16 de junio 2024
Dólar
Compra 38,15 Venta 40,35
13 de mayo 2024 - 23:43hs

Corría el año 2018 cuando Enrique "Bebe" Pérez Cassarino quiso ver de qué estaba hecho Franco Roncadelli. Qué tan dispuesto estaba a ser un jugador profesional. Cómo se podía potenciar. Y qué tenía que hacer para empezar a progresar en un mundo tan competitivo como el del tenis.

Fue entonces cuando su entrenador mandó solo al joven de 17 años a Europa a jugar torneos por plata e Interclubes.

Esa clase de torneos son los que utilizan los jugadores que se están insertando en el circuito ATP de tenis para generar fondos que les permitan viajar y competir.

"En 2018 fui a Francia, no lo hice por el dinero sino por la experiencia. Fue para ver si estaba dispuesto a vivir la verdadera experiencia del tenis. Como quien dice ver si estaba dispuesto a hacerme hombre. La pasé mal en el viaje. Fui solo. Pero pude ver de verdad lo que es el mundo del tenis", cuenta Roncadelli a Referí.

"En los interclubes te contratan por cuatro o cinco fechas y te dan una plata fija, más allá de ganar o perder. Hasta los top 100 los juegan y la movida es en Europa: Italia, Alemania o Francia. En 2022 fui a Alemania", recordó.

Cuatro años después de aquella primera experiencia en tierras galas, Roncadelli disfruta de su mejor ranking histórico: 568. Es zurdo y tiene 24 años. Y de un tiempo a esta parte se ha convertido en el nuevo número 1 uruguayo.

image.png
Roncadelli en el Carrasco Lawn Tennis

Roncadelli en el Carrasco Lawn Tennis

Un pequeño salto en el mundo del tenis: jugar torneos challenger

"En las últimas semanas decidí jugar torneos challenger para subir el nivel. Son torneos que por su infraestructura y el trato que te dispensan son de mejor nivel. Hay buenos jugadores, profesionales y eso ayuda a crecer. Por eso apunté a ir a esos torneos", revela el uruguayo.

La semana pasada jugó en Santos, superó la qualy, ganó en primera ronda y perdió en la segunda, En Concepción también. En San Miguel de Tucumán logró su mejor resultado en la carrera al ganarle al sembrado número 1, el argentino Genaro Olivieri

"En los últimos torneos Futures que había jugado me estaba poniendo mucha presión. Sentía que tenía que ir a ganar, tenía muy buenas expectativas, pero eso me terminaba jugando en contra, estaba jugando muy tenso y terminaba perdiendo en primeras rondas. Mentalmente me estaba costando mucho y con el equipo decidimos bajar las expectativas subiendo el nivel de la competencia e ir día a día y enfocarme en qué hacer para ganar cada partido", agrega.

"Me enfoqué en el día a día, en el rendimiento más que en resultado, y me sentí muy bien. Gané partidos buenos y me sentí parte de esos torneos. Para mi cabeza y para mi carrera muy positivo, no es sorprendente tener esa clase de resultados".

"En los challenger las qualy dan puntos y mi idea es poder entrar directo en el cuadro principal pasar, pero sé que todavía me falta para entrar directo", confiesa el tenista.

image.png
Franco Roncadelli está actualmente en el puesto 568 ATP

Franco Roncadelli está actualmente en el puesto 568 ATP

Los comienzos en Náutico

Roncadelli empezó a jugar tenis a los seis años en su club de toda la vida, Náutico. "Hacía mucho deporte, jugaba fútbol y con mis primos hacíamos tenis de mesa. Pero me viciaba de más y en verano pasaba mucho tiempo adentro", recuerda.

Por eso sus padres, Eduardo y Carolina, le propusieron jugar al tenis. Así empezó en la escuelita del club. Tenía siete años, pero hasta los 12 alternó la raqueta con el baby fútbol.

"Salimos campeones de la liga un año y me citaron a la selección. Jugaba de 8, era derecho y me defendía", cuenta el ahora tenista.

