Nacional > INSEGURIDAD EN PLAYA HERMOSA

Vecinos de Balcedo cuestionan que se destinen policías a custodiar mansión mientras crecen robos

La Jefatura de Policía de Maldonado debe destinar más de seis efectivos por día a custodiar al sindicalista argentino que cumple prisión domiciliaria en su casa

Tiempo de lectura: -'

09 de octubre de 2019 a las 05:03

Los vecinos de los balnearios de Solís, Bella Vista y Flores (Maldonado) reclaman desde hace meses por el aumento de delitos, y exigen más patrullaje policial en la zona. Luego de la última reunión entre vecinos realizada este sábado en la Hostería Bella Vista –en la que participó el alcalde nacionalista de Solís Grande, Hernán Ciganda–  redactaron un acta en la que consignaron que son víctimas del "aumento desmesurado de robos" y de la "ausencia de respuesta policial".

En diálogo con El Observador, Gustavo Da Silveira –propietario de una de las casas que fueron robadas en las últimas semanas– dijo que la respuesta que les ha dado la policía es que hay menos efectivos para patrullar por los balnearios porque, entre otros factores, deben enviar uniformados todos los días a controlar que el empresario y sindicalista Marcelo Balcedo cumpla con la prisión domiciliaria decretada por la justicia a fines de diciembre de 2018. 

"Te lo dicen en cualquiera de las seccionales", lamentó el vecino.

Fuentes de la Jefatura de Policía de Maldonado dijeron a El Observador que el caso del argentino –imputado en Uruguay por tráfico interno de armas, lavado de activos y contrabando– y su esposa Paola Fiege –acusada también por los dos últimos delitos– demanda más de seis policías por día debido al extenso predio en donde viven: una mansión construida en lo alto de una loma que puede verse de casi todos los rincones de Playa Hermosa. Se destinan dos policías cada ocho horas, pero en algunas ocasiones, sobre todo en el día, se envía un refuerzo ya que se incrementa el "movimiento" de gente que entra y sale de la casa, dijeron las fuentes.

El jefe de policía del departamento, Erode Ruiz, se opuso en su momento a la medida. La jueza del caso María Elena Mainard había dado lugar al reclamo de la pareja que pedía seguir cumpliendo en su casa la prisión preventiva luego de tres meses en la cárcel, y no atendió los argumentos del jefe policial, quien le había advertido que el predio era extenso y fácil de vulnerar, señalaron las fuentes.

De hecho, la policía debió poner una cadena y candado en uno de los portones de ingreso, que luego Balcedo quitó para poner su propia cadena.

Pero a la prisión domiciliaria de Balcedo deben agregarse otros casos de denuncias por violencia doméstica, en los que la Justicia ordenó custodia policial y que también afectan la capacidad de respuesta en la zona.

"La realidad es que no hay agentes. Están para custodiar a Balcedo, pero también a una cantidad de mujeres", dijo el alcalde Ciganda a El Observador. "Uno va a la comisaría y el único que está es el comisario, y a veces ni eso, porque lo mandan a otra parte", añadió

Según información de la jefatura a la que accedió El Observador, la compra de tobilleras en los últimos meses ha colaborado a reducir de 15 a ocho la cantidad de custodias policiales en todo el departamento, una cantidad que de todos modos sigue siendo excesiva para las autoridades.

"Y en esa zona, en particular, hay más de una custodia, aparte de la de Balcedo", agregaron las fuentes.

Todas las semanas

Los vecinos calculan que hay un promedio de cinco robos por semana en la zona, y que hay situaciones que han sido violentas. "Hubo un caso en que entraron pensando que no había nadie, y golpearon a los dueños", dijo Da Silveira.

"Ya hace tiempo que aumentaron. Hay semanas que llegamos a tener diez casas robadas, a pesar de la cantidad de medidas de seguridad que hay, como cámaras y alarmas", sostuvo Ciganda.

Hubo una iniciativa vecinal para detener la ola de hurtos que el jefe de Policía desalentó enseguida cuando se enteró: la conformación de una guardia rural financiada "con gente contratada", recordó Da Silveira.

En la reunión del sábado –a la que asistieron cerca de 60 personas–, se acordó elevar el acta a la intendencia y la jefatura, a quienes le llegarán el siguiente punteo de exigencias: una "respuesta (policial) inmediata", un "plan de acción concreto", más iluminación en la zona, y "hacer funcionar efectivamente las cámaras de seguridad" del Ministerio del Interior.

Ciganda, por su parte, se contactó con las autoridades de la Guardia Republicana para solicitar refuerzos. Esa dependencia policial tiene un destacamento en el departamento, pero en las últimas semanas enviaron refuerzos a balnearios de Canelones, en donde también hay problemas de seguridad.

Las cifras
Según los últimos datos oficiales brindados por el Ministerio del Interior en agosto de este año, los hurtos en Maldonado producidos durante el primer semestre de este año descendieron un 10%, en comparación con igual período de 2018. Pasaron de 6.295 a 5.620.
Sin embargo, entre 2017 y 2018 –valores anuales–, se había registrado un incremento de 27,4%. De un total de 9.280 hurtos en 2017, se pasó a 11.827 al año siguiente.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...