Básquetbol > NUEVA CASA

Uruguay tiene su nido de los sueños

La selección tendrá su propio centro de alto rendimiento; un lugar donde se construya el sentido de pertenencia

Tiempo de lectura: -'

29 de diciembre de 2016 a las 05:00

El cierre del año vino con regalo bajo el brazo para la Federación Uruguaya de Básquetbol que pudo ver cristalizado un viejo anhelo: la inauguración del Centro de Entrenamientos (CEFUBB).

Ubicada en las instalaciones de la Unión General Armenia de Beneficencia (UGAB), donde la Secretaría de Deporte ya inauguró un gimnasio de Beach Volley y planifica remodelar la piscina, el CEFUBB será el centro de alto rendimiento que la selecciones de básquetbol nunca tuvieron.

¿Cómo se cumplió el sueño? Mediante la gestión de la Secretaría Nacional de Deporte en conjunto con el UGAB en el marco de los objetivos estratégicos del Plan Nacional Integrado de Deporte, que tiene como objetivo optimizar las infraestructuras deportivas.

"Hoy es un día de fiesta para nosotros. Esto nos abre una puerta nueva para el básquetbol si lo apoyamos con trabajo y en todos los estamentos", dijo Ricardo Vairo, presidente de la FUBB, a Referí.

"Con la Federación Uruguaya de Básquetbol hay un acuerdo estratégico que trasciende el Centro de Entrenamiento y que está dentro de un plan de desarrollo para todo el país", dijo Fernando Cáceres, titular de la Secretaría.

Cuando las autoridades de la Federación Uruguaya de Básquetbol llegaron al UGAB pensaron que la obra tardaría demasiado en cristalizarse según confesó Vairo: "Cuando vimos la cancha por primera vez sabíamos que el plazo de trabajo no iba a ser tanto pero cuando vimos los vestuarios nos asustamos. Sinceramente pensé que íbamos a estar más de un año con esta obra, pero el trabajo que hizo la comunidad armenia fue impresionante. En cinco meses quedó todo renovado".

Hasta ayer la selección entrenaba en el Palacio Peñarol pero incluso debió pedir prestada canchas a los clubes cuando el Palacio estaba ocupado.

Por eso este centro de alto rendimiento será el motor generador de una identidad fundamental. Así lo pretenden los cuadros de equipos campeones que adornan su entrada principal y así lo entiende el entrenador de la selección mayor Marcelo Signorelli: "La inauguración de este lugar nos llena de orgullo y será nuestra casa. Estoy muy emocionado y contento. Es un desafío enorme para los que estamos en la selección y nos embarcamos en este proyecto. Queremos que cada jugador que pise este lugar llegue para trabajar y morirse por vestir la camiseta de Uruguay".

Alberto Espasandín, coordinador de deportes federados de la Secretaría y ex técnico de Uruguay, agregó: "Estoy muy feliz, por fin el básquetbol tiene un lugar propio para entrenar a sus selecciones. Era una necesidad imperiosa, cuando yo era entrenador de la selección teníamos que andar de un lado para el otro. Íbamos al Palacio Peñarol pero venía un espectáculo musical y nosotros teníamos que andar mudando todo".

"Este deporte maravilloso le debe un agradecimiento a los dirigentes que lucharon en los barrios por mantener esos valores y por esta obra". Raúl Ebers Mera (medallista olímpico)
El centro de alto rendimiento no será únicamente para los jugadores grandes, sino que estará destinado a los jóvenes talentos. En ese sentido comenzará en enero un programa donde todas las categorías de ambos sexos trabajarán a diario, además de funcionar como centro de entrenamiento de los árbitros y lugar de clínicas para entrenadores.

Semejante funcionalidad merecía dos padrinos a la altura de las perspectivas. Fue por eso que Raúl Mera (medallista olímpico) y Nicolás Mazzarino (campeón sudamericano) asumieron el rol. "Estoy muy impresionado por lo que es el centro. Las selecciones necesitaban esto. Espero que todos los sepan aprovechar porque en el pasado no hubo nada igual", dijo Mazzarino.

La obra tiene como objetivo ser una incubadora donde el sentido de pertenencia por la causa celeste no se negocie. El primer paso ya está dado.

Comentarios