tiempo de lectura: -'

07 de octubre de 2019 a las 20:43

En 2017, el huracán Harvey anegó a Houston, cuarta ciudad en tamaño de la Unión Americana. Hubo familias que perdieron todo, que abandonaron sus hogares, a los que nunca regresaron por carecer de dinero para reiniciar su vida. Harvey asoló de bestial manera a Texas, donde el viento feroz y la lluvia a todo dar estuvieron activos por casi una semana, dejando a su paso miseria y destrucción. Por un rato, la vida conoció la eternidad de un desastre natural. Cayó más de un metro de agua, llevándose todo lo que encontró a su paso. Fue un tsunami con otro nombre.

Días atrás, a dos años de Harvey, las lluvias volvieron a inundar algunas partes de Houston y de pueblos cercanos situados al este, por lo que la tortura volvió a repetirse. Ni tiempo había habido para recuperarse de lo anterior. Y no es el final de la historia, pues el clima ya no está loco: entró en el desquicio total. Más de 20 años atrás, el expresidente Al Gore había advertido de la temible situación en que se encontraba el planeta y que la misma iba a generar una situación de descontrol climático en áreas gigantescas, entre las que se incluía la zona del golfo de México. Houston, como Nueva Orleans, son ciudades que podrían desaparecer antes de que termine el presente siglo.

Al mismo tiempo que las lluvias no paraban de caer sobre un vasto territorio texano, inundando y destruyendo, en la prestigiosa revista académica Science se publicó un artículo, preocupante por lo que informa y por el panorama a la vista que permite vislumbrar. Estados Unidos, de 1970 a la fecha, ha perdido más de tres mil millones de pájaros, incluso de especies que antes se consideraban abundantes. En los últimos 50 años la población de pájaros ha tenido una baja del 26 por ciento, cifra considerada altísima en relación a la extensión del periodo temporal en que ocurrió.

El autor principal del estudio, Ken Rosenberg, científico del Laboratorio Cornell de Ornitología y Conservación de Aves de Estados Unidos, informó que “múltiples líneas de evidencia independientes muestran una reducción masiva en la abundancia de aves. Esperábamos ver una disminución continua de las especies amenazadas. Pero por primera vez, los resultados también mostraron pérdidas generalizadas entre las aves comunes en todos los hábitats, incluidas las aves que viven los patios traseros de las casas”. En 1970 la población de pájaros era de 10 mil millones y en la actualidad, 7 mil millones. La causa principal es la pérdida de hábitat, ya que las aves ven reducidos los lugares que necesitan para vivir, encontrar comida, descansar y criar a sus crías.

El mundo que se aproxima, que ya casi está aquí, tal cual los datos provenientes de la realidad lo atestiguan, será más silencioso en cuanto al canto de los pájaros, cada vez menos, pero mucho más estruendoso debido al ruido proveniente de las ciudades llamadas a convertirse en mega urbes. En algunas de ellas, como Houston, el ruido más frecuente quizá vaya a ser otro: el de la lluvia, y el de las aguas sumergiendo espacios que fueron carreteras, avenidas, casas chicas y grandes, shoppings y supermercados.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...