Cargando...
Magdalena Reyes

Estilo de vida > Gastronomía

Una comida con Sócrates y polenta con panchos: Magdalena Reyes responde el ping pong gourmet

La piscóloga y licenciada en filosofía respondió el ping pong gourmet 

Tiempo de lectura: -'

22 de octubre de 2021 a las 05:00

Por Federico González - Especial para El Observador

@federicogonzaleztalvi

Magdalena Reyes es licenciada en Filosofía y Psicología por la Universidad de la República. Es docente de Antropología Filosófica en la Universidad Católica del Uruguay y se desempeña como psicóloga clínica y consultora en filosofía, certificada por la APPA (American Philosophical Practitioners Association). Dirige y coordina el Café Filosófico Montevideo, así como también talleres y grupos de estudio de la obra de Friedrich Nietzsche. 

También integra el programa Quien te dice, en Del Sol FM, y como escritora publicó Yo Mujer, libro de poesía y prosa poética, y más recientemente Así está bien, editado por Penguin Random House.

Entre sus maestros más inspiradores e influyentes se encuentran Epicteto, Baruch Spinoza, Sigmund Freud, Simone De Beauvoir, Platón y Nietzsche, entre otros. 

Dice que su misión es emular el ejemplo de uno de nuestros más antiguos maestros, Sócrates, quien guiaba y acompañaba a sus discípulos en el proceso de “dar a luz” sus propias ideas. Está casada y tiene tres hijos.

Magdalena se sumó a nuestro ping pong gourmet y éstas fueron sus respuestas:

¿Del 1 al 10, qué lugar ocupa la comida en tu vida?
Por sí sola 5, pero como medio para propiciar celebraciones y encuentros creo que una buena comida es fundamental. 

¿Un sabor que te recuerde a la infancia?
El de las guayabas verdes del árbol que había en el jardín de casa cuando era chica. 

¿Qué no falta nunca en tu cocina?
Aceite de oliva.

¿Dulce o salado?
Salado, toda la vida. 

¿Comida preferida?
Las milanesas (bien finitas y crocantes) con papas fritas.

¿Tu plato estrella?
Soy una pésima cocinera, pero mis hijos me dicen que nadie hace la polenta tan rica como yo. El secreto es hacerla con leche, y agregarle salsa de tomate con panchos cortados finitos por arriba. Y mucho, mucho queso, por supuesto. 

Me gustaría compartir una comida con…
Sócrates, sin lugar a duda. La comida siempre es más rica cuando está acompañada de una buena conversación, y no se me ocurre un interlocutor más apasionante que él.

Tres cosas que no pueden faltar en una cena romántica.
Un buen vino, velas y un jazz suave sonando de fondo. 

¿Cuál es es sabor más raro que hayas probado?
Para la comida me identifico con el refrán que dice “más vale malo conocido que bueno por conocer”. Me cuesta mucho jugármela con sabores nuevos, pero lo más raro que probé fue un taco con gusanos de maguey en Ciudad de México. Supe que tenía gusanos después de haberlo comido, ¡obvio!. Pero confieso que estaba riquísimo. 

Nunca probaría…
Nada que sea de color azul eléctrico. 

¿Un pecado culposo?
La papa. En todas sus formas, recetas, texturas y sabores; la papa siempre fue mi perdición.  Y las gomitas Yummy, las devoro de corrido hasta vaciar el paquete. 

Nadie cocina como…
Mi marido. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...