Cargando...
El presidente fue entrevistado en Subrayado

Nacional > En entrevista

¿Aforo en la educación? Lacalle dijo que no se puede pero ya se aplicó en 2020 y se aplica ahora

El protocolo establece una distancia mínima entre bancos que afecta, en algunos casos, la cantidad de alumnos que pueden estar dentro de un salón

Tiempo de lectura: -'

02 de junio de 2021 a las 13:22

El 22 de marzo el presidente Luis Lacalle Pou suspendió la presencialidad en la educación y desde entonces, salvo retornos puntuales, los estudiantes todavía no han vuelto a las aulas a pesar de que otras actividades, como gimnasios, clubes y free shops, que fueron suspendidas al mismo tiempo ya retornaron a las actividades.

El GACH y el propio gobierno han defendido la presencialidad en la educación (sobre todo en Primaria) y los científicos han repetido que los centros educativos son un lugar seguro. “Siempre tuvimos como prioridad no alterar o alterar lo mínimo posible la relación de los niños y jóvenes con el sistema educativo”, había dicho Lacalle el 17 de marzo. 

¿Por qué a pesar de este discurso la educación se mantiene virtual? “Tiene una explicación”, dijo Lacalle entrevistado en Subrayado este martes y aseguró que las “escuelas no pueden tener aforo”. “Yo no puedo decir vengan estos chiquilines y estos chiquilines no”, señaló y también refirió a la cantidad de gente que se moviliza alrededor de la educación. 

Sin embargo, tanto en 2020 como en 2021 los centros educativos han aplicado protocolos que establecen un aforo determinado para retomar la presencialidad. Si bien no establecen un porcentaje o un máximo de personas, sí definen una distancia necesaria entre los alumnos que obliga a determinado aforo, limitado por el espacio que tiene que cada centro. 

Los protocolos elaborados por el gobierno junto con los científicos establecen la necesidad de mantener un metro de distancia entre los alumnos dentro del salón de clase (inicialmente era un metro y medio) y, por lo tanto, en caso de que el espacio físico no permita mantener esa distancia con todos los alumnos, se han dividido los grupos y han alternado la presencialidad. 

Esta medida afectó principalmente a la educación pública, ya que los colegios privados, en muchos casos, apelaron al alquiler de locales para garantizar la presencialidad. La Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) trabajó durante el verano para conseguir locales de otras instituciones y así lograr mayor presencialidad en el retorno de marzo de 2021. 

La Universidad de la República (Udelar), que decidió aplicar la virtualidad durante el primer semestre, o la Organización Nacional de Fútbol del Interior (ONFI) habían ofrecido sus locales a la ANEP y el presidente del Consejo Directivo Central, Robert Silva, estaba en conversaciones con distintas instituciones con ese objetivo. 

“Silva dijo a Comunicación Presidencial que a raíz del llamado recibieron propuestas de empresas, organizaciones sindicales y la Universidad de la República, que se estudian para incorporar como espacios alternativos que permitan un mayor aforo y, por ende, más días de asistencia en este nuevo año lectivo”, dice un artículo publicado en la web de Presidencia en febrero de este año. 

Robert Silva defendió la expresión de Lacalle

Consultado por El Observador, Silva mantuvo la línea del presidente y aseguró que aforo es un “máximo de personas en un lugar cerrado y eso no se ha hecho”. 

Sin embargo, hasta documentos públicos de la ANEP se refieren al aforo en algunos casos en el retorno a la presencialidad.

En las aulas el aforo permitido será aquel que garantice un espacio de 4-5 metros /2 personas”, dice la circular 30/2020 del Codicen que lleva la firma de Silva y tiene por nombre “Protocolo de aplicación para el reintegro de Escuelas Agrarias y centros educativos dependientes de CETP – UTU con estudiantes en régimen de internado con pernocte". 

Incluso, en el retorno gradual que se realizó este año que avanzó hasta primero, segundo y tercero de escuela en el interior del país (sin Canelones y otros departamentos que solicitaron la suspensión por la situación epidemiológica) se ha aplicado aforo. 

“En tiempo completo los grupos trabajan la mitad del grupo en la mañana y la mitad en la tarde. Y hay escuelas, que no son de tiempo completo, que si el espacio no lo permite también dividen los grupos”, aseguró a El Observador la presidenta de la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM), Elbia Pereira, con relación a la situación actual en algunos centros. 

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...