Fútbol > TORNEO APERTURA

Uno de los desafíos de Saralegui y Óscar Ferro en Peñarol: recobrar la confianza de Dawson

El rendimiento del arquero aurinegro, quien se caracterizaba por ganar partidos con sus atajadas, bajó y en sus últimas actuaciones recibió goles en los cuales tuvo responsabilidad

Tiempo de lectura: -'

07 de septiembre de 2020 a las 05:03

Peñarol está en pleno momento de alegría por retornar al triunfo el sábado ante Liverpool –sufriendo sobre el final–, con técnico nuevo, con escasas variantes tácticas respecto a lo que era el equipo de Diego Forlán hasta el domingo 30 de agosto, y pensando en lo que se viene.

No se puede decir que Mario Saralegui ya mostró su impronta, sería demasiado aventurado, pero sí se puede reconocer que se vio otra actitud por parte de los futbolistas a la hora de revertir situaciones adversas, como recibir un gol de Liverpool a los 9 minutos en fuera de juego y saber darlo vuelta.

Pero entre tantas sonrisas, también hay situaciones que no son las mejores y como dicen muchos técnicos y jugadores, “siempre hay que mejorar cosas en los entrenamientos, pero es mucho más positivo, si se hace ganando el partido anterior”.

Una de ellas, quizás la principal, se puede apreciar en el arco.

Los flashes estuvieron junto a Kevin Dawson durante mucho tiempo. Sus atajadas impactaban a propios y ajenos. Más cuando llegó a ser el arquero de Peñarol y resultó determinante para conseguir el Campeonato Uruguayo 2018. Siempre se caracterizó por ganar partidos, por ser decisivo, por sacar las pelotas imposibles, por ser figura dominante del equipo para conseguir los tres puntos. Pero eso se ha revertido en los últimos dos compromisos contra Wanderers y Liverpool.

Muchos niños jugaban a ser “Dawson” en las canchitas de barrio, como le había sucedido a él cuando después de nacer en Montevideo, desde muy chico se radicó en Colonia y comenzó a ayudar a su madre en la feria que está al lado del Estadio Suppici. Aquel Dawson tenía buzos de arquero del italiano Gianluca Pagliuca y de José Luis Chilavert, pero de niño jugaba a ser Fabián Carini.

En su pasaje por Plaza Colonia –aún sin siendo un adolescente– fue alcanzapelotas de aquel equipo de Diego Aguirre en el que jugaba Diego Lugano.

Su vuelta a Montevideo para jugar en las inferiores de Nacional con 13 años, su regreso a Colonia porque le dijeron que le faltaba altura para ser arquero, ya forman parte de su historia en el fútbol.

Estuvo muy cerca de dejar el fútbol con su pareja embarazada porque durante seis meses no cobró el sueldo en Plaza. Sin embargo, ella misma fue quien lo empujó para que no abandonara.

Dawson es tímido en el trato pero tiene una gran personalidad cuando toma confianza con sus compañeros. Así fue capitán en Plaza cuando ascendieron y hoy en Peñarol es el capitán detrás del Cebolla Rodríguez.

Aquel 2018 fue inolvidable con atajadas brillantes como cuando le ganaron la Tabla Anual a Defensor Sporting o también en los clásicos.

Pero aquellos flashes, si bien no se apagaron ni mucho menos, ya no son los mismos.

Como sucede con todos los futbolistas del mundo, Dawson hoy atraviesa un bajón de rendimiento pronunciado. Y en él se nota mucho más por dos cosas: porque en su momento fue brillante, y por su puesto, el de arquero, en el que un error se nota mucho más que cuando un zaguero pierde una pelota decisiva o un delantero erra un gol imposible.

Ya le pasó en algunos partidos en los que aún dirigía Diego Forlán al equipo, y también le sucedió el pasado sábado ya con Mario Saralegui en su retorno a la dirección técnica del club tras casi 12 años.

Solo por poner determinados ejemplos del bajón futbolístico que presenta el gran arquero de Peñarol, basta señalar su actuación en los últimos dos encuentros.

Los goles ante Wanderers

Dentro de un panorama complicado en lo que venía siendo Peñarol con Forlán hasta el domingo de la semana pasada, Dawson había jugado de forma aceptable.

Si bien no estaba en un nivel superlativo, no cometía errores importantes.

Pero ante Wanderers cometió dos yerros trascendentes que, como sucede con todos los arqueros que llegan a esa instancia, terminaron en goles.

En el primero, en el tiro libre de Rodrigo Pastorini, se paró muy sobre su palo izquierdo y el delantero rival le pegó al derecho, pero el balón ni siquiera entró cerca del propio palo. Se tiró de forma lenta y le faltó reacción.

Ya en el segundo, salió mal en el córner que ejecutó Ignacio Lores, le erró al puñetazo, y tras el cabezazo de despeje de Joaquín Piquerez, llegó el remate mordido de Jonathan Barboza. La pelota le pegó en el pie a Rodrigo Abascal y eso lo pudo haber distraído, pero también reaccionó tarde.

La noche contra Liverpool

Cuando iban 9 minutos, llegó un tiro libre llovido desde la izquierda –otra pelota quieta al igual que las otras dos–, y el balón le llegó a Hernán Figueredo –absolutamente solo, por lo que fue un grave error de marca de Joaquín Piquerez– y su remate suave se le escapó al arquero.

En tanto, a los 87’, Pereira metió un centro, despejó Gary Kagelmacher y allí Dawson amagó a salir y no lo hizo. Dudó y eso fue decisivo. Porque la jugada siguió y encontró a Martín Correa que marcó el tanto, ante otra pasividad defensiva, aunque el golero tampoco reaccionó bien cuando se tiró.

Saralegui tendrá un trabajo particular junto al entrenador de arqueros, Óscar Ferro, que será volver a potenciar la habilidad, los reflejos y la confianza de Dawson, un jugador importantísimo que no atraviesa un buen presente. Buscarán que vuelvan aquellas salidas con propiedad, con estilo y no esas dudas que se vieron últimamente.

Devolverle la confianza es prioridad para el flamante DT. Recobrar sus virtudes y explotarlas como él sabe, será su trabajo y ya en dos días hay que visitar a River Plate en el Saroldi, el mismo que le quitó el invicto a Wanderers en este Apertura. Será una nueva prueba de fuego para su carácter y su personalidad.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...