Nacional > SEGURIDAD

Vuelos privados no tienen controles de policía antinarcóticos porque nadie les avisa de su llegada

Revisan los protocolos de control para evitar que vuelva a repetirse un episodio como este

Tiempo de lectura: -'

02 de agosto de 2019 a las 07:25

Los 603 kilos que volaron desde el aeropuerto Internacional de Carrasco hacia el aeropuerto francés Mulhouse / Basilea en un jet privado, no solo motivaron el inicio de una investigación penal, sino que también pusieron bajo la lupa los controles que reciben este tipo de vuelos en la principal terminal aérea del país. Es que a diferencia de lo que ocurre con los aviones de aerolíneas comerciales, los lujosos jets privado nunca son controlados por Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas. 

Según explicó una fuente del Ministerio del Interior a El Observador, los vuelos regulares de las compañías aéreas son siempre informados al personal antidrogas. Los efectivos atienden en particular aquellos que presentan mayor nivel de riesgo, como los que parten hacia Europa, o que provienen de países andinos, que son los que suelen utilizar las mulas que trabajan para las organizaciones internacionales. De esta forma, con frecuencia los efectivos detienen a las mulas que transportan la droga. 

Sin embargo, la misma fuente señaló que los vuelos privados no les son informados. De esta forma, los efectivos no se enteran cuando viene una aeronave de este tipo, ni tampoco saben cuál es su plan de vuelo, ni quienes son sus tripulantes, información que es relevante para evaluar niveles de riesgo. 

El control del equipaje queda entonces a cargo exclusivamente de personal de policía aérea (dependiente del Ministerio de Defensa) y Aduana. Los primeros se ocupan de  controlar la carga que sube a un avión que va a salir del país, mientras que los segundos se encargan de revisar el equipaje de aquellos vuelos que llegan a Uruguay.

Este jueves el director nacional de Aduanas, Enrique Canon, dio una conferencia de prensa en la que explicó que su organismo no tiene responsabilidad en la salida de los 600 kilos de cocaína porque sus funcionarios se apegaron al "protocolo" convenido con la policía aérea. El jerarca explicó que cuando el avión llegó el pasado 13 de mayo, los tres tripulantes y siete pasajeros que descendieron de la aeronave, lo hicieron con 11 maletas, las cuales fueron revisadas por el funcionario de Aduanas, y éste reportó nada extraño. 

Sin embargo, cuando el 15 de mayo los tres tripulantes y siete pasajeros regresaron al aeropuerto con miras a salir del país, lo hicieron con un total de 43 maletas, las cuales fueron revisadas por personal de policía aérea en dos tandas. Según señalaron fuentes del Ministerio de Defensa, unas pocas piezas de equipaje fueron controladas por un miembro de la policía aérea cuando los tripulantes de la aeronave llegaron a la sala vip del aeropuerto, mientras que la mayor parte pasó por el escáner una hora más tarde, cuando llegaron los siete pasajeros. 

Este último integrante de la policía aérea es el más comprometido por la investigación que llevan adelante tanto el Ministerio de Defensa como la Fiscalía. En un video se lo ve observando la pantalla del escáner que revisa la mayoría de las maletas. Hasta el momento no está claro si efectivamente ese equipaje contenía o no la droga que fue incautada en Europa.

El coronel Marcelo Pilón, comandante de la Brigada Áerea III de la Fuerza Aérea Uruguaya (FAU) de la que depende la Policía Aérea Nacional, dijo a El Observador que a la luz de los hechos, “habría que rever los protocolos entre las distintas oficinas que intervienen. Puede haber vacíos, porque el sistema no funcionó". El jerarca indicó además que, pese a ser ellos los encargados de registrar el cargamento de los pasajeros cuando se van del país, no está entre las prioridades de la policía aérea controlar si hay droga en los bolsos. 

"La droga no afecta a la aviación, no es un artículo prohibido para la aviación, por lo tanto no hacemos un control directo de esas sustancias", dijo Pilón, y añadió: "Hasta donde tengo entendido, eso le corresponde a Aduanas, porque nosotros solo nos fijamos si hay artículos prohibidos para la aviación, como objetos corto-punzantes”.

De todas formas, el director de Aduanas, dijo este jueves en conferencia de prensa que el protocolo de control señala que los miembros de la oficina que él dirige deberían haber sido llamados por el funcionario de policía aérea que revisó el equipaje de los narcotraficantes en caso de haber detectado irregularidades.  "Si los funcionarios de policía aérea ven alguna irregularidad, cito textualmente el protocolo, deben llamar a un funcionario de aduana, concurre y verifica y por tanto hace su inspección", sostuvo Canon.

Desde el lunes, la fiscal interrogó a seis funcionarios de alto rango de la fuerza aérea y del Aeropuerto Internacional de Carrasco  (entre los que se encuentran jefe del Aeropuerto Internacional de Carrasco, al comandante de Policía Aérea y al oficial de Seguridad de la terminal), y una docena de trabajadores de la sala VIP del Aeropuerto, que aquel 15 de mayo se encontraban trabajando. Rodríguez ha buscado de esta forma interiorizarse sobre cuáles son los procedimientos de trabajo de modo de dirigir mejor la investigación.

Por el momento, todas estas personas fueron citadas en calidad de testigo. Sin embargo, en los próximos días podrían pasar por la fiscalía en calidad de indagados los dos policías de fuerza aérea que aquel 15 de mayo controlaron el escáner por el que pasaron las 43 piezas de equipaje de los narcotraficantes.  

¿Cómo entró la droga?

Una de las posibilidades es que la cocaína nunca hubiera bajado del jet privado, y que por tanto ya viniera con el cargamento ilegal desde Cabo Verde, lugar desde el que partió con destino a Uruguay. Sin embargo, el hecho de que los narcotraficantes volvieran con una mayor carga de equipaje parece sugerir que la droga fue cargada en el Aeropuerto Internacional de Carrasco.

Asimismo, las imágenes de las cámaras del aeropuerto también sugieren que los 43 bolsos eran pesados y que por tanto no estaban vacíos. 

En tal caso, saber cómo es que esa droga ingresó al país, es una de las líneas de investigación que ocupa a la Fiscalía. La Europol y la DEA señalaron en un comunicado difundido internacionalmente que la investigación que terminó en la detención del cargamento de droga permitió determinar que la red criminal de los Balcanes tiene  “vínculos estrechos con muchos asociados criminales y contactos que operan desde varios países”, entre los que se encuentra Uruguay. La policía uruguaya intercambia información con sus pares de Europol y la DEA de modo de dar con los colaboradores locales de los narcotraficantes que lograron burlar la seguridad del mayor aeropuerto del país. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...