Estilo de vida > Urbanismo y espacios públicos

¿Cuáles son los problemas de diseño de los bancos de la Plaza Zabala?

Tres diseñadores industriales y de mobiliario reflexionan sobre la intervención en el espacio de Circunvalación Durango

Tiempo de lectura: -'

15 de mayo de 2019 a las 17:16

En 2015 el arquitecto y especialista en temas de urbanismo danés Jan Gehl llegó a Montevideo. Venía con varios trabajos de referencia en Copenhague, Nueva York y Moscú y con una idea que repite desde hace décadas: "La calle es para la gente". Todavía se pueden leer las notas de prensa del recorrido que hizo con el exintendente de la capital Daniel Martínez por 18 de julio. Esta semana el nombre del prestigioso arquitecto en sus 80 y tantos volvió a aparecer en la órbita de la Intendencia de Montevideo. En el comunicado del área de desarrollo urbano de la IMM que presenta y explica las estaciones de descanso –que se colocaron en los últimos días en Circunvalación Durango, la calle que bordea la Plaza Zabala– se puede leer lo siguiente: "Las estaciones de descanso responden a la metodología del urbanista Jan Gehl, quien plantea la posibilidad de ganar espacio público y peatonal en los sectores de exclusivo uso vehicular, favoreciendo al mejoramiento de las condiciones ambientales de los lugares donde se instalan". 

Las estaciones de descanso, ubicadas en la calle y compuestas por una zona delimitada por la pintura amarilla en el pavimento cuentan con una serie de bancos y vegetación, generaron indignación en los vecinos de la plaza que decidieron enviar una carta a la IMM, la cual hicieron pública. El texto, entre otras cosas, dice lo siguiente: "Este nuevo equipamiento, compuesto por toscos bancos y jardineras, resulta por demás pesado para ese lugar y violenta el refinado diseño realizado a fines del siglo XIX por Édouard André –célebre técnico francés de conocida actuación en los parques parisinos–, cuya propuesta conserva hasta hoy su plena belleza y vigencia". 

Estas estaciones de descanso ya fueron colocadas, por ejemplo, en la calle Bartolomé Mitre y, sin embargo, no se generó el nivel de indignación en la opinión pública que sí provocó su instalación en la Plaza Zabala. La explicación de esta reacción está en el valor arquitectónico y patrimonial que tiene esa zona que, para buena parte de la ciudadanía, le da un aire parisino a Montevideo. Federico Mujica, Carlo Nicola y Ana Sosa son diseñadores industriales y trabajan desde hace años en diseño de mobiliario. Los tres repiten, palabras más palabras menos, que el error está en el quiebre de la armonía de un espacio tan poético y querido como la Plaza Zabala.

Nicola –director del estudio de diseño Menini-Nicola y docente del posgrado de Mobiliario de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo– prefiere, primero, mirar el vaso medio lleno y dice que con estas acciones se lleva a una escala más humana la calle. Y después hace su valoración sobre el mobiliario. "Si los bancos son adecuados para el lugar, la respuesta es no. Es una plaza muy emblemática, con un estilo muy marcado. Es casi que el corazón de la Ciudad Vieja. Ponés un banco que es una solución más vinculada a lo comercial porque son iguales a los que están en Bartolomé Mitre. Y allí funcionan muy bien porque están pensados para encajonar ciertas actividades. Acá no tienen nada que ver. Hay una barrera visual entre la plaza y los bancos. Los bancos están pensados para poder configurarse en módulos y la plaza no es así", explica. 

Mujica –responsable del estudio de diseño MUAR– dice, por su lado, que cuando vio los bancos por primera vez a través de imágenes en las redes sociales lo que pensó fue que parecen asientos de tren que miran para un lado y para el otro. "En primera instancia, quizás a nivel proyectual de cómo concebir y cómo incidir en un espacio, hay que tomar en cuenta que es una joyita, es una plaza hermosa, diseñada por un paisajista francés, con una arquitectura muy interesante, ahí está el palacio Taranco. Es un entorno muy cálido. Entonces concebir un espacio donde los asientos están fuera de la plaza misma me genera muchas dudas desde los proyectual. Sacar el espacio de descanso de la plaza para ponerlo en la vereda me parece un error y no es por el tema del estacionamiento.Desde el diseño y el equipamiento la impresión que me dio es que no está a la altura de este tipo de plaza", afirma. Para Mujica para que el diseño se inserte en un lugar como la Plaza Zabala lo más recomendable es que sea un equipamiento curado para que se logre una buena resolución. 

 Ana Sosa –creadora del estudio de diseño Diario– dice, antes que nada, que poner bancos para sentarse afuera de una plaza es extraño. También explica que este tipo de enojos por parte de los vecinos y de la sociedad civil responden a que la Plaza Zabala es un "clásico" de la ciudad, una de esas joyitas que buena parte de los habitantes de Montevideo quieren preservar intactas. Más allá de eso hizo sus valoraciones sobre el mobiliario de las estaciones de descanso: "El estilo es tan diferente al de la personalidad plaza que hace ruido. El volumen de los bancos no los hacen muy neutrales; se rompió la armonía de ese rinconcito de la Ciudad Vieja. Si se hubiesen hecho bancos de cemento no tenían tanto protagonismo como ese mobiliario. El color también debería ser más neutro. El amarillo en el piso además es muy protagonista, parece una intervención artística. Todo es demasiado alto perfil para el alto perfil que tiene la plaza", concluye Sosa. 

Los tres diseñadores, de todos modos, reconocen que en los últimos años la intendencia y los distintos municipios han hecho intervenciones muy acertadas en la ciudad, que demuestran una mayor intención de llevar la vida a la calle y de que los habitantes de Montevideo colonicen ciertos espacios. Entre algunas de las acciones destacadas, Mujica menciona las ciclovías como un proyecto más amplio. Y, como intervención más puntual, los bancos de la plaza frente a Tres Cruces. "Son de hormigón con unas luces abajo y están muy bien resueltos". Para Nicola la gran apuesta es "contemplar, más allá de la estética, cómo se viven los distintos espacios de una ciudad como Montevideo". 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...