Fútbol > EL ANÁLISIS

Una despedida en la que volvieron las dudas de Peñarol

“No pensamos que tiene que venir un salvador, pensamos que nos tenemos que salvar nosotros”, dijo Saralegui al hablar de un período de pases “complicado”

Tiempo de lectura: -'

10 de octubre de 2020 a las 19:31

Peñarol finalizó su participación en el Torneo Apertura 2020 con un discreto empate sin goles ante Fénix en el Capurro, en el que volvieron a aparecer las dudas sobre el equipo y la propuesta de Mario Saralegui.

Luego de las buenas sensaciones que habían quedado en los últimos encuentros, con el triunfo ante Colo Colo por la Libertadores y el de entre semana ante Progreso, los aurinegros no pasaron de la igualdad ante el equipo de Juan Ramón Carrasco.

Pero además de eso, Peñarol mostró muy poco juego y tuvo escasas jugadas de peligro.

Saralegui tuvo la posibilidad de poder repetir el mismo once que el martes, algo muy poco frecuente en la seguidilla del fútbol uruguayo post pandemia, pero su equipo no reiteró lo que venía mostrando.

Ante Fénix, los carboneros carecieron de generación de juego como de peso ofensivo en el área rival. Y sus individualidades no aparecieron.

David Terans fue quien más tuvo la pelota, pero esta vez no aportó su buen juego. Tuvo algunas corridas con balón controlado, pero no estuvo claro a la hora de habilitar a sus compañeros, como cuando probó dese afuera del área.

Por la derecha, volvió a ser titular Fabián Estoyanoff, que tampoco desniveló, aunque armó una buena jugada para Agustín Álvarez Martínez y tuvo la mejor situación para su equipo, que terminó salvando en la línea la zaga de Fénix.

A su vez, Facundo Torres no tuvo una buena tarde y para peor terminó expulsado, mientras que Álvarez tampoco se lució en el ataque y solo tuvo el remate tras el pase del Lolo.

En el doble cinco, Walter Gargano aún no recupera su mejor versión a la hora de jugar la pelota y eso se siente, más cuando ni salen las cosas a los jugadores ofensivos.

La defensa tampoco se mostró sólida en la primera mitad, en la que Fénix llegó con muchos jugadores al área y tuvo un par de situaciones claras.

En los laterales, Giovanni González no repitió el buen juego del anterior partido y Joaquín Piquerez estuvo bien en la marca, pero impreciso con la pelota.

En el entretiempo, Saralegui sacó a Estoyanoff y puso a Jonathan Uretaviscaya en busca de más velocidad y luego colocó a Luis Acevedo por Álvarez Martínez.

Con esa fórmula, en el segundo tiempo tuvieron una buena contra que no supieron definir bien, pero muy poco más. La otra llegada fue un remate de Gargano desde afuera del área que pasó muy cerca.

La situación de los carboneros se complicó más con la roja directa a Torres, lo que hizo que el equipo se quedara con 10 y que los defensores, con Gary Kagelmacher y Fabricio Formiliano, crecieran en rendimiento al despejar las llegadas de Fénix, que tampoco fue tan insistente como anteriores equipos de Carrasco.

Así lo vio Saralegui

El de este sábado fue el tercer 0-0 de Peñarol desde que el artiguense está al frente del equipo. Los carboneros cerraron el Apertura con 24 puntos, producto de seis triunfos, seis empates y tres derrotas, llegando a la última fecha sin posibilidad de disputar el título.

“Tuvimos nuestras chances”, dijo Saralegui, sobre el encuentro, cuando se iba del Capurro y los jugadores lo esperaban en el ómnibus. “Al final, el partido se complicó porque por la expulsión tuvimos que jugar en el sector de la cancha que más le favorece a ellos, donde tienen muchas jugadas ensayadas y se hace muy difícil marcar”, agregó el DT que antes del inicio del juego, acompañado por su asistente Ruben Paz, tuvo un emotivo saludo con JR.

“Cuando pudimos tenerlos lejos del arco, se limitaron al pelotazo, logramos ganar el rebote, pero nos faltó profundidad todo el partido”, agregó Saralegui, reconociendo el poco peso ofensivo de su cuadro en el Capurro.

El entrenador también se refirió a la expulsión de Torres y dijo que es un jugador joven, que viene en una seguidilla de partidos y que la está sintiendo, y consideró que la infracción fue más por una cuestión de “fatiga” que de intención.

Los pases: no quiere un salvador

Con el Apertura cerrado, Saralegui dijo que pensaba en el partido del 20 de octubre próximo, en 10 días, ante Athletico Paranaense, en el que se jugará la posible continuidad en la Libertadores, su pase a la Sudamericana o la despedida de las copas por este año, y también en cómo quedarán las llaves del Torneo Intermedio, las que se definirán según las posiciones finales del Aperura.

“Vamos a afrontar lo que viene con la tranquilidad de que el plantel está muy metido en lo que estamos haciendo, esperamos pasar de fase y seguir adelante en el torneo”, expresó.

En la cancha de Fénix, Saralegui tuvo a la vista a Manuel Ugarte, el volante de los de Capurro que suena como posible refuerzo para los carboneros, quienes buscan un volante mixto, un lateral izquierdo y un atacante para incorporar al plantel.

Pero el DT aurinegro manifestó que no ve fácil la llegada de futbolistas. “Está complicado el tema de los jugadores, por el tema de la pandemia, de jugadores que tiene que ser libres… Hemos intentado algunos nombres y no han salido posibles”, expresó.

Además, agregó un detalle no menor ante la particularidad que se da por la modificación que tuvo la temporada por el parate por el coronavirus: “Tenemos que pensar que un jugador por un partido no nos sirve. Tiene que pensar que tiene que venir a jugar el otro Campeonato Uruguayo”.

En ese sentido, indicó que tienen “una serie de inconvenientes” que los hacen “pensar mucho” a la hora de intentar una negociación.

“No pensamos que tiene que venir un salvador, pensamos que nos tenemos que salvar nosotros”, agregó Saralegui, quien esperará a ver qué ocurre en los próximos días para ver si “hay alguna novedad”.

“Si es algo que rompe los ojos y nos satisface a todos, no hay problema”, señaló el técnico aurinegro antes de irse de Capurro, donde su equipo dejó una pálida imagen que debe mejorar para seguir adelante en la copa y el campeonato local.

REPORTAR ERROR

Comentarios