Andrea Russo y Sebastián Panario lo formaron como jugador de tenis. También Rodrigo Olave. Con ellos practicó el deporte hasta los 17 años. "Ellos me formaron. Andrea es como una segunda madre para mí, hablo siempre con ella. Fueron quienes me armaron técnicamente".

Con esa edad, 17, el Bebe Pérez Cassarino lo sumó como sparring al equipo uruguayo de Copa Davis. "En Náutico estaba solo, me gustó cómo trabajaba el Bebe y por eso me cambié de club para entrenar en Carrasco Lawn Tennis, donde también se había ido el Toto (Francisco) Llanes. Empecé a ver otra cosa, a apuntar al profesionalismo. El Bebe me enseñó a ver de verdad al tenis".

Ser tenista de verdad le implicó hacer un clic. "Pasé a estar 100% dedicado al tenis, a entrenar de mañana y de tarde, los sábados, a no salir más los viernes de noche con amigos, a viajar solo que no es tan divertido porque con el técnico no se puede viajar todas las semanas, a perderme cumpleaños, asados, a pasar un cumpleaños solo, a estar dispuesto a hacer ese esfuerzo y ver que a pesar de eso me gusta este deporte".

En 2020, Roncadelli comenzó a cursar Psicología en la facultad. "Pero llegó un momento que tenía que dar materias con asistencia porque viajo 30 semanas al año y era inviable. No hay facultad que tenga un método 100% virtual".

El equipo multidiciplinario del tenista lo componen, además de Pérez Cassarino, Diego Gatti como entrenador, el psicólogo Ángel Ocampo, el preparador físico Sebastián González, la nutricionista Magdalena Urroz. También tiene un entrenador cuando pasa varias semanas en Argentina, Lucas Daquino.

"Abarco todas las áreas para estar atento tanto en la comida como en los psicológico, en este deporte es clave estar bien físicamente, porque luego hay un nivel en el que la diferencia tenística es poca y la verdadera diferencia la hace la preparación física y la mental. Todos le pegan bien a la pelota, los jugadores del top 100 son todos espectaculares", analiza Roncadelli.

"Laburo con psicólogo para estar preparado para cuando viene la tormenta como dice él, cuando las cosas no salen, cuando perdés y no llegan la misma cantidad de mensajes que cuando gano, es muy duro el tenis, estar tantas semanas y no poder pasarte de rosca.

image.png
Franco Roncadelli se va a Europa hasta agosto

Franco Roncadelli se va a Europa hasta agosto

Sus pasos claves en el mundo del tenis

En este mundo tan competitivo dar pequeños pasos cuesta un triunfo.

Roncadelli recuerda especialmente el triunfo que logró contra el argentino Juan Pablo Ficovich cuando este era 280 ATP en el M15 de Rosario disputado en noviembre de 2023 y también cuando en febrero de este año le ganó en el Carrasco Lawn a Ilia Snitari de Moldavia, por la Copa Davis.

"Ese triunfo fue recontra importante. En setiembre había perdido contra Egipto y terminé triste, jugando muy tenso con mucha gente. Con Moldavia me saqué ese peso que yo mismo me había puesto . Fue ganar en casa, con mi familia, con mis amigos y en el lugar donde entreno. Me marcó ese partido porque era algo que había soñado desde chico".

En setiembre, Uruguay jugará con Bolivia de visitante para intentar su ascenso al Grupo I Mundial.

Otro recuerdo especial se lo lleva el día que logró su primer punto ATP que fue al disputar el F9 de Río Cuarto, en noviembre de 2018, cuando derrotó al argentino Leonardo Aboian para luego perder en segunda ronda contra Santiago Besada.

image.png
En setiembre estará ante Bolivia por Copa Davis

En setiembre estará ante Bolivia por Copa Davis

La realidad de Uruguay en el mundo tenístico

"Crecer en Uruguay es difícil porque casi nadie invierte en tenis. Argentina tiene otra estructura. Yo he tenido el apoyo de mi familia, pero desde fines de 2023 ya me estoy manteniendo con lo que gano por premios y siento que eso tiene otro valor", analiza el tenista que cuenta con el apoyo de Assist Card a la hora de viajar y de Tecnifibre con raquetas.

