Nacional > POLÍTICA

Un peso pesado del nacionalismo al que tumbó una grabación

Carlos Moreira no es un dirigente cualquiera; tres veces intendente, y exsenador, su nombre siempre estuvo en lo alto de la consideración de los blancos

Tiempo de lectura: -'

19 de octubre de 2019 a las 05:02

El intendente de Colonia, Carlos Moreira Reisch, el hombre caído en desgracia ayer tras condicionar una posible renovación de pasantías a cambio de sexo, no es un político del montón, no es un funcionario más en la escala estatal ni, fundamentalmente, en la historia del Partido Nacional de las últimas décadas.

Quien ayer fue expulsado del sector de Jorge Larrañaga y cuya conducta será analizada por la comisión de ética de los blancos, estuvo a punto de ser candidato a la vicepresidencia del nacionalismo acompañando a Luis Lacalle Pou en las pasadas elecciones y en las próximas. Era uno de los más importantes hombres de confianza de Larrañaga y se especulaba con la posibilidad de estar llamado a grandes responsabilidades si los blancos ganan en noviembre ya que su perfil calzaba justo con el que Lacalle Pou quiere para futuro ministro del Interior.

Moreira comenzó a trillar desde muy joven su departamento, en los últimos años de la dictadura militó en el movimiento Por la Patria de Wilson Ferreira Aldunate y en 1985 llegó al Parlamento por primera vez como diputado suplente. Después empezó a descollar dentro de su partido y en la década de los 90 Luis Alberto Lacalle Herrera lo designó subsecretario del Interior de su gobierno.

En 1994 es electo intendente de Colonia y obtuvo la reelección cinco años después con comodidad. En 2005 asumió una banca en el senado por el sector de Larrañaga y se ganó un lugar entre los parlamentarios más destacados por su verba florida y la eficacia de sus argumentos. Reelecto senador en 2009, se hizo fama de fiscal implacable por sus críticas, denuncias e investigaciones en torno al escándalo de la subasta de empresa Pluna que terminó con las condenas del exministro de Economía, Fernando Lorenzo, y del expresidente del Banco República, Fernando Calloia.

Tras ganar las elecciones internas de 2014, Lacalle Pou pensó en Moreira como su posible candidato a la vicepresidencia. El complemento parecía ideal: la juventud del líder blanco respaldado por una persona experiente y capaz que no estaba salpicado por ninguna mácula que pusiera en duda su honestidad. Finalmente, Lacalle Pou convenció a Larrañaga de que fuera su compañero de fórmula pero el nombre de Moreira quedó confirmado como referente nacionalista.

Entonces, Moreira se dio el lujo de ganar por tercera vez la intendencia de su departamento y luego permaneció leal a Larrañaga cuando Alianza Nacional sufrió desgajamientos que terminaron con la creación de una fallida corriente encabezada por el intendente Enrique Antía.

Fue uno de los redactores del proyecto de reforma constitucional “Vivir sin miedo” y defendió con firmeza los cambios sobre seguridad pública planteados en esa iniciativa que Larrañaga se puso al hombro. Tras ganar la interna, Lacalle Pou volvió a pensar en Moreira para secundarlo en la fórmula presidencial que, finalmente, y debido a la distancia con la que ganó la disputa, completó con Beatriz Argimón, una integrante de su sector.

Definido por quienes lo conocen como un hombre cálido y leal, muy apegado a Colonia pero enamorado de Montevideo en un ida y vuelta que casi todas las semanas repite entre el centro coloniense y el barrio de Pocitos, Moreira era considerado por muchos integrantes de la interna blanca como la persona adecuada para encargarse del ministerio del Interior en un eventual gobierno nacionalista.

Además, el nombre del jefe comunal luce segundo en la lista al Senado de Alianza y ya se ejercitaba para pelear y ganar la intendencia de Colonia por cuarta vez. En eso estaba Moreira cuando la difusión de su charla con una mujer lo llevó a la debacle.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...