Fútbol > MUNDIAL 2030

Uruguay ante el desafío de un estadio mundialista

Eduardo Abulafia explicó que se necesita modernizar el Centenario y construir otro escenario; ¿dónde y cómo?

Tiempo de lectura: -'

11 de abril de 2018 a las 05:00

La candidatura conjunta de Uruguay, Argentina y Paraguay para organizar el Mundial de fútbol de 2030 va tomando forma y en las últimas horas se confirmó un primer boceto de reparto de sedes por el cual Uruguay tendría dos: una sería en el Estadio Centenario, el cual, en caso de ser confirmada la postulación, deberá ser reacondicionado, y la otra sería un nuevo escenario a construirse en el interior del país.

Eduardo Abulafia, coordinador de Uruguay para la candidatura conjunta, indicó a Referí los detalles estimados hasta el momento para esas dos sedes, si bien reconoció que por ahora se está en una fase primaria del proyecto.

"El día previo al inicio de Mundial de Rusia va a haber una reunión de FIFA que va a definir la sede para el Mundial de 2026, en el que se están presentando Estados Unidos, Canadá y México, de forma conjunta, y Marruecos. En la hipótesis de que lo gane Estados Unidos, Canadá y México, recién vamos a tener una hoja de ruta que nos va a decir cuántas sedes se precisan, si puede haber estadios en la misma ciudad y cuántos estadios se requieren para un Mundial de 48 selecciones (como será el de 2030)", expresó desde Buenos Aires.

Se estima que el torneo deberá contar al menos con 12 sedes para dividir entre los tres países.

"Cuando el presidente (Tabaré) Vázquez comenzó a imaginar y a proyectar la idea de organizar el Mundial, para la cual primero invitó a Argentina y después se sumó Paraguay, lo que se está haciendo de alguna manera es potenciar la candidatura y acotando las inversiones por país", indicó Abulafia. "Entonces, se estudió una primera instancia y se decidió en la comisión que Uruguay tendría dos sedes, Argentina ocho y Paraguay otras dos".

Centenario a nuevo

De las dos sedes para Uruguay, el Centenario "obviamente" es una de ellas y es donde se aspira a que se juegue la final del Mundial 2030, algo que ya está de acuerdo entre los tres países, dijo Abulafia.

"El Estadio Centenario, donde se jugó el Mundial de fútbol de 1930 y la primera final, que además es monumento histórico del fútbol y el primer estadio construido en cemento totalmente, debe ser aggiornado para albergar lo que nosotros aspiramos a que sea la final del Mundial", dijo el coordinador uruguayo.

¿Cómo se acondicionará? El aforo del principal escenario del país deberá ser llevado a 80 mil espectadores. Además, deberá tener nuevas dimensiones, diferentes a las actuales, ya que las butacas requieren un mayor espacio.

"Eso implica realizar una intervención y una inversión en el estadio para poder lograr esas condiciones", dijo Abulafia.

El costo estimado de las obras en el Centenario es en el entorno de los US$ 300 millones. "Esa es una cifra que surgió de reuniones que he tenido con diferentes profesionales que están en el tema, que han trabajado en proyectos del Estadio Centenario, y de arquitectos que están en otras partes del mundo realizando estadios con un aggiornamiento bastante al día de todo lo que se exige para un estadio de última generación", señaló. "Y haciendo los números con bastante austeridad", agregó.

Un estadio desde cero

Con respecto a la segunda sede en el país, sería en el interior y tendría un estadio hecho a nuevo.

"La idea es montar una segunda sede, con la requisitoria para partidos normales de la Copa del Mundo, tal cual se exige hoy en día, el cual debe tener una capacidad de 40 mil espectadores", expresó Abulafia.

Consultado sobre dónde se instalará ese nuevo escenario, que también tendrá una inversión de US$ 300 millones, el coordinador por Uruguay indicó que eso se deberá estudiar y que hay varias alternativas en distintas ciudades. "Algunas tienen ciertos potenciales y otras, otros, pero no estamos en esa etapa todavía", comentó.

Entre los aspectos que se van a tener en cuenta para elegir la ciudad están la capacidad hotelera, la capacidad de camas, conexiones aéreas y carreteras, infraestructura para la prensa, entre otros. "Son un montón de temas que hay que estudiar", indicó.

Teniendo como base esos detalles a considerar, ciudades como Maldonado y Punta del Este, y Colonia, aparecen entre las candidatas, como también lo podrían ser Rivera y alguna del Litoral Norte.

¿Y qué pasa con los estadios de Nacional y Peñarol, el Gran Parque Central –mundialista en 1930– y el Campeón del Siglo? "Son soportes muy importantes", dijo Abulafia. "Tenemos que ver qué nos piden. Son dos joyas para el fútbol uruguayo, pero no reúnen los requisitos de un estadio de Mundial. Van a ser muy buenos soportes, capaz que pueden ser alternativas", agregó.

Las obras de los dos estadios para 2030 demandarían una inversión de US$ 600 millones.

En anteriores mundiales se han dado casos de escenarios realizados especialmente para una Copa del Mundo y que tras el torneo quedan en el abandono, algo que no quieren que ocurra luego de 2030, en caso de que el certamen vuelva a esta región.

"El Centenario, se tiene que transformar en un centro importante para la sociedad, con distintos tipos de actividades, estamos estudiando cuáles, aparte del fútbol".

"Este es un proyecto país que tiene que involucrar a todas las partes", dijo Abulafia.

"Va a haber información reflejada por profesionales en todas las áreas y con total transparencia en lo que se va a llevar adelante", concluyó.

Candidatos de renombre

Uruguay, Argentina y Paraguay no están solos en la lista de interesados a organizar el Mundial 2030. "Seguramente esta candidatura va a tener que competir con China, Gran Bretaña –los cuatro países, Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda–, si Marruecos no logra el de 2026 puede volver a ser candidato, y se está hablando de Australia y Nueva Zelanda", contó Abulafia. "En principio 2030 tendría varios postulantes", agregó.

2030 y el peso histórico

"Creemos que tenemos mucha fuerza histórica", dijo Abulafia. "Tenemos el gran argumento que son los 100 años del primer Mundial que organizó la FIFA y vaya que ha tenido suceso ese Mundial y en lo que se transformó la FIFA. Es la primera vez que dos países campeones del mundo se presentan, con un tercer país, a pedir una copa. Se entiende que de alguna manera que la historia vuelva a donde empezó la historia", señaló.

Que se defina en el año 2020

"Una vez que se haga la presentación en el Mundial de Rusia nos vamos a dirigir a FIFA, porque normalmente vota esto –qué país organiza el Mundial– con ocho años de anticipación. Como acá va a haber tres países involucrados y va a haber que realizar un montón de obras, vamos a plantear que esto se vote 10 años antes, que en 2020 podamos tener una respuesta de si vamos a ser sede o no", contó Abulafia.



REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...