Opinión > OPINIÓN

¿Cuál será la sorpresa de la elección 2020?

En cada votación se dio algún resultado inesperado, que no estaba en las proyecciones, lo que deja espacio para la ilusión del que se tiene fe

Tiempo de lectura: -'

26 de septiembre de 2020 a las 05:03

Hace varias semanas me concentré en repasar la evolución electoral de cada departamento, revisar el entramado de apoyos en municipios del interior, comparar resultados nacionales con locales, y sopesar a los caudillos o “punteros” de región y localidades, cruzar todo eso con algunas encuestas y hacer sondeo propio entre colegas que trabajan en esos lugares..
¿Qué me inquietó tanto en un panorama de tendencias electorales congelado desde enero? 
Me preocupé por buscar cuál sería “la sorpresa” del domingo.
Me motiva entender eso, porque hay tal coincidencia en determinar favoritos partidarios para 15 departamentos y en concluir que hay escenarios de incertidumbre en otros cuatro (Salto, Paysandú, Río Negro y Rocha), que me cuesta creer que todo sea tan lineal.
Es posible que haya algo que nos estemos perdiendo, por distancia geográfica, desconocimiento de movimientos recientes en la sociedad, confusiones de un electorado que está más alejado de la información política; el covid-19 (gente que no irá a sufragar para evitar contagio, y otros que no llegarán del exterior o que no se trasladarán de ciudad para hacerlo), u otra cosa.
Las pocas encuestas que hay para el interior no son contundentes para algunos departamentos en los que la elección se da como asegurada para los blancos.
Y además, en las elecciones departamentales, que desde la reforma de 1996 están desvinculadas de la votación nacional, siempre hay sorpresas.
En 2005, sorprendió el Frente Amplio con su victoria en Treinta y Tres, un departamento muy blanco (de 18 elecciones que iban hasta ese momento, los nacionalistas habían ganado 16 y solo perdido en 1938 y 1942 por una crisis de división partidaria). El FA ganó con el empuje de su triunfo nacional de 2004
En 2010  hubo un par de sorpresas: en Artigas ganó el Frente Amplio con una candidata del MPP en un distrito muy colorado (de 19 elecciones que se habían hecho ahí, los colorados habían ganado 18 veces y los blancos solo una, en 2005). 
La otra sorpresa de ese año fue la victoria colorada en Salto, porque cuando Coutinho decía que se tenía fe para ganar, casi nadie creía que eso era posible
En 2015, la sorpresa vino en Río Negro con el triunfo frentista en un departamento que tenía tradición más colorada que blanca, pero que traía una década fuerte de caudillo nacionalista (Lafluf).
En varios casos hubo que esperar la apertura de sobres con “votos observados” y la diferencia fue de pocos, lo que significa que cuando hablamos de “sorpresa”, no se trata de esperar una avalancha de votos, sino de movimientos moderados que determinen un resultado ajustado que no estaba en las previsiones.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...