Economía y Empresas > MEGAENDEAVOR

"Emprender es como armar un puzzle"

Isabelle Chaquiriand y los estereotipos que existen sobre los emprendedores

Tiempo de lectura: -'

04 de junio de 2018 a las 11:48

Joaquín Symonds
Especial para El Observador

En el marco de la Mega Experiencia de Endeavor, la CEO de Atma y parte del equipo fundador de la Fundación Corazoncitos, Isabelle Chaquiriand opinó que la visión que se tiene sobre los emprendedores no siempre es la real. Aludió a que se tiene la impresión de que aquel que se embarca en esta aventura comienza en un garaje y después de unos años ya tiene su oficina en Wall Street. "Se piensa que son como un Don Quijote contemporáneo", opinó Chaquiriand.

Por otro lado, existe el estereotipo de "Juan Cotillón, aquel que habla con palabras en inglés, suena divertido y no deja de mencionar su idea de negocios", pero la CEO de Atma afirmó que, cuando se investiga un poco sobre este tipo de personaje dentro del mundo emprendedor, se encuentra que en realidad la idea y la manera en que la llevan a cabo es muy pobre.

"Emprender es como armar un puzzle", ya que debe haber un plan y una organización previa antes de empezar a ejecutar la acción. Además de hacer la similitud con el clásico juego, Chaquiriand habló del patchwork, el arte de hacer una manta con retazos de telas. "Emprender es tener una cognitividad ambidiestra, saber hacer un plan así como ejecutarlo con los recursos disponibles".

La empresaria subrayó que estas dos maneras de actuar se vuelven indispensables no sólo para emprender una start up, también en el diario vivir son elementales. "La mentalidad emprendedora se vuelve la esencia del ser humano", opinó Chaquiriand.

También hizo énfasis en la pregunta de ¿por qué algunos deciden emprender? En este sentido hay un factor que los "prende fuego" por dentro, una idea, un nicho o una pasión que se vuelve un objetivo a seguir y decanta en una idea. "Esto hace que se pegue el salto y se salga de la zona de confort en busca de algo más".

Con ejemplos personales, como ser el de su abuelo, Chaquiriand explicó que muchas veces el salto se da por motivos externos haciendo que no quede otra alternativa más que "saltar de una pecera a la otra".

El momento de dar el salto

En el año 2003 Chaquiriand se sumó al equipo de Atma, una empresa que ya pertenecía a su familia. La compañía estaba atravesando por una de las mayores crisis. "Me acuerdo de entrar a la fábrica y que se escucharan el ruido de mis tacos contra el suelo". Isabelle Chaquiriand comentó que en ese momento decidió "pegar el salto", porque había una realidad que no se podía dejar pasar.

Algunos años después de superada la crisis, la CEO de Atma cree que la clave estuvo en la capacidad de crear, reinventar y gestionar. "Todos tenemos un problema que nos complica, a todos en algún momento nos patean el tablero", señaló. En esta línea, para la empresaria uno de los mayores logros, cuando se presentan esta situaciones, es poder controlar y ser dueño del destino de la compañía.


REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...