En Uruguay pusieron cuatro Futures en los últimos tiempos lo cual es de gran ayuda para los tenistas de Sudamérica, pero igual no es suficiente porque la diferencia de la cantidad de torneos con Europa es muy grande y si bien es caro hay que ir a competir.

"Argentina invierte más en juveniles entonces, las probabilidades de que salgan más jugadores son mucho más altas. Nosotros somos una camada joven, tenemos un grupo de Copa Davis muy bueno porque tenemos bastante para crecer. Hace tiempo no pasada porque los cuatro tenistas que teníamos tuvieron su mejor momento en forma separada y siempre había mucha diferencia abajo, por lo que siempre dependías de dos jugadores en Copa Davis. Ahora somos muy parejos, ninguno tiene el ranking de Pablo (Cuevas) y hay una sana competencia en la que todos salimos a pulmón, sin apoyo porque la Asociación (Uruguaya de Tenis) aunque ahora están mejorando, intentando cosas nuevas, hay un proyecto muy interesante para formar jugadores y llegar a otros departamentos. Vino Eduardo Infantino que trabajó para la Federación Italiana y promovió en todas las regiones de Italia el tenis; eso va a ayudar en un futuro", explica Roncadelli que también agrega que el actual capitán de Copa Davis, el doblista Ariel Behar está en permanente contacto con él monitoreando sus progresos y sus competencias.

Por eso, todo lo logrado en su carrera por Pablo Cuevas para el tenis uruguayo formará parte de un legado increíble. "De chico lo iba a ver a la Copa Davis o al Uruguay Open, ganaba partidos increíbles. Cuando empecé a compartir Copa Davis con él era muy raro pasar del ídolo que tuve con 10 u 11 años a compartir equipo con él. Es un animal competitivo, las Davis las ha llegado a jugar muy lesionado, cosas que la gente ni sabe, y entraba igual y ganaba igual. Es muy meritorio todo lo que logró. Pude ver su día a día, sus rutinas, cómo entrenaba, cómo se cuidaba. Es un crack".

Rafael Nadal, su ídolo

"Antes miraba mucho más tenis que ahora. Mi ídolo siempre fue Rafa Nadal, me erizó su despedida en Madrid, miraba todos sus partidos. Ahora miro las finales, algún zurdo para ver qué hacer y poder replicar como Cameron Norrie, Francisco Cerundolo o Facundo Díaz Acosta, pero el hecho de estar tan en el día a día con el entrenamiento de tenis hace que a veces quiera despejar un poco la cabeza", revela.

La clave de la fortaleza mental

image.png
Con 24 años, Franco Roncadelli tiene todo por crecer

Con 24 años, Franco Roncadelli tiene todo por crecer

"Es tenis es muy duro por muchas cosas. Una es que te podés romper el lomo y eso no te asegura resultados. Estás nervioso y nadie puede hacer el laburo por vos. Casi siempre estás incómodo en alguna cosa y te guardás la calentura. Y cuando no salen las cosas hay que poner la mente en blanco e intentar la manera de ganar cuando todo te sale mal y el otro se da cuenta y lo aprovecha. Es muy duro. Los momentos de presión hay que manejarlos, pero es difícil: estás a punto de ganar, perdés un set y tenés que ganar otro set entero. No es por tiempo este deporte y mentalmente te destruye. todas las semanas perdés y tenés que lidiar con las derrotas. Fijate en un fenómeno como (Novak) Djokoivc: juega 20 torneos al año y gana ocho, o sea que pierde 12. Los mortales pierden todas las semanas y podés perder jugando bien por lo que hay que aceptar que hay semanas buenas cuando no ganás", analiza el uruguayo que defendió a Uruguay en los Juegos Sudamericanos de la Juventud de Santiago 2017 y en los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

"En lo personal yo soy muy tranquilo, pero cuando llego a mi límite, exploto", confiesa.

Este jueves, Roncadelli viajará a Italia para disputar un Interclubes y luego se quedará jugando torneos Future y Challenger hasta agosto. Porque así es la vida del tenis

Temas:

Franco Roncadelli tenis

Seguí leyendo

Más noticias de Referí

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos