Agro > INCLUSIÓN HORTÍCOLA

Una lechuga viva y solidaria por $ 30

Por poco dinero es posible volver a casa con mucho más que una lechuga fresca, sana, rica y viva –con la raíz– en la bolsita y realizar un aporte social

Tiempo de lectura: -'

15 de junio de 2019 a las 05:04

Por $ 30 es posible llevarse a casa una lechuga con bastante valor agregado respecto a las que se encuentran en cualquier cajón de feria, puesto, almacén o góndola de un supermercado, que fue producida con la técnica hidropónica –con los beneficios que ello implica– y que en el manejo desde la semilla hasta la bolsa participaron personas con capacidades diferentes.

Esos $ 30, que es menos que lo que en el mercado se pide por una lechuga de iguales características, contribuyen a que el Movimiento Nacional de Recuperación de la Persona con Discapacidad (Monami) siga brindando sus servicios y a que sus alumnos evolucionen en todo sentido.

 

 

Esa lechuga se produce, al igual que varios productos más, en el taller de hidroponia de Monami, en un local en la esquina de Duvimioso Terra y Nicaragua, en el barrio Tres Cruces, que abre al público de lunes a viernes de 10 a 16 horas para visitar el invernáculo, elegir una lechuga entre decenas y ver cómo se produce ese y el resto de los alimentos.

Allí un grupo de personas con discapacidades conformado por Marcelo, Daniel, Antonio, Alfredo y Adán, asesorados por las agrónomas Mariana Sánchez y María Pilar Godiño, se ocupa del manejo hidropónico tendiente a producir lechugas –es la estrella y cada año se venden de 4.000 a 6.000 unidades– y otras hortalizas, con ventas crecientes ahora de ciboulette, berro y kale, pero también se produce rúcula, menta, albahaca, cilantro, acelga y espinaca.

El producto se entrega tal como se lo toma de las camas o bandejas, con sus raíces, por eso es una realidad llevarse a la cocina de casa una lechuga viva e ir usando para las ensaladas sus hojas cuando llegue el caso: imposible superar esa frescura.

Pero también es posible el trasplante, llevarse en una bolsita algunas plantitas de ciboulette, ponerlas en una maceta en casa, que sigan desarrollándose e ir cortando lo necesario: la fábrica propia de un condimento cada vez más utilizado.

Además, pero en ese caso mediante el uso de sustrato, se producen plantines de acacia, araucarias, paltas, tunas y nísperos.

Otro segmento son las plantas decorativas, como helechos, malvones, la planta del dólar, pensamientos y hasta cactus.

También se venden bolsas con tierra elaborada mediante la técnica del vermicompostaje, utilizando en una pileta lombrices californianas (Eisenia foetida) para desintegrar los diferentes restos orgánicos obtenidos en el invernáculo.

La venta de la producción es el principal objetivo, pero algunos productos se utilizan en las ensaladas compartidas que se brindan a los alumnos en la casa central de Monami y cuando surge la necesidad los propios alumnos llevan productos para la alimentación del núcleo familiar que integran, algo de gran relevancia teniendo en cuenta que esta oenegé tiene como público objetivo personas procedentes de hogares de contexto económico crítico, gente muy humilde.

 

 

La primera y la única en su estilo

La experiencia hidropónica se inició en Monami hace 25 años, de la mano de uno de los fondos Telefood de FAO. “De esos proyectos, este no solo fue el primero que salió para Uruguay, es el único en su tipo que sigue funcionando con base en aquel apoyo inicial, que se brindó con el objetivo de que la hidroponia sirviera para argumentar y ejecutar cambios de hábitos alimentarios en las poblaciones más humildes”, explicó a El Observador Álvaro Sánchez, director de Monami. Al respecto, admitió que se “cumplió y avanzó”, pero “queda mucho por hacer”.

Las agrónomas, por su lado, dijeron con orgullo que “esta fue la primera huerta hidropónica para discapacitados en América Latina y hoy dentro de Montevideo es la única huerta hidropónica que produce y vende al público”.

