Rusia 2018 > DESDE MOSCÚ

¿Cómo suena el "olé, olé" en ruso?

El periodista Sebastián Panzl vio la goleada de los locales en el Fan Fest de Moscú y así lo cuenta

Tiempo de lectura: -'

14 de junio de 2018 a las 15:29

Por Sebastián Panzl desde Moscú

Moscú lleva varios días de inusual movimiento. La llegada de los hinchas de las 32 selecciones que disputarán la Copa del Mundo alteró la rutina de la majestuosa capital rusa en todos los sentidos.

A medida que pasaban las horas, la ansiedad por el inicio del campeonato crecía a pasos agigantados. Por fin llegó el día tan esperado y el metro que trasladaba a los hinchas desde la Plaza Roja hasta el estadio era un fiel reflejo de ello. Los fanáticos rusos, repletos de gorros, camisetas y caras pintadas, hacían sentir su localía con gritos de guerra.

Así se escucha el "olé, olé" en Rusia:

Muchos de ellos bajaron en el estadio, pero quienes no tenían entrada para Rusia - Arabia Saudita siguieron una parada más con destino a los bosques donde se lleva a cabo la FIFA Fan Fest. En ese enorme predio, amantes del fútbol de los cincos continentes, protagonizaron una fiesta digna de ser vivida. Entre pantallas gigantes y vasos de cerveza, miles de hinchas disfrutaron el primer partido del mundial en un clima de absoluta armonía. Personas de diferentes idiomas, religiones, ideas políticas y razas dieron cátedra de convivencia en medio de un mundo dominado por el miedo y el odio.

Rusos, egipcios, peruanos, argentinos, uruguayos, australianos, franceses y una larguísima lista de etcéteras exhibieron orgullosos la bandera de su país sin que nadie pareciese molestarse por ello. Todos vivieron en paz la goleada 5 a 0 de los locales ante Arabia Saudita.

Así gritaron los rusos el segundo gol

La seguridad fue otra de las protagonistas del evento. El ingreso estaba controlado por scanners similares a los del aeropuerto, junto a cientos de policías que vigilaban celosamente todo lo que sucedía en la zona.

La pelota comenzó a rodar y Moscú es el centro de todas las miradas. No todo es deporte. El líder ruso, Vladimir Putin, tiene mucho en juego. Por estos días, su país es una gran vidriera y cada visitante contará luego a los suyos cómo vio las cosas en esta nación tan influyente en las relaciones internacionales.

Resulta difícil encontrar un clima de fiesta similar al que exhibe Rusia en estos días. El fútbol movilizó a personas de todo el globo y despertó la pasión de millones de fanáticos. Este deporte volvió a demostrar que es muchísimo más que 22 personas corriendo detrás de una pelota.


Comentarios