Agro > IMPORTANTES PÉRDIDAS

Una jauría mató a 40 ovejas de alto valor en Salto, según denunció un productor

Perros de caza, hambrientos y flacos, sueltos en la zona de Arapey del Espinillar mataron a los ovinos productores de lana fina y corderos pesados

Tiempo de lectura: -'

18 de julio de 2018 a las 19:56

Un productor ganadero de Salto experimentó un daño en su majada, la muerte de 40 ovinos de alto valor, tras el ataque de perros sueltos que aprovecharon su ausencia en el campo para atacar a lanares de alta calidad genética.

El productor salteño, Fabio Silva, dijo a El Observador que le "perjudica mucho una pérdida tan grande", la cual estimó en varios miles de dólares teniendo en cuenta que se trata de ejemplares productores de lana fina (de la raza Merino, con promedios de 18 a 19,5 micras) y también de corderos pesados, dado que fueron atacados varios reproductores de la raza Corriedale. Entre los lanares muertos hay varios carneros.

Este miércoles la Federación Rural publicó en la red social Twitter una de las fotos que obtuvo el productor afectado y reclamó soluciones a una problemática que no es nueva.

Embed

Siguiendo a un Cimarrón sin cola

Silva explicó que el ataque se produjo el domingo pasado cuando se ausentó de su establecimiento, denominado La Tortuga Alegre, con 480 hectáreas en producción y ubicado sobre la ruta 3 vieja a pocos metros del río Arapey. De noche, al regresar, salió a recorrer el campo en la camioneta y al pasar una portera llegó a la zona donde las ovejas duermen. "Allí comencé a ver el tendal de ovejas destrozadas, algo terrible", relató.

Este ovinocultor, que posee ganado vacuno además, explota una majada de unas 600 cabezas, por lo que perdió cerca del 10% de su lote.

Según afirmó, días después junto a su socio encontró a uno de los perros queriendo ingresar nuevamente al campo. Lo siguieron, "era un Cimarrón sin cola", pero el perro huyó hacia uno de los varios campamentos de pescadores que hay próximos al establecimiento, en la zona conocida como Arapey del Espinillar.

15 perros muertos de hambre y sueltos

"Fuimos, vimos varios campamentos, están todos en la calle, sobre la ruta que se corta en el Arapey, tienen como 15 perros muertos de hambre, todos muy flacos, hay galgos, cimarrones, dogos, son todos perros de caza, son perros asesinos que están sueltos. Cuando fuimos no había nadie, golpeamos las manos y no salió nadie, solo estaban los perros sueltos. Se lo dijimos a la Policía, incluso no sé cómo hacen esos pescadores, pero están en la calle acampando con sus cosas, con sus lanchas y tienen equipos de refrigeración, tienen acceso a la electricidad", afirmó.

"La Policía fue enseguida a ver, pero no sé qué pueden hacer, quedaron en actuar para que esos campamentos, ilegalmente instalados, se vayan de la zona. Yo tiempo para perder y plata para gastar en abogados y en vueltas no tengo", agregó.

El productor continuó con el correr de los días recorriendo el campo para encontrar los corderos hijos de ovejas muertas, que quedaron solos. Según explicó, algunos los pudieron rescatar pero otros fallecieron.

Las hembras atacadas estaban muchas próximas a parir, lo que incrementa el daño, cuando otras recién lo habían hecho.

Con la voz entrecortada, Silva admitió que "estas cosas te sacan las ganas". "Tengo mucho dolor, me paso en el campo, no disfruto de la familia, uno trabaja y siente que nadie te defiende por estas cosas, uno se siente abandonado", lamentó.

Comentarios