Monami, a la vez, “es la única oenegé en el país que tiene como herramienta de inclusión de los muchachos a la hidroponia, para promover cambios de hábito y rehabilitación y siempre con el mismo proceso, desde que se comenzó”.

Para las lechugas y el resto de los productos el perfil de cliente está claro: son sobre todos los vecinos y los que se enteran de esta obra mediante el boca a boca. Las agrónomas a cargo contaron que el contacto entre los alumnos y los clientes es sumamente disfrutable para ambas partes. “La verdad es que ellos hacen todo: producen cada alimento, lo venden, administran el dinero y a todo le ponen mucho cariño, lo disfrutan, se sienten valorados por lo que hacen y a la gente eso lareconforta”, señalaron.

En lo que definen como “una compra paseo”, porque la gente recorre el invernáculo, pregunta, elige y compra, “la gente se lleva el producto más fresco que hay en el mercado, un alimento sano y nutritivo y a un precio muy bajo, pero además hay algo que no tiene precio: la actitud solidaria de darnos una mano”, reflexionó Sánchez.

Todo lo que sucede en el taller “es muy eficiente para reformular valores y recuperar la discapacidad, se aprende a trabajar en equipo, se sociabiliza, es una excelente terapia de recuperación y la hidroponia permite integrar a todos, sea cual sea la discapacidad física o intelectual”, dijo.

Lo que se recauda se destina a cubrir los costos operativos de Monami, que recibe un soporte económico clave del Banco de Previsión Social, un apoyo anual del Ministerio de Desarrollo Social y colaboraciones desde el sector privado, como del productor viverista Julio Casulo (ubicado sobre la ruta perimetral), quien además es el padrino de esta oenegé y dona semillas, plantas y otros insumos. Además, la firma Pacifil dona las bobinas de nailon para el invernáculo y también realiza aportes el Palacio del Café.

Ahora apareció un objetivo en el que se procura avanzar más: el de la inserción laboral externa de las personas. Ya hubo algún caso exitoso en Antel. Y hay un vivero de Mendoza interesado en incorporar a un par de integrantes del equipo para que se ocupen de las plantas. 

“Hay que avanzar en eso, sería precioso”, concluyó Sánchez.

 

 

 

 

 

Ayúdelo a ser
Álvaro Sánchez, agrónomo y director de Monami, explicó que la casa central del movimiento está en Juan Paullier entre Muñoz y Haedo, donde desde el 23 de noviembre de 1981 y bajo el lema “ayúdelo a ser” se desarrollan emprendimientos tendientes a la rehabilitación, recuperación, capacitación e inclusión social y laboral de personas discapacitadas, de ambos sexos, mayores de edad y con diferentes niveles de discapacidad física o psíquica. Actualmente hay 35 alumnos y cinco participan en el taller de hidroponia, pero hay otros talleres: rosa azul (lenguaje), de informática, de ayudas técnicas y de artesanías.

 

 

Técnica amigable

Agrómomo y pionero en la introducción de la hidroponia en Uruguay, Álvaro Sánchez definió esa técnica como “la ciencia donde las plantas crecen y se desarrollan partiendo de una solución de nutrición que contiene como mínimo 16 de los elementos presentes en la naturaleza y que la planta precisa sí o sí para su buen desarrollo”.

Se trata de una técnica muy amigable, nada compleja, muy higiénica, ideal para que la apliquen personas con discapacidades físicas o psíquicas.

Los productos son 100% frescos, tiernos, cosechados en el momento y 100% libres de agroquímicos. “No se aplican productos químicos que tengan residuos que puedan llegar a convertirse en tóxicos”, afirmó el presidente de Monami.

 

 

La cifra
50 días en promedio es el lapso que va desde que se implanta la semilla hasta que la lechuga queda lista para vender. Eso sucede ahora, porque en verano el proceso naturalmente se acelera y son unos 30 días.

 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...